Euroliga Jornada 04: AX Armani Exchange Milán 78 Real Madrid 70

Perdidos tras el descanso

Cargando...

El Real Madrid perdió una gran oportunidad de igualar su balance en Euroliga, tras despreciar un +11 al descanso contra un Armani Milán que despertó con un enorme Sergio Rodríguez con 25 puntos y 7 asistencias. Los blancos se desvanecieron en la segunda parte con 28 puntos anotados y 11 balones perdidos. La escasa aportación exterior del equipo de Laso, otra preocupación más a resolver.

Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net

El Real Madrid tenía anoche en Milán toda una prueba de fuego para demostrar si la mejoría mostrada el domingo contra Herbalife Gran Canaria (90 puntos) y el miércoles contra Khimki Moscú (94 puntos) era el nuevo camino escogido por el equipo de Pablo Laso o debíamos esperar una semana más. Y es que éste Real Madrid lleno de dudas, visitaba la pista del Armani Milán, equipo preparado para asaltar la competición y llegar a la Final Four. Las 14 victorias consecutivas – 7 en el Mediolanum Forum – de los blancos, ya no hacían favoritos al equipo madrileño que volvía a jugar con el agua al cuello y la presión de verse clasificado en el fondo de la tabla. Volvía Carlos Alocén a la convocatoria blanca, por el lesionado Jaycee Carroll. Seguía fuera Anthony Randolph, lo que provocaba que el roster interior del Real Madrid, seguía manteniéndose muy afectado.

Por tanto, me sorprendió que Pablo Laso de inicio colocase a Gaby Deck como alero con Garuba y Tavares como interiores. Carlos Alocén debutaba en la Euroliga y además lo hacía de titular y le acompañaba Alberto Abalde para hacer las veces de escolta. Al menos el Real Madrid salió con mayor intensidad, tanto en ataque como en defensa, con un gran Alberto Abalde con 3/3 en triples y Usman Garuba en defensa con 6 rebotes. Además Armani Milán no estaba para nada acertado en ataque con un 27% en tiros de campo en el primer cuarto. El primer parcial era claro color madridista, 4-11 en el minuto 5. La lesión de Delaney aceleró la entrada de Sergio Rodríguez y el tinerfeño intentó cambiar el signo del partido. Pero el plan del Real Madrid era otro. Solo 1 canasta de dos puntos – la primera – después de 7 intentos, fue el pobre bagaje de los blancos en el primer cuarto que estuvo infalible desde el triple, primero con los 3 consecutivos de Alberto Abalde y finalmente con el 2/2 de Trey Thompkins que también sorprendió que sustituyera a mitad del cuarto a Edy Tavares, sin problemas en las faltas personales. El partido se enfrió y en 3 minutos el parcial era 4-2 para los italianos y empezaba a ser una oportunidad perdida del Real Madrid para escaparse en el marcador. De poco valió el 5/8 en triples al final del primer cuarto, si las 4 pérdidas de balón permitieron más oportunidades para el Olimpia Milán. Al final del primer cuarto se llegaba con 10-19 para el Real Madrid donde ya habían jugado hasta 9 jugadores.

Los síntomas del Real Madrid no engañaban. El equipo ni mucho menos está al 100% y las derrotas de Vitoria y ante el Valencia Basket dejaron muy tocada la moral madridista, donde toda la masa social busca culpables en vez de encontrar soluciones. El Real Madrid buscaba continuar con su acierto ofensivo en una segunda unidad que traía la novedad de Facundo Campazzo y, en este Real Madrid raruno, el base argentino ni siquiera realizó lanzamiento alguno en la primera parte. Fue Sergio Llull y Trey Thompkins los que volvieron a poner tierra de por medio en el marcador, a pesar del esfuerzo de Sergio Rodríguez en reconducir a su equipo con 7 puntos y 5 asistencias. Pero el acierto de Armani Milán no llegaba y se quedaba en un escaso 39% en tiros de campo al descanso. Y esto provocaba que el Real Madrid siguiese dominando con facilidad 20-31 en el minuto 15, pero sin llegar a hacer un gran partido. Armani Milán conseguía doblar su puntaje del primer cuarto en poco tiempo lo que hacía poner más dureza en el Real Madrid que con dos triples consecutivos de Jeff Taylor, conseguía la máxima diferencia en el marcador 24-38 en el minuto 17. El Real Madrid contestaba todo intento italiano de remontada con Tavares dominando la pintura con 6 puntos 6 rebotes y 2 tapones. Un maldito triple de Sergio Rodríguez sobre la bocina final, acercaba al Armani Milán 31-42 al descanso. Una primera parte, que pasamos a repasar para compararla con lo que pasó en la segunda que ahora resumimos. 42 puntos anotó el Real Madrid con 10 puntos de Thompkins 9 de Abalde y 0 de Campazzo. 48% en tiros de campo – 53% en triples – 6 pérdidas – 1 en el segundo cuarto – y 56 de valoración.

