Rápidos de Mente

Cargando...

El Real Madrid venció a UCAM Murcia por 93-86 y se mantiene como líder invicto de la Liga Endesa con otro gran partido de Llull 23 ptos y 27 de valoración.

xxxxxxxxxx

El Real Madrid consiguió una nueva victoria por 93-86 ante el UCAM Murcia en la cuarta fecha de la Liga Endesa. Ya veníamos avisados del estilo de juego del club murciano, el “run & gun” dirigidos a la perfección por el base argentino, propiedad del Real Madrid, Facundo Campazzo. Sabíamos que no importaba quien fuese el entrenador en Murcia ya que “el Facu” sería el hombre orquesta del juego pimentonero, el cual hace jugar a las mil maravillas a este UCAM Murcia que lo está bordando en las dos últimas temporadas. Es por tanto cuando podíamos prever una defensa intensiva sobre el pequeño base argentino por parte de los exteriores madridistas, porque a campo abierto, Campazzo es absolutamente imparable. Y fue precisamente lo que se vio en la tarde del domingo. Cuando Campazzo cogía el balón, ponía la sexta velocidad y repartía el juego como le venía en gana como bien dice sus 19 puntos y 14 asistencias. Mientras el Real Madrid, volvió a hacer su partido típico que estamos acostumbrados a ver esta temporada. Cuatro cuartos por encima de los 20 puntos, todos los jugadores menos el Chapu Nocioni – 8 minutos – anotaron al menos una canasta y la valoración final volvió a dispararse por encima de los 120 puntos. Pero el partido tenía dueño y aunque parezca mentira, jugaba de azulón. El acierto en cada posesión del base argentino provocaba enésimos acercamientos en el marcador del UCAM Murcia a cada estirón del club blanco. Nuevamente el quinteto típico del Real Madrid iniciaba el partido con Sergio Llull, Rudy Fernández, Jonas Maciulis, Anthony Randolph y Gustavo Ayón. Empezó el partido con el duelo esperado entre Sergio Llull y Facundo Campazzo que consiguieron las primeras canastas de sus equipos al primer intento.

Transiciones rápidas entre ambos equipos hasta con 6 lanzamientos en apenas 3 minutos aunque no con mucho acierto 6-5 que ya nos hacía presagiar un ritmo de partido frenético que como ya adelantábamos, favorecía el juego de Facundo Campazzo. Un 11-6 de parcial para el Real Madrid en apenas dos minutos hizo parar el partido a Oscar Quintana, por culpa de los contraataques madridistas llevados magistralmente por Sergio Llull. Buen tiempo muerto del entrenador madrileño que consiguió parar la efectividad madridista hasta el final del primer cuarto donde los blancos solo conseguirían 5 puntos y le valdría al conjunto pimentonero para igualar el marcador tras los 10 primeros minutos en un 22-19 para los locales. Empezó muy fuerte el Real Madrid el segundo cuarto con un parcial de 5-0 en el primer minuto pero nuevamente, Facundo Campazzo paró dicho parcial gracias a una fantástica entrada a canasta. El partido seguía teniendo un juego frenético además de acertado donde ambos equipos se mantenían por encima del 70% en los lanzamientos de dos puntos. El duelo de cracks centraba los ojos de los aficionados venidos al Barclaycard Center durante ese periodo, tanto Sergio Llull y Facundo Campazzo anotaban hasta 10 puntos cada uno en los 13 minutos que ambos jugaban sin descanso desde el salto inicial. En ese espacio de tiempo pudimos comprobar nuevamente lo productivo que puede llegar a ser Felipe Reyes que únicamente anotaría sus 3 puntos desde la línea de tiros libres en el último cuarto pero arrancó un 15 de valoración gracias sobre manera a sus 8 rebotes, 3 ofensivos, 3 asistencias y 2 robos de balón que volvieron a dejar sin palabras a todo el público del Barclaycard Center. Con los dos cracks en el banquillo, el parcial del segundo cuarto descendió a un 8-8 en 5 minutos y Pablo Laso dio entrada a Luka Doncic – 6 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias en 5 minutos en el segundo periodo - para hacer pareja exterior con Dontaye Draper. Quizás por el descanso de Sergio Llull y Facundo Campazzo y los momentos de energía extra que siempre nos enseña Sadiel Rojas con 5 puntos y 5 rebotes, el segundo cuarto del partido fue el más espeso de los cuatro jugados con un parcial de 20-17 que dejaría el resultado al final de los primeros 20 minutos en un 42-36 favorable para el Real Madrid. Es curioso comprobar que ambos equipos mantenían más de un 70% en tiros de dos pero un horrible acierto en el tiro de tres con un 2/13 los madridistas y un 4/13 los murcianos. Los 9000 espectadores presentes en el Barclaycard Center se frotaban las manos ante la llegada del famoso tercer cuarto de su equipo, ese cuarto donde los jugadores madridistas salen con las pilas cargadas para terminar rompiendo los partidos. Así pareció ser nada mas empezado el cuarto con un parcial de 13-6 en apenas tres minutos de juego que ponían a los blancos con un +13 que parecía el despegue en el marcador. Mientras el martillo madridista empezaba a golpear cada vez más rápido, solo Facundo Campazzo parecía responder gracias a dos espectaculares asistencias para sendas canastas de 3 puntos de Víctor Benite y Marcos Delía. Una falta antideportiva de Rudy Fernández a Sadiel Rojas provocaba un 5-12 de parcial que volvía a poner a los murcianos a solo 5 puntos de los blancos a falta de 4 minutos para acabar el tercer cuarto. Parcial roto por un escandaloso 3+1 de Sergio Llull en la esquina sobre la defensa en falta de Facundo Campazzo.

