Euroliga Jornada 03: Real Madrid 94 Khimki Moscú 85

Sobreviviendo con Llull

Cargando...

El Real Madrid se estrenó en la Euroliga con una difícil victoria ante un diezmado Khimki Moscú. Segio Llull con 21 puntos y Nico Laprovittola con 19 puntos y 7 asistencias, lideran a los blancos que enderezaron el partido en el tercer cuarto. Mañana ante el Armani Milán de Sergio Rodríguez, los de Laso tendrán una mueva oportunidad de demostrar su mejoría.

Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo

Cinco días después de la sonora derrota ante el Valencia Basket, el Real Madrid reaparecía en el WiZink Center para volver a intentar – por tercera ocasión – su primera victoria de la temporada en la Euroliga. Una Euroliga, que empieza a estar marcada por temas extradeportivos y que desgraciadamente tiene que ver, con los múltiples casos de coronavirus existentes en varios equipos. Algunos de ellos han tenido que arrojar la toalla incluso para poder disputar la doble jornada de esta semana y otros, como es el caso del Khimki, deben viajar al poder configurar una plantilla de 8 jugadores sanos, a pesar de que sólo 5 de ellos corresponden a jugadores del primer equipo. La norma así lo afirmaba aunque, afortunadamente, ha cambiado para ayudar a estos equipos que tienen bajas por culpa del maldito virus. Precisamente el Khimki Moscú fue el siguiente rival de un Real Madrid necesitado de una victoria, no tanto por el bien clasificatorio, sino por el hecho de recuperar la moral de un equipo sujeto a la crítica al mínimo nivel utilizado exigido. Como ya sucedió en la victoria del pasado domingo en Gran Canaria, Anthony Randolph causó baja, mientras que Fabien Causeur y Jeffery Taylor, volvían a contar para Pablo Laso para el partido de anoche.

El entrenador vitoriano contaba casi con toda su plantilla al completo, algo que debemos empezar a apreciar, viendo cómo están los demás equipos de Europa.  Facundo Campazzo, Sergio Llull, Alberto Abalde, Usman Garuba y Edy Tavares, formaban el quinteto de inicio del Real Madrid ante un Khimki Moscú donde 3 jugadores titulares disputaron más de 30 minutos en el partido. Y nuevamente, como ya sucediese el domingo contra Herbalife Gran Canaria, el Real Madrid volvía a salir dormido contra un Khimki Moscú mucho más enchufado de la mano de Vyacheslav Zaytsev que anotó 7 puntos de los 13 de su equipo en el primer parcial de 7-13 en el minuto 5. Al Real Madrid le costaba anotar, tanto en la zona como desde el triple y le seguía faltando intensidad en defensa ante un Khimki Moscú muy acertado. Reaccionaba el equipo blanco gracias al acierto de Sergio Llull que apenas falló un lanzamiento de los 6 que lanzó en el primer cuarto, convirtiéndose además en el único arma junto con Tavares, que veía aro dentro de la zona. El 5/7 del Real Madrid en tiros de dos puntos, fueron la suma de lo que lanzaron Llull y Tavares, sorprendía por tanto, que ningún otro jugador madridista amenazase ni siquiera una vez, desde el interior. Poca anotación le dieron al Real Madrid, el resto de jugadores blancos, que solo aportaron 10 puntos. Más que ellos, anotó Sergio Llull con sus 13 puntos y su 4/4 en tiros de dos, volviendo a recordar al gran Llull, para culminar la remontada ante un gigante Khimki Moscú que aguantaba al final del primer cuarto 25-25 con un enorme 67% en tiros de campo. Ilusionaba ver a Sergio Llull con 13 puntos en 10 minutos, pero preocupaba y mucho, que el resto de jugadores solo sumase 12 puntos, 6 de ellos desde el tiro libre.

