Euroliga Jornada 09: Real Madrid 104 Khimki Moscú 76

Puntería Afinada

Cargando...

Artillería pesada del Real Madrid que fulminó al Khimki Moscú con un 58% en tiros de campo, que llegó a ser un 65% al final del tercer cuarto donde los blancos habían anotado 92 puntos. Randolph con 19 puntos 5/6 en triples, Campazzo 15 puntos y 5 asistencias, Tavares 15 puntos y 5 rebotes y Jordan Mickey con 13 puntos y 4 tapones, lo mejor del equipo blanco. Volvió Thompkins, quien anotó 9 puntos. Los blancos, se asoman a los puestos de Playoffs.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Empezábamos una semana clave en la Euroliga. No solo porque se disputan dos partidos esta semana, sino que además, se jugaban contra los dos equipos de Moscú que curiosamente compartían el liderato de la competición con 6-2, junto a otros 4 equipos. La moral recogida de la victoria del clásico del jueves, más los duelos directos entre los líderes de la clasificación, ubicaba como vital las victorias del Real Madrid en estos dos encuentros para no solo subir puestos en la clasificación, sino también para dar un duro golpe a FC Barcelona, Khimki y CSKA Moscú. Anoche, era el equipo de nuestro querido Rimas Kurtinaitis quien visitaba el WiZink Center. Como decíamos, balance de 6-2 habiendo ganado 4 de los últimos 5 encuentros, para un Khimki que ya no era solo de Alexey Shved, sino que otros jugadores NBA como Jerebko o Jeremy Evans, estaban realizando un fantástico juego en la Euroliga. Por su parte, el Real Madrid, volvía a la Euroliga tras perder su imbatibilidad en la Liga Endesa, aunque recuperaba caras conocidas para afrontar este partido, por ejemplo Trey Thompkins, que debutaba este año en la Euroliga, ocupando el lugar del enfermo Fabien Causeur.

clorin 1200 200

Por tanto volvía el quinteto clásico del Real Madrid con Campazzo, Deck, Taylor, Randolph y Edy Tavares. En lo personal, esperábamos ver el continuo crecimiento de Campazzo y Tavares que parece volver a ser los mismos – enormes – jugadores que deleitaron la temporada pasada y confiábamos en que Gabi Deck y Anthony Randolph siguiesen con su buena racha esta temporada. Y la racha continuó y también la del equipo madridista, puesto que Facundo Campazzo y Anthony Randolph querrían imitar el primer cuarto blanco frente al FC Barcelona y sumaban 13 de los 15 primeros puntos del Real Madrid, 15-8 en el minuto 4. Y Khimki Moscú tenía que dar gracias al trío arbitral puesto tuvieron dos oportunidades conseguidas de 2+1. Así podríamos resumir este primer cuarto, con un veloz Real Madrid que además contaba con un alto porcentaje en el tiro y un Khimki que seguía contando con el tiro adicional en sus jugadas en ataque. Y sí el Real Madrid buscaba no cometer faltas personales, se descentraba en defensa, permitiendo la remontada del equipo moscovita con un parcial de 2-8 en dos minutos. Esto permitía ver un partido con muchos puntos en este primer cuarto, con un Shved sensacional con 9 puntos y Evans con 7. Khimki se ponía 24-25 en el marcador en el minuto 9, pero curiosamente, sería la última vez, que veía la matricula en el partido al Real Madrid. Porque en los últimos 100 segundos del cuarto, Facundo Campazzo y Anthony Randolph decidieron dar un golpe en la mesa y cerrar el primer cuarto con un parcial de 7-0 y darle la victoria al Real Madrid 31-25 al final del primer cuarto. 23 de los 31 puntos del Real Madrid fueron conseguidos por Campazzo y Randolph con un 4/5 en triples entre ambos. Y es que los blancos cerraron el primer cuarto con 31 puntos y 62% en tiros de campo y mostrándose eléctricos en el juego.

