Liga Endesa Final Partido 3: Real Madrid (2) 81 FC Barcelona (1) 66

Recuperando Ilusiones

Cargando...

El Real Madrid acaricia el título de campeón de Liga Endesa, tras batir de forma clara al FC Barcelona que apenas anotó 27 puntos en la segunda parte y perdió 19 balones. Los blancos, con peor porcentaje, supieron mantenerse por delante en el marcador gracias a los 13 robos de balón y los 15 rebotes ofensivos. Hasta 6 madridistas superaron los 10 créditos de valoración . Mañana primer match ball para el Real Madrid en el cuarto partido también en el WiZink Center.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Y con los ecos de lo ocurrido en el segundo partido, ya se apresuraba la final de Liga Endesa a abrir las puertas del WiZink Center para permitir a los aficionados del Real Madrid volver a llenar las gradas del Palacio con casi 12000 almas madridistas que querían recuperar la ilusión de pelearle un título al todopoderoso FC Barcelona. El cambio de pista nos podría ofrecer un cambio en el favoritismo de inicio, pero continuaba sin variar los factores establecidos. Todos se mantenían, aunque veíamos entrenar el jueves a Pablo Laso, Chus Mateo seguía siendo el entrenador del Real Madrid. Y, aunque ya jugaron unos minutos en el segundo partido, Sergio Llull y Alberto Abalde entraban en la rotación del Real Madrid para usarles de base y apartar un poco de esa presión a Hanga y Causeur. También Dante Exum volvía a la rotación blaugrana por el otro extracomunitario Nigel Hayes. Pero el factor arbitral se mantenía como jueces de una final muy decisiva e igualada donde su actuación se miraría con lupa y donde tanto revuelo tuvo en Barcelona, sobretodo en el segundo partido. Pero ninguno de aquellos árbitros serían de la partida y la única presión que esperaban tener, sería de la afición madridista.

clorin 1200 200

Como digo, la final volaba a Madrid y al WiZink Center, lo que podía dar una pequeña ventaja al Real Madrid, aunque recordemos que, con Jasikevicius de entrenador blaugrana, el Real Madrid ha sido siempre incapaz de ganar como local al FC Barcelona. Lo tendría que hacer este fin de semana si quería pelear por el título. Y por ello Chus Mateo confiaba en el mismo quinteto de Barcelona con Hanga en el base, Causeur y Deck como aleros y Yabusele con Tavares en la pintura. Pintaba el inicio de partido de igual medida que los dos primeros, con errores en el tiro blaugrana 1/7 y con canastas de los exteriores blancos hasta el 8-3 pero una bandeja de Calathes y un triple de 9 metros de Mirotic, colocaban el 8-8 en el minuto 5 de partido, donde el FC Barcelona subió líneas buscando sacar a los grandes y tener vía libre en la pintura. Y el jugador que mejor sabe gestionar eso es Nick Calathes que anotaba 6 puntos de manera sencilla para remontar el partido con un parcial de 3-9 para el equipo blaugrana. Pero el Real Madrid buscaba contrarrestar el juego del FC Barcelona con balones a Edy Tavares aunque el caboverdiano no estuvo muy acertado en un primer cuarto donde la defensa se convirtió en fundamental ya que los blancos consiguieron otro parcial de 10-2 para estirar el marcador ante las 5 pérdidas del FC Barcelona y los 3 tapones colocados por el Real Madrid. Pero el Real Madrid también cometió 3 pérdidas y con un 41% en tiros de campo dejó un resultado igualado de 21-16 para el Real Madrid al final del primer cuarto. Y es que solo Adam Hanga fue capaz de anotar dos canastas por parte del Real Madrid que se fue por delante gracias a su defensa y al enésimo mal partido del Barça desde el triple, con un 28% en el primer cuarto.

