Euroliga Jornada 11: Anadolu Efes 82 Real Madrid 84

Regalo Inesperado

Cargando...

Un parcial de 3-12 en 4 minutos, y una enorme defensa en el último cuarto, permite al Real Madrid llevarse una sorprendente victoria, que pocos esperaban tras ir perdiendo por 14 en el tercer cuarto. La vuelta de Sergio Llull, con 12 puntos fue la mejor noticia del equipo. Nueva demostración de poderío de Gustavo Ayón, que terminó con 20 puntos y 11 rebotes, con 34 de valoración en solo 21 minutos. Los blancos, recuperan la segunda posición en la Euroliga.

Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net

Defensa. En el partido de esta noche, era la cuarta vez que escuchaba semejante palabra reconocida por un jugador del Real Madrid al descanso. Y es que nuevamente, al conjunto de Pablo Laso le costó recuperar la desventaja en el marcador, por culpa de unos 52 puntos encajados en los primeros 20 minutos de juego. No era sorpresa, que Anadolu Efes estuviese 8-2 en el primer tercio de la competición. Sus grandes adquisiciones este pasado verano, promete dar muchas alegrías a una afición muy pobre en ellas en las dos últimas temporadas. Aunque ha tenido que ser la menos “llamativa”, la que mejor satisfacción esté dando en el equipo otomano, puesto el base serbio Vasilije Micic fue nombrado MVP del mes de noviembre con 13 puntos y 6 asistencias. En contra, el Real Madrid buscaba redimirse de las tres derrotas consecutivas sufridas y que tanto daño había causado en la moral de los aficionados madridistas. Quizás, con la vuelta de Sergio Llull, los ánimos volviesen a sobresalir de lo que algunos llegaron a interpretar como una crisis.

La vuelta de Sergio Llull, permitía dar minutos de descanso a Facundo Campazzo, que había disputado 34 minutos de media en los partidos que se había perdido el balear. Laso no dudo en situarlo de titular, recuperando el quinteto tipo con Causeur y Taylor en las alas y Randolph con Tavares por dentro. Pero el mal de este Real Madrid, no parecía ser la ausencia del segundo capitán y pudimos observar nuevamente como los blancos pecaban en la conservación del balón, cediendo 5 pérdidas de bola, 3 de ellas, en solo 3 minutos de juego. Todo ello, pese a disponer de un increíble 4/4 en triples que al menos permitía mantenerse igualado a Anadolu Efes, 15-14 en el minuto 5. Pero es que los turcos, anotaban muy fácil dentro de la pintura, donde Edy Tavares se encontraba muy solo ante el ataque de Tibor Pleiss y Adrien Moerman, que anotaron 15 de los 23 puntos de su equipo, con un increíble 7/8 en tiros de campo. Nuevamente, los blancos naufragan en defensa que sumó 18 puntos de sus 23 anotados en el primer cuarto, desde la línea triple. Al final del primer cuarto, igualdad a 23 en el marcador, pero con una sensación de clara ventaja local, mucho más metido en el partido donde al menos, volvimos a ver que Sergio Llull sigue siendo imprescindible en este equipo, anotando 8 puntos, por los 6 de Anthony Randolph.

clorin 1200 200

El segundo cuarto, nos trajo una gran noticia. Más bien por inesperado, aunque haya pocas dudas de la calidad de Gustavo Ayón. Pero el center mexicano – recientemente con el pasaporte comunitario adquirido – se marcó un segundo cuarto digno de elogio y de repasar profundamente. Pablo Laso decidió modificar todo su quinteto, dejando en su segunda unidad un equipo mucho más peleón, dinámico y defensivo. El nuevo esquema de Pablo Laso, comenzaba a funcionar con un 5-9 de parcial en 4 minutos con sendos triples de Carroll y Rudy. Pero esta vez, el acierto en el triple desapareció más rápido de lo deseado y el 6/8 del primer cuarto, se quedó en un 2/7 en el segundo cuarto, desde la línea de 3. Se agotó también la mecha en ataque y fue Anadolu Efes quien recuperó el mando en el partido gracias a una dudosa falta señalada a Facundo Campazzo en un lanzamiento triple de Shane Larkin. La protesta del argentino, fue sancionada por los colegiados como técnica por lo que el base de Anadolu Efes, tuvo 4 lanzamientos libres, todos ellos anotados. Esa jugada, cambió por completo el partido, encontrándonos con un parcial de 14-6 para Anadolu Efes y un sensacional Moerman autor de 14 puntos – 10 en este cuarto – sin fallo con 4 rebotes y 2 robos de balón. Las tres derrotas consecutivas del Real Madrid eran un peso moral, bastante grande como para conseguir levantar el partido en apenas segundos y únicamente Gustavo Ayón, parecía estar metido en partido. Y es que el titán, cosechaba 12 puntos sin fallo con 5 rebotes 2 asistencias 1 robo y 1 tapón, todo en este segundo cuarto. Así es, 12 de los 22 puntos del Real Madrid en este segundo cuarto, fueron conseguidos por Gustavo Ayón, en otro partido donde el equipo blanco, fue nuevamente superado por su rival al descanso, 52-45.

