Euroliga Jornada 17: Herbalife Gran Canaria 67 Real Madrid 75

Sergio Llull despierta al Real Madrid

Cargando...

Una horrible primera parte, esta apunto de tirar al traste, la victoria del Real Madrid. Un acertado Sergio Llull, con 8 puntos y dos triples en el tercer cuarto, inician una recuperación del cuadro de Pablo Laso, cuando perdían por 10 mediado el tercer cuarto. Ayón primero y Rudy después, ejecutan una victoria importantísima del Real Madrid para afrontar mañana una nueva prueba, esta vez contra Oympiacos.

Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net

Os parecerá una perogrullada, pero en el baloncesto, no anotas sino tiras. Algo así podríamos resumir la primera parte realizada anoche por el Real Madrid ante el Gran Canaria. O, mejor dicho, en los primeros 25 minutos. Porque el Real Madrid, en apariencia, estaba muy lejos del equipo que nos ha hecho disfrutar a diario. El domingo, en la derrota ante Estudiantes, podríamos hablar de muchos factores – la mayoría pro Estudiantes, faltaría más – pero a simple vista del partido de ayer, al Real Madrid le parecía faltar hambre. Está bien, os compro la fatiga – 33 partidos jugados esta temporada en 2 meses y medio – de tantos partidos en pocos días y la dosificación. Pero, curiosamente, hay un dato que viene a enlazar con lo que hablábamos en Pobla FM, sobre la necesidad del juego de los bases en este Real Madrid. Anoche, solo 6 puntos entre Llull y Campazzo al descanso, con tan solo 2 asistencias y 6 de valoración. Pero la culpa de esta primera parte, no se la echo a los bases. Otros jugadores estuvieron bien escondidos e incluso apáticos. Las 7 pérdidas de balón en el primer cuarto y las 5 en el segundo, dan fe de ello.

Además enfrente, estaba todo un Herbalife Gran Canaria, que desde que Víctor García cogiera el equipo canario, ha conseguido un balance de 3-3 y ser 13º en la tabla, a solo dos victorias del playoff. Un Gran Canaria muy reconocible a otras temporadas, puesto que las lesiones no le están permitiendo disputar una temporada relajada. Los 17 partidos de más que ya han disputado esta temporada, es una losa a la cual pocos equipos están muy acostumbrados. Pero a lo que sí está acostumbrado el cuadro canario, es a jugar contra el Real Madrid, quizás, por tanto, el comienzo del partido fue muy favorable para las huestes canarias. Llull, Causeur, Taylor, Randolph y Tavares, iniciaron el partido por parte de un Real Madrid, necesitado de la victoria, tras la conocida derrota de Fenerbahce en Khimki, y el apretado resultado de Olympiacos en casa, contra un peleón Baskonia. Un 0-5 de inicio en el primer minuto, sólo fue un espejismo en el feo primer tiempo ejecutado por los jugadores de Pablo Laso. Porque en tan solo dos minutos de juego, el Real Madrid, ya había perdido 4 balones. Y lo más preocupante, ninguno de ellos era provocado por una férrea defensa de Gran Canaria. Ello permitió a los locales, recuperar el mando en el marcador 8-5 en el minuto 5. Exacto, 0 puntos en 4 minutos, con un escaso 0/1 en tiros de campo y hasta 6 pérdidas de balón en 4 minutos de juego real. Todo esto ocurría con un Herbalife Gran Canaria, que no terminaba de aprovechar el mal juego blanco y terminaba el primer cuarto con un 31% en tiros de campo. Solo Eulis Báez con 7 puntos, parecía estar acertado. Mientras, el Real Madrid, veía un parcial en contra de 7-3, donde empezaban a quedarse muy desenganchados del partido, pese al 54% en tiros de campo. Gracias a 6 puntos consecutivos de Sergio Llull, el Real Madrid remontaba para acabar el primer cuarto, 15-16.

No se que fue peor, sí los 11 lanzamientos del Real Madrid, por los 19 de Gran Canaria, o el 31% de acierto de los locales o las 7 pérdidas de balón – en apenas 5 minutos – del Real Madrid en solo 10 minutos. Muchas cosas a cambiar, en un equipo que venía tocado y avisado tras la derrota del pasado domingo en el derbi. El comienzo del segundo cuarto, no mejoró mucho el juego del Real Madrid, pese a tener a Ayón, Campazzo y Rudy en cancha. Tres atléticos jugadores, en gran momento de forma, que se juntaban con el acierto de Thompkins y la intensidad de Gabi Deck. Ante todo esto, Gran Canaria seguía con su malos porcentajes en el triple 0/8 en 15 minutos. Eso ayudaba a mantener el paupérrimo 6-7 de parcial en 5 minutos de este segundo cuarto, de la mano de Rudy y Ayón, que ponían más ganas que acierto en la cancha. Pero las pérdidas de balón, mataban las posibilidades del Real Madrid, de alzarse con una buena ventaja en el marcador. Parecía imposible, pero 10 pérdidas de balón en apenas 15 minutos, se antojaba demasiadas. Y más cuando Erickson anotaba el primer triple del Granca en 16 minutos. Ese triple dio alas al cuadro canario que lideraba un parcial de 10-2 en 4 minutos, con un acierto del 52% al final de la primera parte. Todo liderado por el “cuarentón” Albert Oliver, que anotaba 8 puntos en este cuarto, dos puntos más, que la pareja de bases del Real Madrid, que pasó desapercibidos en la primera parte. Al final, se llegó al descanso con ventaja de Herbalife Gran Canaria 34-27. Los errores del Real Madrid, propiciaron la confianza necesaria en el cuadro canario para aumentar su ventaja y sus ilusiones.

