Euroliga Jornada 15: Olympiacos 82 Real Madrid 86

San Nicolás

Cargando...

Nueva victoria del Real Madrid en la prórroga que salva su semana griega con dos victorias en Atenas. Los blancos notaron el cansancio del partido vs Panathinaikos pero lograron llevarse el triunfo con un gran Edy Tavares que volvió a sumar otro doble doble, Trey Thompkins con 15 puntos sin fallo y Nicolás Laprovittola quien sumó 19 puntos - 8 en la prórroga - y 6 asistencias para liderar a los blancos a la victoria. Preocupante lesión en el tobillo izquierdo de Anthony Randolph.

Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net

Por fin llegaba la segunda parada del viaje del Real Madrid por Atenas. Os comentaba el martes pasado, que personalmente se iniciaba una semana de clásicos del baloncesto que coincidía además cerca de las fechas navideñas. Por tanto, servidor continuaba con su modelito de traje con pajarita, whisky maltés y ahora acompañado de un buen habano disfrutando de una semana de buen baloncesto. Tras conquistar el OAKA tras dos prorrogas comandadas por “Michael” Air Abalde, el Real Madrid rendía visita al otro equipo griego de la competición, el Olympiacos. El eterno equipo de Spanoulis y Printezis – ayer lesionado – que esta temporada había acogido al mejor base defensor – con respeto a Facundo Campazzo – de Europa, Kostas Sloukas. Los del Pireo rozan el playoff con 7 victorias en 13 partidos aunque, venían de perder 3 de los últimos 5 encuentros. Todo lo contrario que el Real Madrid, quien llegaba al Palacio de la Paz y la Amistad con 3 victorias consecutivas, 8 en los últimos 9 partidos de la competición. Esta racha colocaba a los blancos en 3ª posición a una victoria del liderato y dos por delante de un hipotético 9º puesto.

El Real Madrid no sufría cambios en su roster y por tanto, jugarían los mismos 12 hombres que disputaron 50 minutos en el OAKA. Quizás el hecho de “descansar” tres días podría beneficiar más a los blancos antes de disputar su partido contra un atlético Olympiacos. Un Real Madrid que iniciaba partido con Laprovittola de base, Abalde y Deck en las alas, con Anthony Randolph y Edy Tavares (14 puntos, 11 rebotes, 3 tapones y 29 valoración en los últimos 4 partidos). Precisamente el cansancio pudo ser causa del mal inicio madridista en el partido, donde, curiosamente, Anthony Randolph fue el jugador más desacertado con un 0/6 en tiros en el primer cuarto, muy lejos del 6/6 en tiros de dos del martes pasado contra Panathinaikos. Pero el jugador criado en California no fue el único desacertado anoche en el Pireo, puesto que sus compañeros volvían a sufrir desde el triple y, lo que es peor, también desde la zona hasta conseguir un 4-7 en el minuto 5, donde Nicolás Laprovittola era el jugador más acertado en ataque. Tampoco fue un buen cuarto para el Olympiacos donde ningún jugador griego fue capaz de anotar más de una canasta en el primer periodo que se cerraba con un escaso 12-12, con 6 puntos anotados por Laprovittola, anotando los dos únicos triples del Real Madrid tras 8 intentos. Y es que ambos equipos se fueron al cierre de cuarto con un 4/17 en tiros de campo, un 23% de acierto en el tiro.

Y junto al base argentino, Alberto Abalde volvió a enseñarnos su gran manejo de balón con 2 puntos 2 rebotes 3 asistencias y 1 robo, mientras que con tanto fallo, no extrañaba los 5 rebotes y 2 tapones de Edy Tavares. Pero incluso con la segunda unidad en pista, los puntos costaban una eternidad en llegar, por parte de los dos equipos, puesto que en Olympiacos necesitaron de 5 tiros libres y el Real Madrid de 4 puntos desde el 4.70 para producir un parcial de 11-7 que dejaban un 23-19 en el minuto 15. Y es que solo Trey Thompkins encontraba aro en el segundo cuarto con 6 puntos, en otro mal cuarto en el lanzamiento madridista. Y empezó a ser un problema porque despertaba Olympiacos con un parcial de 8-1 en 4 minutos con el genio de Larisa – Spanoulis – en cancha. Y por la parte del Real Madrid, continuaba la crisis con el triple, ya que no anotaron ninguno de sus 4 primeros lanzamientos desde la línea de tres. Pero reaccionó el Real Madrid golpeando una y otra vez con la misma moneda para conseguir un 3-11 de parcial con 3 triples convertidos en los dos últimos minutos, donde los blancos fueron mejores y más intensos en defensa sobre las acometidas de Olympiacos. Y es que los blancos sumaron 6 recuperaciones por 8 pérdidas en la primera parte, hasta llegar al 30-31 al final del segundo cuarto favorable al equipo blanco. Nuevamente, ambos equipos calcaban su porcentaje – 6/14 43% - en el segundo cuarto que se convertía en un 32% de acierto.