Enorme Campazzo, quien con sus 10 puntos y 4 asistencias, ya contaba con 18 de valoración en el primer cuarto y Anthony Randolph llevaba 13 con 3 triples. La mala noticia, fue la lesión – posible rotura de nariz – de Jeff Taylor que solo pudo estar en cancha 4 minutos de juego. Como premio a su gran trabajo, los dos jugadores madridistas acompañaron a Llull Rudy y Mickey en el segundo cuarto. Un Jordan Mickey que jugaba contra su ex equipo y que iba a darnos una lección de lo gran jugador que es. Y es que el tejano nos forzaba a frotarnos los ojos con 11 puntos 2 rebotes y 3 tapones en este cuarto, con una superioridad exultante. Por arriba, en jornada individual o con asistencia, el ex de Khimki dominaba ambas zonas, ayudando a su equipo a realizar un espectacular parcial de 18-9 en 5 minutos, para el 49-34 del minuto 15. Y es que los blancos se olvidaron de su mal partido desde el triple de Bilbao, y en este segundo cuarto, consiguieron nada menos que un 5/8 con gran acierto de Jaycee Carroll. Y es que si el Real Madrid tiene acierto en el triple, es feliz. Corre y es feliz, muestra intensidad defensiva y ya da comienzo al espectáculo. Y todo esto se traduce en un segundo cuarto bestial con 34-17 de parcial – sí 34 puntos – con un 13/20 en tiros de campo con 12 rebotes y 5 asistencias. Así era normal que al descanso el partido estuviese ya sentenciado con el 65-42 para el Real Madrid. Porque mucho tendría que cambiar el equipo blanco en la segunda parte sí fuesen a pasar problemas.

Porque tres jugadores blancos, Randolph (16), Campazzo (12) y Mickey (11) sumaban solo 3 puntos menos que todo Khimki (42) en la primera parte. Una primera parte perfecta, que ayudaba a Pablo Laso a proponer descansos programados en sus jugadores con vistas al partido del próximo viernes contra el CSKA Moscú. A pesar de ello, Pablo Laso inició el tercer cuarto con el mismo quinteto inicial sin el lesionado Taylor. El Real Madrid seguía enchufado y con intensidad, consiguiendo un increíble 10-0 en 3 minutos, contra un Khimki Moscú que empezaba a tener alergia a la pintura e intentaba mejorar su escaso 27% en triples. La alergia en la pintura, venía previsto por el terror de la sombra de Edy Tavares que en el tercer cuarto se descolgó con 10 puntos y 4 rebotes. A todo esto, la diferencia ya era escandalosa, 81-44 en el minuto 25, lo que hizo cerrar el encuentro a ambos entrenadores. Alexey Shved no volvería a jugar y se quedaría con 12 puntos en 22 minutos de juego. Tampoco jugarían más ni Anthony Randolph que se quedó en 18 minutos con 19 puntos 5/6 en triples y 23 de valoración, ni Facundo Campazzo que se fue a descansar con 15 puntos 5 asistencias y 3 robos con 22 de valoración. Y por culpa de la lesión de Jeff Taylor, Gabriel Deck tuvo que hacer trabajo extra con 29 minutos, anotando 9 puntos cogiendo 5 rebotes y dando 4 asistencias. Porque este Real Madrid no soltaba el pie del acelerador con otros 27 puntos en este tercer cuarto, lo que sumado a los 65 puntos del descanso, sumaba un increíble 92 puntos en tres cuartos, una pasada. Porque los blancos cerraban el tercer cuarto 92-56 con un 65% en tiros de campo y un 72% en triples.

Y es que ya eran hasta 4 jugadores del Real Madrid que habían anotado más de 10 puntos, al que se sumaría Jaycee Carroll en el último cuarto con sus 3 triples, el último anotado tras un rechace recibido. La aventura del último periodo, nos permitió los descansos de los jugadores con más minutos y nuevas oportunidades para Nico Laprovittola, Usman Garuba o el mismísimo Trey Thompkins, con 9 puntos anotados de su marca registrada al step back. Estos minutos permitieron a Khimki Moscú a maquillar el resultado con Anthony Gill anotando 12 puntos y Chris Kramer que se vistió de Shved para anotar 14 puntos. Evidentemente, el equipo ruso tampoco se tomó muy en serio los 10 minutos finales, puesto tienen que visitar Valencia mañana jueves. Con esta victoria, el Real Madrid recibirá a CSKA Moscú con posibilidad de alcanzarle en la clasificación, a la espera de conocer el resultado ruso ante el Baskonia en la noche de hoy miércoles. Un Real Madrid que sigue creciendo y que en la noche de ayer, dispuso de minutos de descanso, puesto en la primera parte fue todo un vendaval y con un acierto extraordinario.

Más vídeos del partido en https://www.youtube.com/channel/UCBsy-CSAlUA3kmAzZyNtWVw