clorin 1200 200

Es que eran 12 balones perdidos, 27 puntos, 41% en tiros de campo y solo 5 asistencias. Datos pobres, muy pobres, de todo un campeón de Europa, donde además no había un jugador que destacase en el partido, hasta el momento. Solo cabía esperar, que la segunda parte, los blancos mejorasen en intensidad, acierto y sobre todo, motivación. Es cierto que hubo un parcial de 4-1 en 2 minutos que colocaba un peligroso 38-28 en el minuto 22, no es menos cierto, que la primera canasta de la segunda parte, llegó en ese mismo minuto junto a la 13ª pérdida de bola de los blancos. Pero había una diferencia, la actitud. Pablo Laso tuvo poca paciencia con Tavares y Causeur, a los que solo aguantó en cancha 3 minutos de este cuarto y poco a poco, fue mejorando el Real Madrid. Primero con el acierto de Gustavo Ayón y sus 6 puntos y 3 rebotes en el cuarto, pero ahora la resistencia del Herbalife Gran Canaria, la lideraba Oriol Paulí con 9 puntos sin fallo en este cuarto. Un triple de Pasecniks, devolvía el +10 a Herbalife Gran Canaria, 46-36 en el minuto 25 y el Real Madrid, necesitaba urgentemente, un revulsivo. Y, como no podía ser de otra manera, un canaston que bajaba con nieve en el aro canario, de Sergio Llull, fue el inicio de la remontada blanca. Porque pese a que sus puntos, eran contestados por canastas canarias, el segundo capitán blanco, motivaba al resto de sus compañeros para no volver a fallar lanzamiento alguno. Y es que, en 8 minutos, el Real Madrid anotaba 22 puntos, muy cerca de los 27 que había conseguido al descanso, con 8 puntos de Sergio Llull , que volvía a resurgir de sus malos partidos, después de su última lesión. Curiosamente, Facundo Campazzo también conseguía su primera canasta en la última acción del tercer cuarto, que terminaba 56-52 todavía para Gran Canaria. Que sí, que el Real Madrid no había consolidado la remontada, que había recibido 22 puntos, que seguía siendo una madre – 9 rebotes – en el rebote ofensivo. Pero 25 puntos anotados, con Sergio Llull “resucitado” y solo una pérdida de balón, que por cierto, sería la única pérdida de bola en toda la segunda parte. Además, el 51% de acierto en el tiro, metía mentalmente en el partido al Real Madrid, ante un Gran Canaria que empezaba a sentirse amenazado.

La amenaza amarilla, se empezaba a llamar Campazzo y Tavares, desaparecidos hasta entonces, para igualar el encuentro 58-58 en el minuto 33. Y es que el Facu empezaba a darle ritmo a su equipo mientras que Edy convertía 7 tantos en este cuarto y provocaba terror en la zona defensiva. La segunda amenaza de los locales, era el trío arbitral, quien cambió el criterio de los contactos, desquiciando a Gran Canaria. Todo ello, provoca la última ventaja local en el partido, 62-61 en el minuto 35, momento en que los tiros libres y la calidad de Rudy Fernández, decidieron el partido. Un parcial de 5-14 en 5 minutos vieron con las ilusiones de la afición del Gran Canaria Arena, por los suelos. En ese parcial, 8 puntos y 3 rebotes, fueron conquistados por el mallorquín , que continua siendo uno de los jugadores más destacados de este Real Madrid. 48 puntos en el segundo periodo, 16 rebotes en el último cuarto, sólo una pérdida de balón en los últimos 20 minutos de partido. Son muchos detalles que demuestran el cambio de actitud del juego madridista, eso sí, liderado en el tercer cuarto por Sergio Llull, que nuevamente se le vio con las ganas y el acierto de antaño y que terminó martilleando Rudy Fernández. A falta de los partidos de esta noche, el Real Madrid recibirá mañana al Olympiacos, en otro partido importante para seguir la estela del Fenerbahce. Por supuesto, lo más importante es la victoria, pero si se pudiese recuperar el -5 de la ida, mejor que mejor.