Euroliga Jornada 32: Real Madrid 83 Anadolu Efes 108

Sueños Robados

Cargando...

Un gran partido de baloncesto, dejó paso a un desmadre arbitral en la segunda parte que fulminó por completo, las ilusiones del Real Madrid de clasificarse para el Top 8. Un tercer cuarto con 35 puntos de Anadolu Efes (21 desde el tiro libre), con Tavares lesionado y Pablo Laso expulsado, condiciona un partido que los blancos ganaban al descanso 42-41. El Real Madrid está obligado a ganar al menos uno de los dos partidos que le quedan, para clasificarse a la ronda final.

Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo

El Real Madrid disputaba una nueva final europea. Un encuentro que le permitiría seguir dependiendo de sí mismo para entrar en los playoffs. Las cosas habían mejorado mucho desde la victoria del pasado jueves en Lyon contra el Asvel Villeurbanne. También ayudaban las tres victorias ligueras, tanto a Coosur Real Betis, Monbus Obradoiro y Baxi Manresa. Incluso consigues recuperar jugadores que estaban en un nivel bajo y otros que se encontraban lesionados. Y es que Rudy Fernández volvía a la acción tras haberse perdido el último mes y medio por su dichosa espalda. Los partidos contra CSKA Moscú y FC Barcelona, también habían mostrado el camino de un mejor Real Madrid que al principio de temporada. Por tanto, estaba preparado física y mentalmente contra el actual subcampeón de Europa. Y todo estaba preparado en el WiZink Center para disfrutar de Shane Larkin, Rodrigue Beabouis o Vasilije Micic. Pero lamentablemente, el partido de anoche solo duró 20 minutos entre dos equipazos de talla mundial como Real Madrid y Anadolu Efes. Un partidazo que se quebró cuando los árbitros del mismo, decidieron ser los tristes y negativos de la segunda parte.

Porque en los 20 primeros minutos, hubo un gran partido de baloncesto. El Real Madrid vencía 42-41 tras ir perdiendo hasta por 7 puntos en el primer cuarto con un enorme 4/5 de Anadolu Efes en el triple en los 5 primeros minutos de partido. Desde ese momento, realizó un tremendo parcial de 31-23 en 14 minutos. Sí, éste Real Madrid, no “el de siempre”. Los blancos contaban con un 57% en tiros de campo (60% en triples), con Edy Tavares máximo anotador con 8 puntos y 4 rebotes. También Trey Thompkins anotaba 8 puntos, todos en el segundo cuarto, inmaculado desde el triple. La gran noticia fue la entrada en escena de los dos bases. Laprovittola jugó solo 6 minutos, pero anotó su único triple además de repartir 3 asistencias. Por su parte, Carlos Alocén volvió a ser ese jugador competitivo para encarar el aro y consiguió 7 puntos y 2 asistencias. No fueron números de MVP, pero al menos no nos dejaron insuficientes actuaciones en el partido. Hasta el propio Rudy aportaba un triple y dos rebotes en su retorno a la competición. Y es que el Real Madrid competía a todo un Anadolu Efes, doblando en rebotes e igualando en asistencias a un equipo que tenía a Shane Larkin con 0 puntos en 17 minutos y a Vasilije Micic que aportaba 6 tantos en 12 minutos y ya cuatro faltas recibidas. Es cierto que el Real Madrid 20/21 no se le da nada bien manejar resultados altos y quizás por ello, el Anadolu Efes podía seguir siendo favorito para llevarse el partido.

