Liga Endesa Jornada 27: Real Madrid 87 Divina Seguros Joventut 70

Sin concesiones

Cargando...

Gran victoria del Real Madrid en un partido que se fue convirtiendo en trámite, tras el 20-4 de parcial en el segundo cuarto. Jaycee Carroll fue el mejor de los blancos con 16 puntos en 15 minutos, en el día que Luka Doncic volvió a rozar el triple doble con 9 puntos 8 rebotes y 10 asistencias. El Real Madrid, cerca de cerrar el objetivo de terminar primero, la fase regular de la Liga Endesa.

Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez

Tan solo 48 horas después de vencer a Mombus Obradoiro, el dichoso calendario, nos coloca otro encuentro de nuevo de Liga Endesa, esta vez contra el colista, el Divina Seguros Joventut. Permitirme la reflexión, de no entender porqué este partido se juega el martes y no el miércoles o jueves como el resto. No me vale, que el Real Madrid de fútbol, dispute esta noche la vuelta de las semifinales de la Champions League puesto que, en más de una ocasión, la Liga Endesa nos ha regalado un partido dentro de horario de fútbol en el Bernabéu. Y por otro lado, aprovecho la visita del Divina Seguros Joventut, para mostrar mi preocupación por el estado deportivo y económico que sufre uno de los mejores equipos deportivos – tiene una Euroliga, que a nadie se le olvide – que España ha tenido fuera de Madrid y Barcelona. Ayer, La Penya sufrió y yo con ellos. Me da mucha rabia y mucha pena su actual clasificación en la liga y ayer, honestamente, no mostro una buena imagen. Y ayer hubiese sido una buena noche, martes por la noche, con un Real Madrid sin ninguna urgencia y con casi 6000 valientes que soportaron la intensa lluvia caída durante toda la tarde en la capital de España.

clorin 1200 200

Después de los descansos del pasado domingo, Fabien Causeur y Edy Tavares, volvieron al equipo siendo titulares, junto a los ya habituales Doncic, Taylor y Randolph. El comienzo del encuentro nos dejó muy a las claras, las urgencias de ambos equipos, con un Divina Seguros Joventut muy concentrado, intentando anotar con canastas fáciles, ante un Real Madrid que, esperaba de principio que el partido le viniese o directamente, tener muy buena fortuna con el lanzamiento a canasta. Pero una cosa era las intenciones y otras muy diferentes, el acierto al aro. Y es que el equipo verdinegro, contaba con un escaso 40% en tiros de campo en los primeros minutos del partido, habiendo encestado solo dos lanzamientos en cinco minutos contra un Real Madrid bastante relajado en defensa, permitiendo muchas bandejas debajo de los largos brazos de Tavares que ayer, se quedo por segunda vez esta temporada, sin colocar un solo tapón en el partido. De poco servía la dirección de todo un internacional por Argentina – lástima de no contar con Campazzo para su duelo particular – como Nicolás Laprovitola, que el Real Madrid mantenía la ventaja 11-7 en el minuto 5. Al Real Madrid le costaba anotar y otra vez se atragantaba con el triple y su 0/4 en triples en 7 minutos, donde solo Chasson Randle saliendo desde el banquillo, parecía el más acertado del Real Madrid, con 6 puntos en 5 minutos y siendo el más valorado por los de Pablo Laso al final del primer cuarto. Un cuarto extraño, donde el Real Madrid conseguía un 80% en tiros de dos, pero un 0/5 en triples que permitía que Joventut siguiese agarrado al partido 22-18 al termino de los primeros diez minutos.

