Liga Endesa 4ª FINAL: Partido 2: Baxi Manresa (0) 74 Real Madrid (2) 83

Solución Argentina

Cargando...

El Real Madrid ya está en semifinales de Liga Endesa tras remontarle a Baxi Manresa con un parcial de 10-19 en seis minutos, gracias a los 11 puntos de Gaby Deck en el último cuarto. El argentino estuvo muy bien acompañado por Yabusele con 16 puntos y 7 rebotes. Importante fueron tambien los 6 puntos 5 rebotes y 5 tapones que sentenciaron a los manresanos. Los blancos. ya en semifinales, esperarán rival del duelo Valencia Basket vs Bitci Baskonia.

acb Photo / J. Alberch acb Photo / J. Alberch acb Photo / J. Alberch acb Photo / J. Alberch acb Photo / J. Alberch acb Photo / J. Alberch acb Photo / J. Alberch

Tras su incontestable victoria del pasado miércoles, el Real Madrid tenía en la tarde de ayer su primera oportunidad de cerrar su eliminatoria y clasificarse para las semifinales de la Liga Endesa. Pero una cosa que nos ha enseñado los Playoffs es que cada partido únicamente cuenta el resultado final. Da igual como juegues el anterior o posterior y por cuanta diferencia ganes o pierdas. Por tanto, la suficiencia victoria del Real Madrid ante Baxi Manresa del primer partido, solo nos deja el 1-0 y la posibilidad de los blancos de cerrar la eliminatoria en Manresa y no tener que jugar el tercero y definitivo que se jugaría en Madrid. Ningún cambio en las huestes madridistas que seguían con la desgraciada baja de Nigel Williams-Goss y con Sergio Llull como único base real en plantilla siendo ayudado por Alberto Abalde y Adam Hanga, aunque Pablo Laso se guarda la bala del canterano Juan Núñez en el banquillo. Un partido muy reñido donde Baxi Manresa comprende que puede estar en los últimos 40 minutos de su gran temporada y no están dispuestos a dejarse vencer de manera sencilla en su propia cancha, donde esperan vencer y meter la presión al equipo blanco.

clorin 1200 200

Porque el peligro era real. Baxi Manresa apenas logró 26 rebotes el primer partido cuando es el equipo que mejor rebotea de la Liga Endresa. El mejor ejemplo fue ver como el Real Madrid se levantaba de la decepción de no ganar la Euroliga a vencer de forma clara a su rival con una magnífica defensa. A pesar de su buen funcionamiento del pasado miércoles, el Real Madrid modificaba su quinteto con la entrada de Gabriel Deck por Fabien Causeur. Por tanto, el Real Madrid iniciaba partido con Adam Hanga en el base, con Gabriel Deck y Jeff Taylor como aleros y Guerschon Yabusele y Edy Tavares como pívots. El partido comenzaba como se esperaba en la Liga Endesa, primera acción ofensiva del Real Madrid y primera pérdida provocada por una falta ofensiva de Edy Tavares. Después, el Real Madrid tardó en reaccionar al esperado juego ofensivo y muy físico que planteaba Pedro Martínez que obligó a los blancos a lanzar hasta en 13 ocasiones desde el triple. A diferencia del primer partido, Baxi Manresa encontraba tiros liberados ante los fantásticos bloqueos de su juego interior De esta manera llegábamos a un igualado 10-11 en el minuto 5 de partido donde los blancos ya habían anotado tres triples por cinco canastas de dos el equipo manresano. Victoria mínima madridista en un juego muy complicado donde todas las acciones eran muy complicadas en el interior, como demuestra solo 3 canastas en la zona anotadas entre Yabusele y Poirier. Todo lo contrario, desde el triple donde con un 6/13 los blancos se llevaron el primer cuarto 21-25 con dos triples de Adam Hanga y Sergio Llull. Todo lo contrario, le ocurrió a Baxi Manresa que tuvo un 5/8 en la zona pero solo un 3/10 desde el triple.

Primer cuarto muy igualado que deja a las claras la ilusión e intención de Baxi Manresa de seguir salvando su bola de partido. Y tanto si lo aprovechó subiendo líneas en defensa y permitiendo lanzamientos en mala posición del Real Madrid que tardó más de tres minutos en anotar su primera canasta, tiempo que aprovechó Baxi Manresa para remontar el partido y colocar un claro 31-29 en el minuto 14 de partido, es decir, un 10-4 de parcial en el segundo cuarto, que llevaba a los demonios a Pablo Laso.  Porque el Baxi Manresa había recuperado su energía reboteadora con 11 rebotes y 5 asistencias en el segundo cuarto junto a la curiosidad de haber realizado 5 faltas en 15 minutos con 34-29 para Baxi Manresa. Pero estos partidos son muy habituales en los playoffs y en el Real Madrid hay muchos jugadores que han vivido esta clase de partidos. Y en un segundo cuarto donde la presión nos puede a cualquiera, apareció el talento de Rudy Fernández para remontar de nuevo el partido y seguir a rueda de un talentoso Baxi Manresa, que cerraba el segundo cuarto con un 42% en tiros de campo, rebajado por su 2/9 en triples. En cambio, el Real Madrid tiraba de veteranía para conseguir igualar el parcial con apenas 1/6 en triples. Un triple convertido por Rudy Fernández que anotaba nada menos que la mitad de los puntos que el Real Madrid cosechaba en un complicado segundo cuarto. Ocho puntos del balear que permitió a los blancos escaparse 36-41 a falta de 90 segundos para acabar la primera parte. Pero el segundo triple de Manresa dejaba el resultado en 39-41 para el Real Madrid al descanso. Una primera parte que dejaba un 46% de acierto del Real Madrid con 19 rebotes 8 asistencias y 48 de valoración.

