Liga Endesa Playoffs Semifinales 1º Partido: Real Madrid 94 Valencia Basket 72

Randolph se comió la naranja

Cargando...

Nueva demostración ofensiva y defensiva del Real Madrid en el primer partido de semifinales. Anthony Randolph fue el mejor del partido con 24 puntos y un 6/6 en triples. Valencia Basket no pudo frenar el ímpetu madridista, anotando los mismos puntos en el final del partido, que entre el segundo y tercer cuarto. Mañana sabado a las 21h, segundo partido de playoffs, tambien en el WiZink Center.

Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba

No os negaré que terminé muy sorprendido por la eficacia ofrecida por el Real Madrid en los dos partidos de cuartos de final de la Liga Endesa ante el Baxi Manresa. He oído comentarios sobre la actitud mostrada por el conjunto catalán y también por el enorme acierto anotador del conjunto de Pablo Laso. El Real Madrid venció bien y arrollando al Baxi Manresa en los cuartos de final. 93-74 de media en la anotación para los blancos y 125-60 en valoración también para el Real Madrid. Con estos datos, nos fijamos correctamente en la arrolladora diferencia anotadora y de valoración global. Acierto total del ataque madridista y desesperación manresana. Pero después de haber podido contemplar el primer partido de semifinales Real Madrid vs Valencia Basket, creo que no todo es acierto ofensivo en los jugadores de Pablo Laso. Si Baxi Manresa se quedaba en 75 puntos el primer día y 73 el segundo, anoche el Valencia Basket, solo fue capaz de anotar 72 puntos, con 26 de ellos anotados en el último periodo.

clorin 1200 200

Defensa, esa es la afirmación que podemos contrastar del juego del Real Madrid dentro de estos playoffs. Da igual el partido o el rival, pero el equipo madridista empieza siempre muy motivado los partidos y con clara intención de desesperar al rival para encontrar el aro contrario. A diferencia de lo sucedido en el último enfrentamiento entre ambos, el Real Madrid comenzó con un 7-0 de parcial en dos minutos, que volvió a ser un desencadenante de la misma manera que en los dos partidos anteriores contra Baxi Manresa. Nuevamente parecía que el Real Madrid estaba muy enchufado y que su rival no había hecho presencia en la pista. Sin darnos cuenta, el parcial ascendía a 20-7 en 5 minutos, con un enorme Randolph con 3/3 en triples y el físico en la pintura de un vital Jeffery Taylor. Al final, fueron 19 de los 26 puntos anotados por el Real Madrid en el primer cuarto, por parte de Randolph y Taylor. Al menos los cambios del quinteto de Valencia Basket, sirvieron para acercar a los taronjas en el marcador, devolviendo el parcial y dejando en solo 6 puntos en el tramo final, al Real Madrid. Will Thomas conseguía él solo la mitad de los puntos de su equipo, que contaba con un 57% en tiros de campo, pero solo un 28% en triples. El Real Madrid volvió a mostrar una cara espectacular en el inicio de partido con un 4/7 en triples y ya con 5 asistencias entre Rudy y Campazzo. Con la ya relatada reacción levantina, el primer cuarto terminaba con 26-18 para el Real Madrid.

Ni el descanso entre cuartos, detuvo al Real Madrid para iniciar otro parcial de 5-0 en dos minutos y superar la decena de diferencia en el partido. Anthony Randolph cosechaba su cuarto triple de la noche con un +15 en 13 minutos jugados en la primera parte. Porque encima, al Real Madrid, le salía hasta los triples manejando hasta un 57% de acierto al descanso con 14 lanzamientos. Con la segunda unidad en cancha, no cambiaba el guion del partido, con un Real Madrid muy acertado en ataque y anulando todas las opciones de anotar de Valencia Basket, que volvía a las andadas de pobre anotación del primer cuarto, soportando un parcial de 12-5 en 5 minutos que colocaba el 38-23 en el minuto 15. De no saber que se trataba de una semifinal de Liga Endesa, muchos hubiésemos pensado que el partido se había finiquitado. Y todo ello, previsto por un horrible 20% de acierto del conjunto taronja en el segundo cuarto, con solo 3 canastas anotadas. Decíamos en los cuartos de final, que el rival del Real Madrid no tenía su noche. Pero son dos equipos distintos, con tres noches diferentes, donde el Real Madrid termina bordeando la veintena de diferencia al descanso. Y es que a ese 20% de acierto valenciano, hay que sumarle el 4/7 en triples del Real Madrid para volver a llevarse el segundo cuarto con mucha autoridad. Nuevamente, Fabien Causeur era fiel a su estilo, anotando 11 puntos en 14 minutos de juego y, otra vez, con un 5/6 en lanzamientos a canasta. Ni siquiera el protagonismo – innecesario – arbitral, ayudaba a las huestes valencianas a recuperar el terreno perdido y finalmente el partido llegó al descanso con un 48-33 para el Real Madrid.