Nuevamente el Real Madrid se iba con ventaja en el marcador al final del primer cuarto. Y también lo iba a hacer en el segundo, aunque de una manera rocambolesca e inexplicable que iremos contando con el paso de los minutos para aclarar cualquier duda. Y es que estábamos presenciando el mejor cuarto del FC Barcelona, yo diría, de toda la final. Porque anotaron mucho y era lógico que en pista estuviese el francotirador Kyle Kuric para anotar 8 puntos sin fallo que amargaron el cuarto a la defensa merengue. También fue decisivo Nicolás Laprovittola que sacó 5 faltas en el cuarto para lanzar y anotar 4 de los 7 tiros libres de su equipo. Fue un toma y daca desde el principio aunque el Real Madrid continuaba sin encontrar a su jugador estrella en la primera parte, donde su máximo anotador fueron Hanga, Causeur y Llull con 7 puntos cada uno, mientras que era Edy Tavares el más valorado con 12. En cambio el trío formado por Mirotic, Laprovittola y Kuric, el FC Barcelona iba remando con un gran acierto en el tiro, pero que no le permitía ponerse por delante 31-26 en el minuto 15 para el Real Madrid. ¿Cuál era el motivo? Estaba claro, que apenas el FC Barcelona tiraba a canasta y volvía a hundirse en las pérdidas de balón. Pues fueron 6 pérdidas las que tuvieron los blaugranas en el segundo cuarto que hacían 11 al descanso y con apenas 4 rebotes. Pero su tiro era una maravilla, pues consiguieron un 7/10 en tiros de campo, un 5/6 en tiros de dos, pero tampoco ganaron el cuarto. Y es que el Real Madrid falló más, pero lanzó 19 tiros a canasta en el cuarto para 8 rebotes – 5 ofensivos – y de nuevo, tres recuperaciones de balón. Y es que ese dato, empezaba a ser fundamental, ver como el Real Madrid llegaba al descanso con 6 robos de balón por 11 pérdidas blaugranas. Por tanto, el mejor ataque del Barça en esta final no fue nada potable ante un Real Madrid que anotaba 25 puntos y se llevaba la victoria al descanso 46-39 y gracias a una estúpida falta de Yabusele al final del cuarto con 3 tiros libres anotados por Brandon Davies. Por tanto, el FC Barcelona fue incapaz de ganar un cuarto con 23 puntos y un 70% de acierto en tiros, ya que apenas cogió 4 rebotes y perdió 6 balones.

Y tiró 9 veces menos que el Real Madrid en ese cuarto y 12 menos en toda la primera parte. En baloncesto siempre decimos que gana el que “más mete” pero anoche ganaba el que peor acierto tenía. Y es que el 46-39 lo ganaba el Real Madrid con un 42% de acierto, por el 54% de acierto del FC Barcelona. Por tanto, había que mirar a la defensa y encontrábamos 6-11 en pérdidas, 6-3 en robos y 3-1 en tapones. Y encima para el FC Barcelona, el Real Madrid comenzó de manera maravillosa el tercer cuarto que colocaba un 9-3 de parcial en 3 minutos donde los blancos no fallaron lanzamiento alguno y ya conseguía diferencias superiores a los 10 puntos. Incluso, con la tercera falta personal de Tavares, le vino bien al Real Madrid porque Poirier estuvo sensacional dentro de la zona. Con todo ello, y los 7 puntos de un sensacional Kyre Kuric, el Real Madrid se seguía manteniendo cómodamente por delante 55-48 en el minuto 25 de partido. Y es que el jugador nacido en Indiana había anotado 3/3 en este cuarto mientras sus compañeros se quedaron en 3/8, otra vez apenas 11 lanzamientos a canasta por 15 lanzados por el Real Madrid. Y encima con mejores porcentajes con puntos para Causeur, Tavares, Deck y por supuesto Vincent Poirier que anotaba 4 puntos y cogía 5 rebotes, 3 en ataque que fueron uno menos que todo el Barça en total en el cuarto. El Barcelona empezaba a ser desbordado por la defensa del Real Madrid que dejó a los blaugranas en solo 14 puntos, 7 de ellos de Kuric. Un cuarto que también se llevaría el Real Madrid y cerraba con ventaja 66-53 y un 60% en tiros de campo. Y es que era muy difícil poder explicar al aficionado blaugrana, como con un 53% en tiros de campo, podía estar 13 abajo ante un Real Madrid que se quedaba en el 47%.

Y para más Inri en el último cuarto, los puntos del FC Barcelona llegaban a través de Dante Exum o Álex Abrines que apenas participaron en el partido. Y el Real Madrid lo aprovechó para cerrar el partido con un parcial de 6-0 en 3 minutos para el 72-53 del minuto 33. Y es que la primera canasta del Barça llegó en ese minuto 3 con un triple de Smitis. Y con todo decidido, vimos la mejor cara de Guerschon Yabusele con 5 puntos y 5 rebotes, otra vez 3 en ataque. Victoria clara e importante que deja a los blancos acariciando la Liga Endesa si consigue vencer mañana en el cuarto partido. Y malas noticias para el Barcelona que en el último cuarto apenas anotó 13 puntos y volvió a cometer 5 pérdidas, para un total de 19 al final del partido. Todo lo contrario en el Real Madrid, que dio 11 asistencias, perdió 12 balones, pero recuperó 13 posesiones, algo inaudito en una final de Liga Endesa. Los blancos vuelven a esta cerca del título que obtendrían si vencen mañana y los chicos de Pablo Laso y Chus Mateo han recuperado la ilusión por ganar.

Más vídeos del partido en Youtube.