Y es que los blancos estaban aguantando el tipo a un fortísimo Baxi Manresa que se jugaba la vida ante su público y les hacía soñar con un gran 11/18 en tiros de dos, pero un feo 5/19 en triples. El Real Madrid, mucho más veterano en estos partidos, tenía a Rudy Fernández y Sergio Llull como máximos anotadores con 8 puntos cada uno, acompañados por los 7 tantos de Yabusele, pero donde el resto de los aleros madridistas sumaban 11 puntos, con roscos para Abalde y Taylor. La segunda parte fue un alivio para los blancos que consiguieron un parcial de 0-6 en dos minutos para estirar la diferencia a su favor. Y es que, en estos partidos, la veteranía y la experiencia es un grado y se vio en este cuarto donde la anotación no llegaba y la defensa y la intensidad se convirtió en fundamental. Baxi Manresa seguía buscando abusar de su físico en el interior, pero esta vez, se encontró al Real Madrid más incisivo en la parte defensiva. Reaccionaba Baxi Manresa gracias a la intensidad de Ismael Bako con sus 6 puntos y 5 rebotes en el cuarto ante un Real Madrid que apenas contaba con un 38% en tiros de campo con el partido 46-52 para los blancos en el minuto 25. La ausencia de segundo base – tras Llull – y los 4 minutos escasos que jugó Alberto Abalde, se convirtió en un problema ofensivo para el Real Madrid que de nuevo tiró de la genialidad de Guerschon Yabusele que anotaba 7 puntos y 3 rebotes para salvar a los suyos que volvieron a contar las canastas anotadas con cuentagotas. Aunque al final, los puntos anotados no iban a ser tan determinantes en el tercer cuarto, porque Baxi Manresa apenas se quedó en 14 puntos con solo 12 tiros a canasta y un 33% de acierto en tiros de campo. El Real Madrid se quedaba en 18 puntos y conseguía una importante ventaja 53-59 al final del tercer cuarto. Y es que, aunque los blancos se quedasen en un 38% en tiros de campo, las estadísticas defensivas de los blancos iban decantando el partido. Recibió 14 puntos, anotados por Baxi Manresa en 12 tiros, hubo 11 rebotes madridistas, además de una sola pérdida y dos recuperaciones de balón.

Detalles muy importantes en un partido donde solo Guerschon Yabusele anotaba más de 10 puntos, pero donde otros tres madridistas más superaban los 10 de valoración. Apenas quedaban 10 minutos pero iban a ser los 10 minutos más importantes de Baxi Manresa ya que veía que se le acababa la temporada. Y lo demostró, ya que en apenas tres minutos, tiró a la basura todo lo comentado anteriormente y con ayuda de un parcial de 15-2, colocaba a Baxi Manresa por delante 63-59 en el minuto 34 de partido. Justo en el minuto que el Real Madrid anotaba su primera canasta del cuarto tras un 0/8 en tiros. Era premonitorio que la canasta viniese de la mano de Gaby Deck que en los tres cuartos anteriores llevaba 3 puntos con un 1/5 en tiros de campo. Premonitorio, porque entre Sergio Llul (2+1) y Rudy Fernández (2+1) realizaron un parcial de 0-6 para dejar el 65-66 en el minuto 36 de partido. Y como costumbre empezó el duelo de tiros libres con 8/9 para ambos equipos en el último cuarto. Y a falta de tres minutos, salió la grandeza de Pablo Laso, colocando a Hanga en el base, con Causeur y Deck en las alas con Yabusele y Tavares en la pintura. Sorprendía el vitoriano, porque no estaban en cancha ni Llull (11 puntos), Rudy (9 puntos) ni Poirier (9 puntos). Se jugaría a vida o muerte el partido con 72-73 en 180 segundos. Pues con los jugadores ya comentados, el parcial final fue de 2-8 con un Tavares con dos rebotes ofensivos, una recuperación y dos tapones que finiquitaron el partido en defensa, que antes había sentenciado los 11 puntos anotados sin fallo, en 7 minutos, por Gabriel Deck. Una victoria de mucho mérito para los blancos que volvieron a tirar de veteranía para llevarse el partido y la eliminatoria ante un rudo Baxi Manresa que nunca dio el partido por perdido. Un partido muy igualado, que sentenciaron los blancos desde la defensa, con 1 rebote más, 1 asistencia menos, pero con 8 tapones, 5 de Tavares y 6 recuperaciones, 3 de ellas de Fabien Caueur.  Los blancos consiguen su octava victoria consecutiva en la Liga Endesa y esperará rival en semifinales del vencedor de la eliminatoria Valencia Basket vs Bitci Baskonia.