El comienzo del segundo cuarto, nos volvió a dar otro ejemplo de las necesidades de Joventut por llevarse el partido y en este caso, afortunados en el lanzamiento con un parcial de 5-15 en 5 minutos para colocar levemente al Divina Seguros Joventut por delante en el marcador 26-28 minuto 13. Todo ello en un partido muy global, donde los 10 jugadores que disfrutaron de minutos en la primera parte, anotaron, pero ninguno consiguió más de dos canastas. Quizás este hecho, despertó a un durmiente Real Madrid que tuvo en Jaycee Carroll a su microondas particular. Ya hemos destacado en artículos anteriores, el enorme talento que tiene el escolta mormón del Real Madrid que está opositando a tener más minutos de los habituales en cancha. Carroll no desaprovechó su oportunidad, jugando los 10 minutos del segundo cuarto, con 11 puntos 4/5 en tiros de campo y 12 de valoración, para iniciar la remontada y una racha tremenda que empezaba a dejar sin opciones, al Divina Seguros Joventut. Del 26-28, se pasó al 34-28 en apenas dos minutos, que reflejaba el marcador, en el minuto 15 de encuentro. Ahora La Penya, no encontraba aro con tanta alegría como al comienzo del encuentro, no tanto por desacierto en el lanzamiento, como por pérdidas de balón – hasta 9 llevaban al descanso – y los tapones de Gustavo Ayón en la zona. Jerome Jordan cerraba un parcial de 14-0 para el Real Madrid donde los verdinegros no habían conseguido punto alguno en 6 minutos de juego. Algo que no puedes permitirte teniendo enfrente al Real Madrid, capaz de romperte el partido en pocos minutos. Y para ello tenían al mejor hombre y es que Luka Doncic, no entiende de descansos y partidos trámites y volvió a disfrazarse de Petrovic, para conseguir 3 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias, para llegar al descanso con la alarma de triple-doble con 6 puntos 6 rebotes 5 asistencias y 3 recuperaciones. Ante este vendaval, estaba claro que el 46-32 del descanso parecía romper poco a poco el partido. Efectivamente, el parcial era un claro 20-4 en 7 minutos de juego, con los ya comentado 11 puntos de Jaycee Carroll como punta de lanza, ante un Divina Seguros Joventut, que veía como se desplomaba su porcentaje de tiro hasta el 41% al llegar al descanso, todavía sin ningún jugador anotando más de dos tiros en juego.

La segunda parte se tornaba interesante, básicamente por la opción de Luka Doncic de lograr un triple-doble, el primero que yo recuerde en Liga Endesa y donde habría que buscar en los libros de historia para conseguir recordar uno en Europa. Pero hubo otro detalle del Divina Seguros Joventut que no me gustó. Más bien de su entrenador, el polémico Carles Durán. Y es que el entrenador barcelonés, del equipo verdinegro, devolvió a sus jugadores a cancha a falta de 8 minutos para que empezase el tercer cuarto, tras haber sido barridos por el Real Madrid, con un parcial de 20-4 en 7 minutos. Al menos, se podría esperar alguna charla subida de tono para hacer reaccionar a su equipo, colista de la competición. Y aquello se vio reflejado en el comienzo del tercer cuarto donde los blancos, jamás bajaron su ventaja por debajo de los 10 puntos, como el 56-43 del minuto 25. Y la importancia del partido, volvía a encumbrarse en lo que Luka Doncic podría conseguir en el partido, con 9 puntos 7 rebotes y 7 asistencias con todavía 16 minutos por jugar. A todo esto, Santi Yusta había cogido el testigo dejado por Jaycee Carroll en el segundo cuarto y el torrejonero, conquisto 7 puntos en los últimos cuatro minutos de cuarto para seguir ascendiendo la ventaja en el marcador, a más de 20 puntos de diferencia. Y no solo eso, sino que en la diferencia también residía en las asistencias, donde los blancos habían repartido 14 por solo 6 de Joventut en los 3 primeros cuartos. A todo eso, se sumó un nuevo parcial apabullante de 14-4 en 3 minutos que reventó el encuentro si aun no lo estaba hecho. Menos mal a otra réplica de 0-4 en segundos para dejar el resultado en 70-51 al final del tercer cuarto.

Ya el último cuarto, nos dejó el tradicional baile de minutos en los jugadores de Pablo Laso, que como es lógico, no permitió a Luka Doncic pelear por su triple-doble personal, teniéndole 11 minutos en el banquillo durante la segunda parte. La nueva relajación del Real Madrid, fue retomada por el Divina Seguros Joventut que con Xabier López Arostegui y Patrick Richard, empezaban a anotar para el conjunto badalonés, rebajando los 20 puntos de desventaja e intentando volver a entrar en el partido con su estrella Laprovitola, que teniendo una media de 16 puntos por partido, anoche se quedó en solo 9 puntos. El letargo madridista, provocó un nuevo acercamiento catalán hasta el 74-62 del minuto 34 pero solo 60 segundos después, un 5-0 de parcial, devolvía la tranquilidad a la grada madridista. En definitiva, victoria cómoda por parte del Real Madrid por 87-70 ante el colista. Una victoria mucho más abultada viendo el 102-58 en valoración, con Luka Doncic bordeando el triple-doble con 9 puntos 8 rebotes y 10 asistencias, con Jaycee Carroll como máximo anotador con 16 puntos en 15 minutos y un reparto exclusivo de minutos por parte del cuadro madridista, ante un Divina Seguros Joventut, que debe mejorar mucho para salir del pozo donde se encuentra, con tan solo dos jugadores superando los 10 puntos y valoración. Algo que intentaron durante los 40 minutos, pero el Real Madrid, con Doncic a la cabeza, no permitió concesiones.