56% en tiros de campo, 8 asistencias, 6 recuperaciones y sólo 3 pérdidas de balón. Nuevamente, más recuperaciones que pérdidas en una primera parte ya llegaban con 60 de valoración y 48 puntos, donde Llull, Ayón, Thompkins, Rudy o Campazzo, sumaban solo 11 puntos. La globalidad de toda una plantilla echa para aparecer en cualquier momento y echar por tierra cualquier scouting personal. Y después de 22 minutos, el Real Madrid conseguía los 20 puntos de diferencia, con un nuevo recital de Anthony Randolph que enchufaba dos nuevos triples, para acabar con un inmaculado 6/6 en el partido, desde la línea. Fue el autentico artífice de la escapada madridista en el partido, pero fue Facundo Campazzo quien terminó de reventar el partido ante el deleite del público del WiZink Center que pudo disfrutar de un mate 360º de Jeff Taylor y un mate a una mano de Anthony Randolph. Valencia Basket estaba desarbolado, soportando un parcial de 17-5 en cinco minutos que ya si que sí, sentenciaba el encuentro con el 65-38 del minuto 25. Así es, 20-7 en el inicio de partido, 12-5 en el inicio del segundo cuarto y nuevamente 17-5 en el principio del tercer acto. Podemos hablar de la ofensiva blanca tras salida de los cuartos o del mal camino de Valencia Basket defendiendo su zona, pero es que tenemos que reconocer la calidad madridista y por supuesto, la defensa organizada, que dejaba en 20 puntos al equipo valenciano en 15 minutos de juego. Aquí ya podríamos decir que el partido estaba sentenciado, puesto que el Real Madrid no bajaba el ritmo ofensivo. Un ofensivo que colocaba 12 puntos más de Anthony Randolph en este tercer cuarto para llegar a los 24 puntos anotados y los 30 de valoración. Los porcentajes lo decían todo, 60% en el Real Madrid y el 30% en Valencia Basket, con solo 12 minutos por jugar. Y es que el Real Madrid llegaba a unos números estratosféricos al final del tercer cuarto con 74 puntos, 59% en tiros de campo y otra vez con – 8 – más robos que - 7 – pérdidas de balón. Además de un 90 en valoración en 30 minutos, que terminó con un 74-46 favorable para el Real Madrid.

Es verdad que solo es un punto en la eliminatoria, que todavía no se ha conseguido nada. Pero lo ofrecido anoche por el Real Madrid, fue un golpetazo tremendo sobre la mesa. Porque de los 96 puntos anotados en el partido, solo Randolph – 24 – superaba los 20 puntos y solo Taylor -10 – y Causeur – 11 - los 10 puntos anotados. Porque por los pelos, las pérdidas fueron más que los robos, aunque como se desarrolló el partido, el último cuarto sobraba por completo y sirvió para que Valencia Basket sumase 26 puntos, dos menos que la suma del segundo y tercer cuarto incluido. Lo positivo del Real Madrid, fue nuevamente demostrar, lo serio que va en estos playoffs, superando los 90 puntos anotados y dando soberanas palizas a sus rivales. Lo negativo, como siempre que le pasa a estos equipos, es que si no ganas la Liga, te tildarán de mala temporada. Ahora, ya no hay tiempo de pensar en el partido de ayer y toca prepararse para el segundo duelo de mañana, donde nuevamente, ambos equipos volverán a jugar desde cero. Pero, si la defensa del equipo de Laso sigue como hasta ahora, Valencia Basket va a tener un problema muy gordo, para superar al Real Madrid.