Nuevamente le tocaba espabilar al Real Madrid para que no le volviese a pasar lo mismo que en anteriores partidos y existía la esperanza de que llegasen nuevos anotadores para mantener el liderato del partido y jugar con un poco de comodidad en el marcador. Lo consiguieron inicialmente en la defensa, con la salida de Rudy Fernández y sobretodo de Jeffery Taylor quien con su intensidad defensiva, conseguía rebajar la anotación rusa. En ataque era Trey Thompkins quien con 5 puntos consecutivos, estiraba el marcador hasta el 33-27 del minuto 13 de partido. Pero el Khimki Moscú no iba a abandonar el partido tan fácilmente y gracias al espectacular 63% en el triple, los rusos se mantenían igualados en el marcador con un gran Odikonov y sus 10 puntos en este cuarto. También el Real Madrid se aficionó al triple y consiguió cerrar este cuarto con un increíble 7/11 de acierto, comandado por un acertado Nicolás Laprovittola que encestaba 4/5 en este cuarto. Si en el primer cuarto hablábamos del tiro interior, solo una canasta consiguió el equipo de Laso dentro de la zona en este segundo cuarto. Un cuarto que, de la mano de Laprovittola, volvía a estirar el Real Madrid consiguiendo una cómoda ventaja al descanso 49-41. Y es que Nicolás Laprovittola fue el amo y señor del segundo cuarto, no solo por su 4/5 en triples, sino también por sus 4 asistencias y volviendo a cumplir como un base necesario en el actual Real Madrid. Los blancos contaban con un 50% en tiros de campo al descanso por un 53% en el triple, pero apenas 12 rebotes al descanso, 4 solo en el primer cuarto.

clorin 1200 200

49 puntos habían anotado los blancos al descanso, siendo 30 de ellos conseguidos por dos jugadores discutidos este verano, Sergio Llull (16) y Nicolás Laprovittola (14). Era una gran noticia, aunque solo dejaban 19 puntos para el resto del equipo. Es más, los jugadores más en forma solo sumaban 5 puntos. Facundo Campazzo solo llevaba 2 tiros libres y un 0/2 en tiros, todos triples y Edy Tavares 3 puntos con solo 3 tiros lanzados. Además, el Khimki Moscú seguía en partido pese a tener 8 jugadores, con un 54% en tiros de campo. No podía ser de otra manera. El Khimki volvió a apoyarse en los triples para darle un nuevo susto al Real Madrid pero anoche era el día de Sergio Llull, para liderar un parcial de 13-6 en 3 minutos y lograr la máxima diferencia 62-47 en el minuto 23. Ahora sí, apareció la defensa del Real Madrid, recibiendo apenas 16 puntos en este tercer cuarto con un escaso 38% de acierto en el tiro del Khimki Moscú. Las manos de Abalde, Deck o Garuba, forzaron los 7 robos de balón de todo el Real Madrid. Fueron los mejores minutos del Real Madrid que agradeció Pablo Laso manteniendo su quinteto inicial prácticamente durante todo el cuarto. El partido no terminaba de cerrarse puesto que los blancos se encontraron con hasta 7 faltas señaladas por las únicas 5 señaladas en toda la primera parte, lo que relajó la intensidad defensiva madridista para cerrar el tercer cuarto con un 70-57 para el Real Madrid. Un partido muy igualado en los tiros de campo, pero que el Real Madrid había lanzado hasta 13 lanzamientos más.

El Real Madrid había conseguido despegarse del Khimki Moscú gracias a su defensa. 32 puntos anotaron solo los rusos sumando el segundo y el tercer cuarto, tras los 25 recibidos en el primero. Los 30 puntos anotados por Llull y Laprovittola al descanso, se convirtieron en 40 al final del partido y es que, apareció un esplendido Trey Thompkins en el último cuarto anotando 10 puntos, para acabar su partido con 18 puntos. Uno más, 19, sumaba Nicolás Laprovittola con 7 asistencias y su mayor valoración de siempre (23). Pero, cuando más se le necesita, apareció Sergio Llull, para anotar 21 puntos en 23 minutos y con 26 de valoración fue el mejor de un partido que le dio a los blancos, su primera victoria europea de la temporada. No podemos dejar pasar, el enorme trabajo que realizó el Khimki Moscú, con 8 jugadores anotando 85 puntos y consiguiendo 85 créditos de valoración. Un equipo, que cuando esté al completo, será una pesadilla para sus rivales. Pero esto no para, mañana viernes, el Real Madrid jugará en Milán contra Armani Milán que está 8º con 2-1 de balance.