Tan solo 48 horas después de vencer a Mombus Obradoiro, el dichoso calendario, nos coloca otro encuentro de nuevo de Liga Endesa, esta vez contra el colista, el Divina Seguros Joventut. Permitirme la reflexión, de no entender porqué este partido se juega el martes y no el miércoles o jueves como el resto. No me vale, que el Real Madrid de fútbol, dispute esta noche la vuelta de las semifinales de la Champions League puesto que, en más de una ocasión, la Liga Endesa nos ha regalado un partido dentro de horario de fútbol en el Bernabéu. Y por otro lado, aprovecho la visita del Divina Seguros Joventut, para mostrar mi preocupación por el estado deportivo y económico que sufre uno de los mejores equipos deportivos – tiene una Euroliga, que a nadie se le olvide – que España ha tenido fuera de Madrid y Barcelona. Ayer, La Penya sufrió y yo con ellos. Me da mucha rabia y mucha pena su actual clasificación en la liga y ayer, honestamente, no mostro una buena imagen. Y ayer hubiese sido una buena noche, martes por la noche, con un Real Madrid sin ninguna urgencia y con casi 6000 valientes que soportaron la intensa lluvia caída durante toda la tarde en la capital de España.

Después de los descansos del pasado domingo, Fabien Causeur y Edy Tavares, volvieron al equipo siendo titulares, junto a los ya habituales Doncic, Taylor y Randolph. El comienzo del encuentro nos dejó muy a las claras, las urgencias de ambos equipos, con un Divina Seguros Joventut muy concentrado, intentando anotar con canastas fáciles, ante un Real Madrid que, esperaba de principio que el partido le viniese o directamente, tener muy buena fortuna con el lanzamiento a canasta. Pero una cosa era las intenciones y otras muy diferentes, el acierto al aro. Y es que el equipo verdinegro, contaba con un escaso 40% en tiros de campo en los primeros minutos del partido, habiendo encestado solo dos lanzamientos en cinco minutos contra un Real Madrid bastante relajado en defensa, permitiendo muchas bandejas debajo de los largos brazos de Tavares que ayer, se quedo por segunda vez esta temporada, sin colocar un solo tapón en el partido. De poco servía la dirección de todo un internacional por Argentina – lástima de no contar con Campazzo para su duelo particular – como Nicolás Laprovitola, que el Real Madrid mantenía la ventaja 11-7 en el minuto 5. Al Real Madrid le costaba anotar y otra vez se atragantaba con el triple y su 0/4 en triples en 7 minutos, donde solo Chasson Randle saliendo desde el banquillo, parecía el más acertado del Real Madrid, con 6 puntos en 5 minutos y siendo el más valorado por los de Pablo Laso al final del primer cuarto. Un cuarto extraño, donde el Real Madrid conseguía un 80% en tiros de dos, pero un 0/5 en triples que permitía que Joventut siguiese agarrado al partido 22-18 al termino de los primeros diez minutos.

El comienzo del segundo cuarto, nos volvió a dar otro ejemplo de las necesidades de Joventut por llevarse el partido y en este caso, afortunados en el lanzamiento con un parcial de 5-15 en 5 minutos para colocar levemente al Divina Seguros Joventut por delante en el marcador 26-28 minuto 13. Todo ello en un partido muy global, donde los 10 jugadores que disfrutaron de minutos en la primera parte, anotaron, pero ninguno consiguió más de dos canastas. Quizás este hecho, despertó a un durmiente Real Madrid que tuvo en Jaycee Carroll a su microondas particular. Ya hemos destacado en artículos anteriores, el enorme talento que tiene el escolta mormón del Real Madrid que está opositando a tener más minutos de los habituales en cancha. Carroll no desaprovechó su oportunidad, jugando los 10 minutos del segundo cuarto, con 11 puntos 4/5 en tiros de campo y 12 de valoración, para iniciar la remontada y una racha tremenda que empezaba a dejar sin opciones, al Divina Seguros Joventut. Del 26-28, se pasó al 34-28 en apenas dos minutos, que reflejaba el marcador, en el minuto 15 de encuentro. Ahora La Penya, no encontraba aro con tanta alegría como al comienzo del encuentro, no tanto por desacierto en el lanzamiento, como por pérdidas de balón – hasta 9 llevaban al descanso – y los tapones de Gustavo Ayón en la zona. Jerome Jordan cerraba un parcial de 14-0 para el Real Madrid donde los verdinegros no habían conseguido punto alguno en 6 minutos de juego. Algo que no puedes permitirte teniendo enfrente al Real Madrid, capaz de romperte el partido en pocos minutos. Y para ello tenían al mejor hombre y es que Luka Doncic, no entiende de descansos y partidos trámites y volvió a disfrazarse de Petrovic, para conseguir 3 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias, para llegar al descanso con la alarma de triple-doble con 6 puntos 6 rebotes 5 asistencias y 3 recuperaciones. Ante este vendaval, estaba claro que el 46-32 del descanso parecía romper poco a poco el partido. Efectivamente, el parcial era un claro 20-4 en 7 minutos de juego, con los ya comentado 11 puntos de Jaycee Carroll como punta de lanza, ante un Divina Seguros Joventut, que veía como se desplomaba su porcentaje de tiro hasta el 41% al llegar al descanso, todavía sin ningún jugador anotando más de dos tiros en juego.

