Liga Endesa Jornada 22: FC Barcelona 94 Real Madrid 72

No es tu guerra

Cargando...

Victoria merecida del FC Barcelona, que le puso más ganas e intensidad a un partido, donde los jugadores del Real Madrid, tenían puesta su mente en el decisivo partido del próximo martes en Milán. Rudy Fernández con 11 puntos y Fabien Causeur con 10, fueron los únicos madridistas en superar los 10 puntos. Los blancos siguen líderes de la ACB con 19-3 de balance.

ACB Photo V. Salgado ACB Photo V. Salgado ACB Photo V. Salgado ACB Photo V. Salgado ACB Photo V. Salgado ACB Photo V. Salgado ACB Photo V. Salgado

La competición no se detiene, y nuevamente nos llega un nuevo clásico, donde afortunadamente para el Real Madrid, era un partido de Liga Endesa y totalmente irrelevante para un Real Madrid totalmente centrado en la Euroliga, donde el martes le espera un partido crucial para su clasificación entre los cuatro primeros. Por el contrario, al FC Barcelona, el resultado de este partido, resultaba muy importante ya que han declarado sus intensas necesidades de lograr el título de liga para paliar tan decepciónate temporada. Además, las bajas de dos bases como Sergio Llull y Luka Doncic, acompañado de la mala temporada de Chassson Randle, precipitaba a bajar las pulsaciones de Facundo Campazzo, jugador capital en estos momentos, antes de la vuelta del ídolo esloveno. Por tanto, no pedíamos que el Real Madrid “no disputase” el encuentro de esta tarde, simplemente solicitábamos que forzase en exceso una posible lesión o un cansancio excesivo. Y es que la diferencia en la clasificación – 5 victorias de diferencia, tras 21 partidos jugados – al cuadro blaugrana y hasta de 4 sobre el segundo clasificado, permitía al Real Madrid, a centrarse en el verdadero objetivo del mes de marzo, que no es otro que cerrar con buen pie, la liga regular de la Euroliga.

clorin 1200 200

Así es. Dejémonos de nombres y busquemos objetivos. Precisamente, la temporada pasada, el Real Madrid logró ser campeón de las ligas regulares de la Liga Endesa y la Euroliga, pero para el aficionado madridista, no les sirvió de acicate para pensar en una buena temporada. Al contrario, se habló de fracaso y cambios de rumbo este verano. Ahora el Real Madrid está cumpliendo los objetivos marcados para el mes de marzo. Es cuarto en Euroliga con 3 victorias de ventaja sobre el noveno clasificado – a falta de 5 jornadas – y es líder de la liga Endesa con cuatro victorias sobre el segundo clasificado a falta de 11 jornadas. Por tanto, era una quimera haber salido a ganar el partido del Palau de esta tarde, ante un rival que se jugaba mucho más que el doble que los de Laso.  Y todo el previo se hizo realidad en el minuto 5 con un parcial de 16-6 para el club blaugrana, que no se pareció en nada aquel equipo que 7 días atrás anotaba 61 puntos en 40 minutos en Murcia. Quizás el equipo blaugrana, quería devolver el 74-101 de apenas 15 días en la Euroliga. Ese 16-6 de parcial, sentó a Campazzo con solo 3 puntos y 1 asistencia en el primer cuarto, incapaz de detener a Thomas Heurtel el cual, lideraba al cuadro blaugrana en el primer cuarto. Pero los blancos, no entraban en el partido, 14 puntos anotados, con un 41% de acierto y 4 balones perdidos, era una pobre estadística para pelearle un partido a un motivado FC Barcelona que, por culpa de su 2/7 en tiros libres, solo pudo irse al final del primer cuarto, 21-14. Es decir, parcial de 5-8 en 5 minutos de todo un FC Barcelona Real Madrid.