Con 62-52 en el marcador, el Real Madrid, lejos de asegurar puntos teniendo jugadas ensayadas con posesiones largas, intentaba escaparse en el marcador a base de triples y de contraataques sin sentido que provocaron que el equipo pimentonero volviese a ponerse a tiro en el marcador, gracias a un parcial de 6-12 que dejaba el marcador muy igualado al final del tercer cuarto con un 68-64 para los de Pablo Laso. Un Real Madrid más agresivo dentro de la zona inició el último cuarto con un 13-0 de parcial gracias a la dupla Doncic & Reyes que se cumplimentaron para liderar un nuevo arreón blanco hasta el 81-64 en el minuto 34. Oscar Quintana no tiene más remedio que sacar a su base estrella para iniciar la remontada. El Facu se vuelve a echar el equipo a la espalda consiguiendo liderar un parcial de 1-18 en 3 minutos con 3 puntos y 5 asistencias en 4 minutos dejando el marcador 82-82 a falta de 2.30 minutos para el final del mismo. Quizás contra cualquier otro equipo, el UCAM Murcia hubiese conseguido realizar una machada. Pero este Real Madrid no necesita de tiempos muertos, ni de mensajes de motivación de su entrenador. Únicamente tirando de la calidad de sus jugadores y de su mentalidad, con una canasta de raza de Doncic, un tapón estratosférico de Randolph que se quedó con el balón y un triple desde la esquina de Rudy Fernández volvió a darle vida al Real Madrid, solo 26 segundos después. Un último contraataque con mate de Anthony Randolph y un par de buenas defensas blancas, hicieron tirar la toalla al duro equipo murciano que terminó hincando la rodilla por un ajustado 93-86. Por parte madridista nuevamente Sergio Llull fue el MVP con 23 puntos y 5 asistencias para 27 de valoración. Destacar los 13 puntos 5 rebotes y 3 asistencias de Luka Doncic en 17 minutos y los 15 puntos de valoración de Anthony Randolph y Felipe Reyes.

Nuevamente, 123 puntos de valoración para el conjunto madridista que tuvieron que ser muy rápidos mentalmente para conseguir detener los parciales de buen juego y resultado del UCAM Murcia liderados por Facundo Campazzo 19 puntos 6 rebotes 14 asistencias y 2 robos de balón, dando un nuevo clínic y opsitando para volver al equipo madridista el curso que viene. Gran partido de Marcos Delía con 15 puntos y 7 rebotes y del brasileño Víctor Benite con 19 puntos. Con su victoria, el Real Madrid se mantiene invicto en la Liga Endesa junto a Dominion Bilbao Basket e Iberostar Tenerife. El próximo domingo, los blancos jugarán el derby madrileño frente al Movistar Estudiantes, pero previamente, tendrá su primera salida en la Euroliga para enfrentarse al nuevo y remodelado Maccabi de Tel Aviv que cuenta con hasta 17 jugadores en plantilla. Un nuevo paso para seguir comprobando hasta donde puede durar esta magnífica racha del conjunto madridista.