Copa del Rey Final: Real Madrid 73 FC Barcelona 88

Sin aliento

#LaCopaEnPoblaFM

Cargando...

El FC Barcelona se proclamó justo vencedor de la Copa del Rey ante un Real Madrid que no pudo aguantar el ritmo tan arrollador de los blaugranas. Edy Tavares con 28 de valoración fue el mejor jugador madridista de la final. Una final donde el Real Madrid no pudo contar con el lesionado Rudy Fernández que hizo más épico un posible triunfo madridista. Buen papel de los de Pablo Laso en la Copa llegando a una final donde muy pocos les colocaban al comienzo de la competición.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Llegó el gran día. Una nueva final le esperaba al Real Madrid. La 28ª de 38 posibilidades en los últimos diez años. La cuarta de las últimas cinco jugadas y además la octava final de Copa Endesa consecutiva. Nadie esperaba que el Real Madrid llegase a este momento y más con las bajas de Facundo Campazzo en la NBA, Anthony Randolph lesionado para toda la temporada y Jeffery Taylor que causó baja el domingo anterior de la Copa ante el Movistar Estudiantes. Además de tener tocados a Sergio Llull y Rudy Fernández que volvían a la convocatoria y estado entre algodones de Usman Garuba por un golpe en el glúteo. Pero los jugadores blancos han peleado y han competido para superar a Valencia Basket primero y Lenovo Tenerife después. Ahora, el reto era mucho mayor. Un FC Barcelona hambriento de títulos para sufragar los costes millonarios de su plantilla y que su mayor objetivo es destronar del trono baloncestístico español al Real Madrid. Y además el conjunto blaugrana se presentaba en Madrid con todo su arsenal, solo con la única baja de Víctor Claver.

En el Real Madrid, si podía haber más problemas, se hicieron realidad con la enésima baja en su roster tras conocerse la no participación de Rudy Fernández por otro problema en su desquiciante espalda. No sabemos si por el cansancio o por alguna estratagema deportiva, Pablo Laso revolucionó el quinteto inicial con la entrada de Sergio Llull en el base, Fabien Causeur – 13 ptos y 4 rebotes en la Copa – como escolta, Alberto Abalde de alero y Gabriel Deck – 25 ptos y 8 rebotes – junto con Trey Thompkins – 18 ptos y 5 rebotes - en la pintura. Tres minutos fue lo que le duró la batería al Real Madrid. Unos minutos donde el nivel físico blanco pudo luchar de tú a tú con la energía de jugadores como Hanga, Higgins o Davies. Tres minutos donde los blancos se encontraban acertados en el tiro y conseguían desviar los lanzamientos blaugranas. Pero tras esos intensos minutos, la mejor forma física del FC Barcelona se fue adueñando del partido 7-8 minuto 5. El Real Madrid había anotado sus dos primeras canastas de la mano de Alberto Abalde, pero ya contaba con un 2/8 en el tiro de campo, insuficiente para superar a un armado FC Barcelona que sentenció prematuramente el partido con un parcial de 0-14 en 5 minutos al cual no pudo llegar el Real Madrid con su 25% en tiros de campo y 3 pérdidas cometidas. Básicamente entre Mirotic (6) y Roland Smits (6), anotaron más puntos que todo el Real Madrid en el primer cuarto. Un primer cuarto que se cerraba con un claro 11-20 para el FC Barcelona que contaba con un 53% de acierto en el tiro y la utilización de 11 de sus 12 jugadores.

La segunda unidad madridista fue más titular de la que se podía esperar, con Alocén, Carroll y Thompkins en sus filas, consiguió rápidamente meterse en partido con un 9-3 de parcial y la nueva aportación de Carlos Alocén que anotaba 5 puntos en este cuarto para mantener al Real Madrid en la lucha. Pero nuevamente, el esfuerzo madridista duró 3 minutos. Lo que duró en reinventarse la defensa blaugrana y en aparecer Brandon Davies y Cory Higgins en ataque para maravillar al aficionado blaugrana con un espectacular 5/6 en tiros de campo en este cuarto y no permitiendo a los blancos acercarse más allá de los diez puntos, 23-33 en el minuto 15 de partido. Fue cuando el equipo blaugrana puso la directa e infligió un durísimo parcial de 4-17 donde el Real Madrid fue desbordado con un 1/5 en triples amén de 4 pérdidas de balón. Algo que no ocurría en el lado blaugrana que anotaba al contrataque junto a un sólido 73% en (15) tiros de campo y que lógicamente dejó en inútil la habilidad madridista de recuperación, a pesar de mejorar sus números del primer cuarto y llegar a 20 puntos con un 44% en el tiro de campo y un enorme Gaby Deck que volvía a destacar y a proclamarse en la grata sorpresa del Real Madrid en esta Copa y añadiendo 7 puntos en el segundo cuarto que se cerraba con un claro y vergonzante 31-52 para el FC Barcelona. Vergonzante el resultado e impotente el juego del Real Madrid para pelear en buena lid con el FC Barcelona por el título de campeón. Además, el FC Barcelona contaba con un 62% en tiros de campo y solo 7 asistencias, mientras que los blancos solo llegaron al 34% de acierto con el mismo número de lanzamientos, pero con 2/12 en triples y 4 asistencias.  