Pero el Real Madrid, quería tener una nueva oportunidad. Dos canastas consecutivas de Felipe Reyes y Gustavo Ayón, devolvían al Real Madrid al partido 21-18 en el minuto 11. La defensa madrileña, aumentaba su intensidad, en busca de réditos para seguir en la lucha por el partido, con un parcial de 2-8 en tres minutos. El juego interior madridista, con Ayón y Felipe de protagonistas, acercaban al Real Madrid, aún muy dubitativo en ataque con el 28-25 del minuto 15. Ambos jugadores, anotaban 7 de los 15 puntos del Real Madrid en este segundo cuarto, donde el resto compañeros, desperdiciaban sus opciones en el tiro exterior, con 1/10 al descanso, siendo 0/6 sólo en el segundo cuarto. Por ello, se empezaba a diluir las opciones del Real Madrid de llevarse el partido, junto a la normal presión catalana que rompía la defensa blanca a base de triples. Cuatro triples consecutivos, daban alas a los locales que en apenas 3 minutos, conseguían un parcial de 13-4 para seguir martilleando a los jugadores de Pablo Laso, que no ofrecían respuesta. Dicho parcial, aumentaba la intensidad de los blaugranas, deseando además atestar un duro golpe a la moral del Real Madrid, aunque más enfocados a reconciliarse con su afición que a producir heridas en su gran rival. Cierto es, que el golpe fue muy duro. Nadie esperaba que el FC Barcelona se fuese al descanso con 16 puntos de ventaja, 45-29, siendo un parcial de 20-4 en cinco minutos que ya sentenció el partido. Sentenció el partido, porque el Real Madrid tenía en la cabeza el duelo del próximo martes en Milán. Solo Anthony Randolph, superaba los 11 minutos jugados al descanso y era el máximo anotador del equipo blanco con 4 tristes puntos. Por otro lado, viendo como hasta 7 jugadores del Barcelona jugaban más de esos 11 minutos, demostraba que equipo estaba más obligado a luchar por el encuentro. Ocho tiros más intentados, un 56% en triples por un 10% del Real Madrid, minutos para Yusta y Radoncic, no permitía mirar más allá del minuto 40 de este partido, donde el Real Madrid, pronto quería pasar página.

Aunque no perdamos de vista la buena fe de Pablo Laso y sus chicos. Sus ganas de remontar, empezaron con tres lanzamientos desde el triple, con muy poca fortuna, ya que esta tarde, no parecía ser el día. Para más inri, un acalorado Heurtel anotaba un nuevo triple que colocaba al Barcelona en un increíble 60% en triples en 22 minutos disputados, para posteriormente realizar una falta flagrante sobre Facundo Campazzo, que los árbitros no quisieron ver. Nuevamente el juego sucio, volvía a emborronar un partido de baloncesto, que ya estaba decidido desde el descanso. El FC Barcelona, gastaba sus faltas en detener al único jugador capaz de iniciar la posible remontada, una remontada que parecía imposible tras el claro 11-4 de parcial en 5 minutos, siendo los puntos del Real Madrid, anotados desde el tiro libre, dejando ya al Barcelona, por encima de los 20 puntos, 56-33 minuto 25. Tan raro se había convertido el encuentro, que la primera canasta en juego del Real Madrid, fue anotada por Chasson Randle a falta de 15 segundos para terminar el cuarto, ante un FC Barcelona que pese a la diferencia de puntos, había realizado 11 faltas personales en este tercer cuarto con un parcial de 27-17 en el cuarto. No dejaba de ser curioso, que 15 de los 17 puntos anotados por el Real Madrid, fuesen de tiros libres. Mientras, en el FC Barcelona, Thomas Heurtel seguía destacando con 16 puntos 3 rebotes y ya 4 asistencias. Manteniendo su 60% en triples y un 54% en tiros de campo. Nada que ver con un 34% en tiros de campo del Real Madrid, con un 6% en triples y apenas un 44% en tiros de campo. No se puede alegar nada más, que el 72-46 que marcaba el marcador del Palau al final del tercer cuarto.

El último cuarto no sirvió de mucho. Al menos para el Real Madrid, que contaba con Randle, Caseur, Rudy, Radoncic y Felipe de inicio. Pero sí al equipo de Pesic, quizás jaleado por las ganas de devolverle al Real Madrid el +27 de la Euroliga de hace 15 días, demostrando sentirse heridos en su orgullo, pese a ser dos competiciones distintas y encontrase a 5 victorias en Liga y a 7 victorias e Euroliga, del Real Madrid. Aun asi, el Barcelona seguía jugando con intensidad, llegando a un 48% en triples y realzando nuevamente hasta 8 faltas personales – que sumadas a las del tercer cuarto – provocaban 19 faltas en solo 20 minutos. Pero lograban su objetivo de alcanzar los 30 de diferencia, 84-54 minuto 35 gracias a los 21 puntos de Heurtel. Pero el Real Madrid pudo maquillar el partido al final con un parcial de 2-13 en casi cuatro minutos. El sueño de los 30 puntos, se desvanecía a un FC Barcelona, que deberá de seguir peleando los partidos que le quedan de Liga Endesa donde, pese a estar con 15-7 de balance, solo está 3 victorias por encima de la novena plaza y a cuatro por detrás de la primera plaza, estando además eliminado de la Euroliga. El Real Madrid, pasó el trámite de la visita al Palau, con la mente puesta en otro decisivo partido de Euroliga del martes en Milán, donde los blancos se juegan media cuarta posición final. Porque afortunadamente, el dichoso y largo calendario, permite a todos los equipos “dejarse ir” en algunos encuentros, para centrarse en los que realmente, te juegas algo importante.