clorin 1200 200

Tan importantes eran esos números como dejar a Armani Milán en 39% de acierto en el tiro solo 4 tiros libres lanzados y con la mitad de los puntos anotados por Sergio Rodríguez y Tarczewski  y 23 de valoración. Pintaba oros para el Real Madrid, pero en sensaciones no parecían estar cómodos frente a un equipo creado para triunfar. Y eso fue lo que sucedió en el tercer cuarto. Un Armani Milán que empezó anotando todos sus ataques y un Real Madrid que perdía todos sus ataques. No es broma, cuatro pérdidas de balón del Real Madrid en los dos primeros minutos del tercer cuarto que sencillamente, permitía la recuperación de Armani Milán con un parcial de 10-0 en 4 minutos, que rompió la primera canasta de Facundo Campazzo en el partido, que solo lanzó esa vez en los 3 primeros cuartos. Otra canasta de Alberto Abalde, daba algo de oxigeno al Real Madrid 40-46 en el minuto 25. Un Abalde, que jugaba su mejor partido oficial con el Real Madrid pero que se lesionó en el minuto 29 por un pinchazo en su pierna cuando llevaba 14 puntos y 4 rebotes en 19 minutos. Pero el Real Madrid seguía atascado en ataque, no solo por su porcentaje, sino por las pérdidas de balón, que ya dejaron de ser un problema para convertirse en un drama siendo 9 las bolas que perdían los de Pablo Laso, además de las 8 faltas señaladas en este cuarto – las mismas que en  toda la primera parte – que ayudaron con los tiros libres al Armani Milán a ponerse a tiro del Real Madrid. Además Sergio Rodríguez estaba deseoso de pintarle la cara a su ex equipo y con 8 puntos consecutivos dejaba un marcador muy apretado al final del tercer cuarto 54-55 para el Real Madrid. Parcial 23-13 para los locales, que volvieron a enseñar los peores síntomas de un Real Madrid que sigue enfermo con 8 pérdidas de balón en este cuarto y un 4/20 en tiros de campo. Ahora sí, la enfermedad era evidente.

Y cuando todo esto ocurre en un equipo acostumbrado a ganar, se pierde también la concentración. En el último cuarto, todo lo que tenía que salir mal, salió mal. Las pérdidas aumentaron, los errores exteriores también, el número de faltas – incluida la técnica a Pablo Laso – bordeaban las 20 señaladas y al show de Sergio Rodríguez, se sumo Shavon Shields con 10 puntos en este cuarto que dejaban ya un parcial de 8-0 en dos minutos y cuatro faltas señaladas a los blancos. A remolque y con un Campazzo que empezó a lanzarse triples sin acierto y terminando con 5 puntos y 3 asistencias, lejos de su nivel. Solo Thompkins con sus 15 puntos y los ya comentados 14 de Abalde, fueron la mejor progresión ofensiva de un Real Madrid que se vino abajo tras el descanso con un 36% en tiros de campo en la segunda parte y siendo mero espectador de los 25 puntos y 7 asistencias de Sergio Rodríguez en su mejor partido en Europa. Nueva derrota del Real Madrid, previsible si vemos al rival, pero preocupante por el juego desplegado. 70 puntos 43% en tiros y 17 pérdidas – 9 en el tercer cuarto – no son buenos números para luchar por una victoria. Ahora los blancos son 15º con 1-3 de balance y teniendo que visitar el Palau Blaugrana el viernes que viene para enfrentarse a uno de los favoritos para estar en la Final Four. Esperemos que para entonces, el enfermo se haya tomado sus medicinas.