Liga Endesa Jornada 09: Valencia Basket 78 Real Madrid 86

Por el camino correcto

Cargando...

Victoria contundente del Real Madrid que realizó una primera parte magnífica anotando 50 puntos en dos cuartos con unos procentajes increibles desde el triple. Heróica reacción de Valencia Basket en la segunda parte anotando 53 puntos, pero recibiendo 36 de los blancos que supieron mantenerse con los 17 puntos de Carroll y los 15 de Abalde y Thompkins. El equipo de Pablo Laso lavó su imagen del anterior partido contra Valencia Basket y se mantiene líder invicto de Liga Endesa tras 9 jornadas.

ACB Photo / M. Á. Polo ACB Photo / M. Á. Polo ACB Photo / M. Á. Polo ACB Photo / M. Á. Polo ACB Photo / M. Á. Polo ACB Photo / M. Á. Polo ACB Photo / M. Á. Polo ACB Photo / M. Á. Polo

En los fríos días de invierno, el mínimo rayo de Sol es ovacionado y tratado de esperanza. Algo así debieron pensar muchos aficionados del Real Madrid tras la trabajada y gran victoria del equipo de Laso, el pasado jueves contra el Bayern Múnich en la Euroliga. Pero, como decimos inicialmente, cuando tu racha actual es negativa, desconfías del último resultado y esperas que la situación actual cambie por completo. Y una de las mejores maneras de comprobarlo, era repetir el duelo contra Valencia Basket, pero esta vez en la Liga Endesa. Si creyésemos en casualidades, en la tarde de ayer jugaban el líder contra el décimo clasificado, pero en la realidad jugaba el Real Madrid contra el único rival que ha sido capaz de asaltar el WiZink Center. Y, si queremos que el Real Madrid vuelva a ser el del pasado jueves, muchas cosas acontecidas en aquel 8 de octubre, debían cambiar absolutamente. El Real Madrid repetía roster, con las bajas de Causeur y Deck por lesión, junto a las de Felipe Reyes y Boris Tisma.

Por tanto, Pablo Laso quiso dar continuidad a los mismos jugadores que derrotaron el pasado jueves al equipo alemán. Jaycee Carroll y Alberto Abalde, se ganaron el derecho a ser titulares tras su gran encuentro de Euroliga, de igual manera que un renacido Anthony Randolph. Facundo Campazzo y Edy Tavares, completaron el quinteto inicial del Real Madrid en su duelo contra Valencia Basket. El partido comenzó con un ritmo altísimo con mucho juego interior, pero sin acierto 0-2 en dos minutos. Pero ese poco acierto quedó en anécdota cuando Jaycee Carroll volvió a disponer del balón en sus manos. Siete puntos consecutivos del de Wyoming llevaron el partido a un parcial de 4-10 para un Real Madrid muy concentrado en defensa y acertado en ataque, 4-12 minuto 5. De nuevo el “20” madridista era la base ofensiva en donde desembocaba cada ataque madrileño que, por cierto, contabilizaba 3 pérdidas de balón en el primer cuarto, por 4 en todo el partido contra el Bayern Múnich. Pero Valencia Basket no encontraba ventajas a esas pérdidas consiguiendo apenas 2/9 en tiros de campo en 8 minutos y una valoración de 0. En cambio, el ataque madridista era acierto una y otra vez, ya no solo con los 12 puntos anotados por Jaycee Carroll, sino por los otros 16 tantos anotados por los otros cuatro jugadores que iniciaron el partido. Fue un primer cuarto tremendo, porque el parcial llegó a ser de 0-16 en 5 los siguientes cinco minutos con un Valencia Basket desesperado que ni siquiera detenía el juego con faltas o tiempos muertos. El Real Madrid jugaba a su antojo y si además contribuye con un 69% en tiros de campo, lo lógico era encontrarnos con un claro 6-28 al final del primer cuarto. Si quedaba alguna duda que solventar del partido de Euroliga, el Real Madrid las disipó en el primer cuarto con un 66% en triples 11 rebotes y 6 asistencias. El pobre primer cuarto valenciano, vino dado por el 21% en tiros de campo 5 balones perdidos y -1 de valoración global.