La diferencia en el resultado era escasa, pero en el juego parecía inmensa. Anadolu contaba con un 53% en tiros de campo, un 60% en el triple. Con sus dos centers sumando el 50% de los puntos de su equipo, mientras que en el Real Madrid, parecía que solo Ayón y Sergio Llull podrían contribuir en el partido ya que apenas nos encontrábamos con 12 puntos entre bases – quitando a Llull – y aleros. Una aportación muy pobre para un equipo asumido en una serie de derrotas de la que le costaba salir. Visto los 29 puntos recibidos en el segundo cuarto, la consigna de Laso al descanso, fue la de detener la sangría de puntos del equipo turco. Se consiguió en el inicio, pero apenas duró unos minutos hasta el estallido del MVP Micic quien anotaba sus 15 puntos en los 3 primeros cuartos, 9 de ellos en este tercer cuarto, sumados a sus 7 asistencias y 21 de valoración. Un 11-0 de parcial, alejaba nuevamente a Anadolu Efes 69-54 en el minuto 27, con un 56% de acierto de los turcos desde el triple, desangrando totalmente a un Real Madrid que no encontraba reacción alguna. Y es que los blancos estuvieron 5 minutos sin anotar, con un pobre 48% de acierto. Pablo Laso buscaba soluciones defensivas en el banquillo. Sorprendió los 0 minutos de Felipe Reyes, quizás necesario por su intensidad en la lucha bajo los aros, ante un Anadolu Efes muy acertado en el rebote ofensivo, con 11 capturas. También sorprendió que Gabriel Deck, reconocido perro de presa e intenso en su marca, apenas disputase el último minuto y medio del tercer cuarto. Un cuarto que terminaba 22-15 y un global de 74-60, donde muchos de nosotros, pensaríamos en tirar la toalla e imaginar la cuarta derrota consecutiva del Real Madrid de Laso.

Pero este equipo nos ha enseñado en los últimos 8 años, que nunca va a dejar de pelear por un partido y por tanto, Pablo Laso quiso colocar a un quinteto inteligente e intenso a la hora de intentar evitar el acierto contrario y de ser valientes en ataque. Un triple de Campazzo y un 2+1 de Deck, devolvía al Real Madrid al partido, 74-66 en el minuto 32. El joven talento argentino, pareció traer la llama de energía que le faltaba al campeón de Europa en este partido y que al menos, diese “chance” a pelearle el partido a Anadolu Efes. Desgraciadamente, cambió la actitud, pero no el acierto y el talento de Larkin, puso el 77-68 en el minuto 34. Parecía todo bastante complicado, si no se encontraba una vía de escape. Y quizás esa vía de escape, pueda ser hacerlo todo más sencillo. La vuelta de Gustavo Ayón, fue determinante para ese cambio, pesto el mexicano se alimentaba de sendas asistencias de Rudy y Campazzo para colocar el 79-72 en el minuto 36. El partido se ganaría a través de la dureza y de, curiosamente, de templar los nervios. Algo que los aficionados madridistas, desbordaban por su boca, viendo jugadas a 24 segundos cuando la diferencia se mantenía y el tiempo escaseaba. Pablo Laso decidió dar entrada a Sergio Llull por Campazzo en los 4 últimos minutos y el equipo, por fin, empezó a rodar. En esos 4 minutos, pudimos ver al mejor Real Madrid. con un increíble parcial de 3-12, anotando los 6 últimos puntos desde el tiro libre. Dos tiros libres de Llull a falta de 17 segundos dieron una victoria increíble e inesperada, de un Real Madrid, que posiblemente jugó los peores 35 minutos de la temporada, pero que se llevó el partido con una enorme defensa, dejando en 8 puntos en 10 minutos, a un Anadolu Efes que había anotado 74 puntos en 30 minutos.

Victoria muy importante, más en lo moral que en lo clasificatorio, puesto aun nos quedan muchas más sorpresas por encontrarnos. Gran partido de Gustavo Ayón quien decidió el partido con sus 20 puntos y 11 rebotes. En lo colectivo, hay que quedarse con las 25 asistencias dadas, pese al 48% de acierto en tiro y a las 4 pérdidas en 20 minutos, tras las 8 de la primera parte.