clorin 1200 200

Poco o nada se podía esperar del partido en la segunda mitad, pero algo voy a quedar demostrado en un equipo con carácter ganador. Seguro que en Pablo Laso resonaban las palabras del entrenador de Baskonia, Dusko Ivanovic, que decía tras terminar su semifinal contra el FC Barcelona “Si juegas ante el FC Barcelona con tanto respeto, pocas opciones tienes”. Y entonces fue cuando el Real Madrid volvió a coger resuello y de la mano del inédito – y tocado – Usman Garuba usado como defensor del base contrario, el Real Madrid conquistaba un parcial de 9-1 con Llull y Tavares de estiletes, mientras que el FC Barcelona solo podía anotar a través de una falta técnica a Sergio Llull. Dicho parcial, colocaba a los blancos algo más cerca 40-56 minuto 25 y con alguna posibilidad viendo el bajo porcentaje blaugrana y sus 4 balones perdidos en este cuarto. Pero ayer era el partido de Cory Higgins y volvió a liderar un nuevo empujón blaugrana con la ayuda inestimable de las cinco asistencias de Nick Calathes – 7 de todo el Barca en la primera parte – en este tercer cuarto. Pero la diferencia era muy amplia, los triples seguían pegando en el hierro (3/10 en el cuarto) y el Real Madrid continuaba cometiendo pérdida tras pérdida hasta cometer 5 en este cuarto, 12 en global. Pero al Real Madrid tienes que matarlo y volvió a la vida tras un parcial de 10-7 que le permitió acercarse nuevamente a un resultado mucho más manejable 50-63 minuto 28, pero el dominio del juego de Calathes cerró todas las vías de agua y con un 0-6 final, se llegaba a los diez minutos finales con el FC Barcelona muy superior 50-69. Fue el peor cuarto blaugrana en el partido, con 4 pérdidas de balón y un escaso 33% en tiros de campo, pero a pesar de ello, el Real Madrid solo pudo ganar el cuarto por dos puntos 19-17.

Y Pablo Laso tiro toda la carne en el asador. Colocó un quinteto revolucionario para terminar muriendo y atacando. Carlos Alocén, Fabien Causeur, Alberto Abalde, Usman Garuba y Edy Tavares jugaron prácticamente el cuarto entero con la salvedad de 3 minutos de Sergio Llull. Era sencillamente bestial, ver como en cada paron del juego, los jugadores blancos se echaban las manos sobre sus rodillas intentando recuperar el aliento. Pero el sacrificio valió la pena. El Real Madrid anotó 23 puntos en este cuarto, con Abalde (10), Alocén (4) y Tavares (9), siendo además ellos tres los únicos que lanzaron a canasta junto a sendos triples fallados de Causeur y Garuba. Estaba claro que era “querer y no poder” pero 8 puntos consecutivos de Alberto Abalde, devolvió la sonrisa y la alegría en los corazones de los miles de madridistas orgullosos del trabajo de su equipo en la Copa del Rey y en sus condiciones y llegaba a dejar un parcial de 12-4 para un feliz 62-73 para los blaugranas. Hasta que el MVP Cory Higgins decidió cerrar el partido con 6 puntos hasta los 20 totales que le dieron a él, a Jasikevicius y al millonario proyecto del FC Barcelona, su primer título en dos años. Porque para el Real Madrid, “solo” fue su octava derrota en 28 finales y el marcharse de la Copa con el deber cumplido de disputarla y de llegar mucho más lejos de donde creía la mayoría de entendidos. Edy Tavares fue el mejor de los blancos en la final con 17 puntos 9 rebotes 5 tapones y 28 de valoración. Ahora los blancos “descansarán” 5 días porque vuelve la Euroliga y no toca lamentarse, sino armarse.