No era la primera vez que el Real Madrid iniciaba un partido de tal manera este mismo año. El pasado 17 de junio, también en Valencia, el Real Madrid derrotaba al Herbalife Gran Canaria 37-16 en el primer cuarto con un 13/17 en tiros de campo y un 8/11 en triples. Pero el aluvión blanco tuvo su primer descanso al comienzo del segundo cuarto, donde Valencia Basket, de la mano de Vanja Marinkovic con dos triples, anotaba en 4 minutos los mismos puntos que en toda la primera parte. Incluso al Real Madrid le costaba tener el mismo acierto que en los primeros diez minutos, aunque mantenía la diferencia 16-36 minuto 15 de partido. No es el mismo acierto, pero en el triple el Real Madrid continuaba descomunal con un 6/10 en este segundo cuarto que colocaba un enorme 12/19 en triples al descanso. El resto venía de la reacción de Valencia Basket triplicando su anotación del primer cuarto con un Marinkovic sensacional con 4/5 en triples y 12 puntos anotados de los 19 de su equipo. Fue el único anotador exterior de un equipo donde Mike Tobey acompañaba desde lejos con 4 puntos y 3 rebotes. Pero el buen acierto blanco desde el triple, se quedó huérfano de su compañero interior con un 1/7 en tiros – un mate de Taylor - desde la zona, con la pareja Thompkins y Garuba en cancha. Los blancos bajaron prestaciones en ataque con un 41% de acierto en el tiro de campo, aunque aumentaron distancias gracias al triple, consiguiendo 4 de manera consecutiva en un parcial de 1-6 en dos minutos o de 8-14 en 5, que dejaba un clarísimo 25-50 para el Real Madrid al descanso. De nuevo anotación global del Real Madrid con 12 puntos de Carroll y con todos los jugadores anotando al menos una canasta en juego.

clorin 1200 200

El descanso presumía las intenciones de Valencia Basket de buscar una última intentona de remontada y de comprobar el estado de concentración de un Real Madrid muy parecido a la cara que vimos el pasado jueves que al día que se enfrentó por primera vez a Valencia Basket. 50 puntos anotados, 63% en triples, 20 rebotes o 6 pérdidas, con 25 puntos recibidos. De mantener esos datos, hubiese sido de largo el mejor partido de la temporada, pero el orgullo taronja no lo iba a permitir. Además, el comienzo del tercer cuarto fue un cúmulo de situaciones en donde los árbitros se convirtieron en tristes protagonistas. Primero con dos personales cuestionables de Randolph en defensa que le descentraron para el resto del partido y posteriormente con dos técnicas al entrenador de Valencia Basket y otra más a Van Rossom y 30-52 para el Real Madrid en el minuto 22. Pero quien más se descentró con estas situaciones fue el Real Madrid que solo pudo anotar desde el tiro libre y recibió un parcial de 11-5 en cuatro minutos de un Valencia Basket que encontraba agujeros en la zona donde no debía verlos. Además el Real Madrid tardó otros cinco minutos en anotar en campo, siendo la segunda canasta dentro de la zona en más de 15 minutos consecutivos, algo impropio de un equipo con semejante juego interior. Y es que el acierto en el tiro cambió de color del blanco al naranja, donde el equipo taronja había conseguido en 7 minutos 23 puntos, por los 25 que habían anotado en los 20 minutos anteriores. Un auténtico partido de rachas, donde la salida de Trey Thompkins en los 3 últimos minutos del tercer cuarto, fueron fundamentales para aliviar el acierto madridista, que volvió a contar con Abalde y Carroll como estiletes. Pero un parcial de 0-7 en dos minutos, dejaba un 55-70 al final del tercer cuarto, donde Valencia Basket reaccionaba con 30 puntos anotados en este cuarto y un 58% en tiros de campo.

Pero su mayor problema – además de -15 en el marcador – residía en que el Real Madrid había anotado, otra vez (por séptimo cuarto consecutivo) – 20 puntos, quedándose lejos en el triple, pero mejor desde la zona hasta el 46% en tiros de campo. Aunque, de la mano de Labeyrie con 14 puntos y Prepelic con 7, el Valencia Basket consiguió ponerse a 6 -71-77 – en el minuto 36 de partido con un parcial de 14-1 en 4 minutos, donde los blancos cedieron hasta 5 pérdidas de balón y un 42% en tiros de campo y otra vez, una única canasta dentro de la zona. Un tiempo muerto de Pablo Laso calmaba los ánimos de los suyos y rebajaba la euforia levantina para cerrar el partido con un parcial de 7-9 y darle la octava victoria consecutiva al Real Madrid en Liga Endesa y la cuarta consecutiva desde la derrota en Barcelona. Además el equipo blanco, va resolviendo poco a poco sus dudas, anotando 91 puntos de media en los últimos cuatro partidos y metiendo en rotación a Jaycee Carroll – 13 puntos 14 valoración en 4 últimos partidos – Alberto Abalde – 9 puntos en 4 últimos – y Trey Thompkins – 13 puntos 5 rebotes y 18 de valoración – que también fueron los mejores de la victoria de ayer de un Real Madrid, que ya va encontrando el camino correcto.