Para el comienzo de la segunda parte, Pablo Laso volvía a confiar en su equipo titular confiando en la mejoría ofensiva de su equipo contra un Olympiacos que no podía anotar debajo de canasta por culpa de la intimidación de Edy Tavares que seguía siendo amo y señor de la zona. Además el comienzo de la segunda parte, nos ofrecía una gran versión de Nico Laprovittola que desquició a Sloukas y ayudó a los blancos a realizar un parcial de 0-6 que visto el partido, ya parecía una ventaja difícil de recuperar. Pero al final es peor el remedio que la enfermedad y la vuelta a pista de Spanoulis nos volvió a recordar sus grandes minutos de juego que le han llevado a ser, a día de hoy, el máximo anotador histórico de la Euroliga. El de Larisa repartió hasta 5 asistencias en este cuarto encontrando a Hassan Martin como su mejor aliado para recuperar la desventaja e igualar nuevamente el partido 39-39 en el minuto 25. Los interiores griegos empezaban a funcionar justo en el momento en el que Anthony Randolph se tuvo que retirar del partido por problemas en su tobillo izquierdo que puede dejar huérfano al Real Madrid durante muchos partidos. Es un problema de largo recorrido pero que Pablo Laso debía ingeniárselas para sustituir a Randolph en lo que quedaba de partido. De momento, el Olympiacos vio el agujero en la zona madridista e incluso buscaron sacar por personales a Edy Tavares. No era nada raro el 18-5 de parcial para un Olympiacos que buscaba inmolarse ante Tavares, con éxito sobretodo de Hassan Martin y sus 9 puntos en este cuarto y Shaquielle McKissic que contaba con 8 puntos y 4 rebotes. La luz roja se encendía en el lado del Real Madrid que debía reaccionar sin Randolph, con muchísimo cansancio y con un 7/21 desde el triple. Pero dos de ellos, fueron muy importantes para salvar el partido y dejar vivo el encuentro 51-49 al final del tercer cuarto.

clorin 1200 200

Y es que no solo el triple era el problema del Real Madrid, puesto que sumaban un pírrico 36% de acierto en tiros de dos por un 48% de Olympiacos, que iniciaba el último cuarto desbordados moralmente. Pablo Laso colocó a sus mejores hombres en pista, con Laprovittola y Llull en cancha para manejar el partido y Jaycee Carroll y Trey Thompkins para amenazar desde el triple y a Edy Tavares para frenar las ofensivas griegas de mano de los físicos jugadores americanos del equipo de Bartzokas. Y si nos encontrábamos con dos triples al final del tercer cuarto, tres triples más para iniciar el cuarto, nos dejaba un increíble 5/5 en triples y un parcial de 2-15 para dejar un ilusionante 53-60 minuto 32. Pero si no hemos hablado muy bien del partido de Sloukas, el de Salónica nos regaló 10 puntazos en este cuarto para liderar a su equipo a una enésima remontada en el partido. Pero el Real Madrid encontró el acierto del triple que le faltó en la primera parte y con un 4/7 en el cuarto, siguió manteniéndose por delante en el marcador 63-69 minuto 37. Pero el ataque madridista se cortocircuitó en ese momento no anotando más y viendo como Olympiacos igualaba el encuentro con dos tiros libres de Sloukas en una extraña falta que los árbitros fueron a ver en el Instant Replay buscando un posible codazo del griego a Llull.

Partido igualado 69-69 y nueva prórroga del Real Madrid en Atenas. Laso, a diferencia del martes, mantenía a Llull, Laprovittola, Abalde, Thompkins y Deck en el partido, sin contar con Rudy o Taylor que noche solo disputaron menos de 10 minutos. El soberano esfuerzo del Real Madrid en el OAKA empezaba a notarse en las piernas de los jugadores del Real Madrid. Y es que Olympiacos se puso por delante 77-76 en el minuto 43, haciendo peligrar el pleno griego del Real Madrid. Era el momento de que un nuevo salvador, se aliase con el Real Madrid para intentar llevarse la victoria del Pireo. Y estando en tiempos navideños, el mejor aliado blanco debía llamarse Santa Claus y el gran Nicolás Laprovittola se echó el equipo a la espalda para anotar 8 puntos, 11 desde el final del tercer cuarto, y convertirse en el héroe del Real Madrid. Y si a ello unimos el 2/2 en triples del equipo blanco y las 5 pérdidas de Olympiacos que decidieron el partido. Un partido más ganado en la prórroga – 95 minutos jugados en esta semana – con Laprovittola con 19 puntos 6 asistencias, 15 puntos (sin fallo) 4 rebotes y 4 asistencias de Trey Thompkins y los 13 puntos 10 rebotes 5 tapones de Edy Tavares. Entre los 3, sumaron 64 de los 108 de valoración del equipo blanco. El Real Madrid se encuentra 4º en la clasificación con 10-5 de balance, con 9 victorias en los 10 últimos partidos. Y nosotros ya podemos quitarnos el traje de los mejores días y sentarnos a recordar con una sonrisa, la gran semana griega del Real Madrid.