La segunda parte se tornaba interesante, básicamente por la opción de Luka Doncic de lograr un triple-doble, el primero que yo recuerde en Liga Endesa y donde habría que buscar en los libros de historia para conseguir recordar uno en Europa. Pero hubo otro detalle del Divina Seguros Joventut que no me gustó. Más bien de su entrenador, el polémico Carles Durán. Y es que el entrenador barcelonés, del equipo verdinegro, devolvió a sus jugadores a cancha a falta de 8 minutos para que empezase el tercer cuarto, tras haber sido barridos por el Real Madrid, con un parcial de 20-4 en 7 minutos. Al menos, se podría esperar alguna charla subida de tono para hacer reaccionar a su equipo, colista de la competición. Y aquello se vio reflejado en el comienzo del tercer cuarto donde los blancos, jamás bajaron su ventaja por debajo de los 10 puntos, como el 56-43 del minuto 25. Y la importancia del partido, volvía a encumbrarse en lo que Luka Doncic podría conseguir en el partido, con 9 puntos 7 rebotes y 7 asistencias con todavía 16 minutos por jugar. A todo esto, Santi Yusta había cogido el testigo dejado por Jaycee Carroll en el segundo cuarto y el torrejonero, conquisto 7 puntos en los últimos cuatro minutos de cuarto para seguir ascendiendo la ventaja en el marcador, a más de 20 puntos de diferencia. Y no solo eso, sino que en la diferencia también residía en las asistencias, donde los blancos habían repartido 14 por solo 6 de Joventut en los 3 primeros cuartos. A todo eso, se sumó un nuevo parcial apabullante de 14-4 en 3 minutos que reventó el encuentro si aun no lo estaba hecho. Menos mal a otra réplica de 0-4 en segundos para dejar el resultado en 70-51 al final del tercer cuarto.

Ya el último cuarto, nos dejó el tradicional baile de minutos en los jugadores de Pablo Laso, que como es lógico, no permitió a Luka Doncic pelear por su triple-doble personal, teniéndole 11 minutos en el banquillo durante la segunda parte. La nueva relajación del Real Madrid, fue retomada por el Divina Seguros Joventut que con Xabier López Arostegui y Patrick Richard, empezaban a anotar para el conjunto badalonés, rebajando los 20 puntos de desventaja e intentando volver a entrar en el partido con su estrella Laprovitola, que teniendo una media de 16 puntos por partido, anoche se quedó en solo 9 puntos. El letargo madridista, provocó un nuevo acercamiento catalán hasta el 74-62 del minuto 34 pero solo 60 segundos después, un 5-0 de parcial, devolvía la tranquilidad a la grada madridista. En definitiva, victoria cómoda por parte del Real Madrid por 87-70 ante el colista. Una victoria mucho más abultada viendo el 102-58 en valoración, con Luka Doncic bordeando el triple-doble con 9 puntos 8 rebotes y 10 asistencias, con Jaycee Carroll como máximo anotador con 16 puntos en 15 minutos y un reparto exclusivo de minutos por parte del cuadro madridista, ante un Divina Seguros Joventut, que debe mejorar mucho para salir del pozo donde se encuentra, con tan solo dos jugadores superando los 10 puntos y valoración. Algo que intentaron durante los 40 minutos, pero el Real Madrid, con Doncic a la cabeza, no permitió concesiones.