Duelo muy igualado en veinte minutos, con el Real Madrid por delante y mostrando una gran imagen y con la ilusión puesta en seguir compitiendo contra un gran rival que no aflojaba con un 50% en tiros de campo, un 47% en triples y un Krunoslav Simon impresionante con 13 puntos anotados en 13 minutos. Pero el partido de baloncesto, acabó allí. Posteriormente fue un acoso y derribo arbitral en contra del Real Madrid que tuvo que dejarse ir en el marcador, porque baloncestísticamente hablando, el duelo se había acabado al descanso. El resultado final de la segunda parte, lo deja todo bien claro 41-67 para el equipo turco, que se encontró con una cómoda victoria caída del cielo. Solo necesitaron de 7 triples, 11 canastas de dos y ¡24 tiros libres! ante un Real Madrid donde hasta a Pablo Laso se le acabó la paciencia en el minuto 29. Porque mucho antes, Anadolu Efes había conseguido un parcial de 6-14 en 3.28 minutos donde en sus siete ofensivas, cinco de ellas fueron determinadas como faltas personales de algún jugador – dos de ellas de Tavares – madridista, que provocaron siete lanzamientos libres para el club otomano. Gracias a ello y a su gran acierto, los turcos se marcharon en el marcador hasta el 50-64 del minuto 27. El Real Madrid realizó su último esfuerzo, ya con Edy Tavares en el banquillo lesionado por un golpe en el costado. En dos minutos el Real Madrid recuperaba con un 12-3 de parcial. Pero entonces pasó lo comentado. Primero, tres tiros libres de Beabouis tras una falta vista por revisión, luego falta técnica a Rudy por lanzar el balón al árbitro tras canasta y finalmente una inexistente falta sobre Larkin que le benefició en 3 tiros. Pablo Laso explotó llevándose una doble técnica y fue expulsado del partido. Resultado: Parcial de 2-9 en un minuto con todos los puntos del Anadolu Efes,desde la personal.

clorin 1200 200

Pablo Laso fue expulsado por un acto de impotencia puro y duro. Porque el resumen del tercer cuarto es una auténtica temeridad en el baloncesto del siglo XXI. Parcial de 22-35, donde los blancos anotaron 2/2 en tiros libres, algo lejano al 21/22 de Anadolu Efes en el tercero. Es decir, que el Real Madrid anotó en juego, los mismos puntos que el Anadolu Efes desde el tiro libre. Y una gran diferencia entre el fútbol y el baloncesto, reside en que en el baloncesto, las faltas sancionadas son acumulativas y provocan una menor intensidad en los jugadores que las comete. Poco se puede sacar deportivamente de este tercer cuarto. Un desafortunado golpe a Tavares en el costado que puede provocar males mas importantes en un futuro cercano en el minuto 22 y las ya comentadas 6 faltas en cuatro minutos por solo 2 de Anadolu Efes que iniciaron la escapada del equipo turco. Y la remontada madridista del 50-64 al 62-67, previo paso a los 8 tiros libres casi consecutivos que decidieron el partido 64-76 al final del tercer cuarto. Porque nadie esperaba que el arbitraje cambiase 180º en apenas diez minutos y Anadolu Efes, tiene una enorme plantilla para que eso no ocurra. Tanto fue así, que solo necesitó de 3/5 en tiros libres en el último cuarto, para anotar 32 puntos más. En el Real Madrid, los mejores fueron Trey Thompkins con 19 puntos en 28 minutos. Pero quiero destacar el partido de Usman Garuba con 12 puntos 6 rebotes 4 asistencias 2 robos de balón y 3 tapones. El de Azuqueca de Henares, nunca perdió la cara al partido. Y mención especial para Rudy Fernández que consiguió 13 puntos en 11 minutos y nos hizo ver lo necesaria e importante que fue su vuelta.

Pero el Real Madrid no pudo más. Los tres colegiados de la Euroliga no le permitieron más. Ni siquiera cuela el 4-7 faltas final para intentar igualar el cómputo de las mismas. Rompieron las ilusiones de un equipo y una afición que tendrá que seguir peleando su acceso al Top 8 donde, como dijimos en anteriores días, es más importante el resultado que el juego. Y es por el resultado por el cual se hablará de éste partido, donde los blancos cayeron por 25 recibiendo más de 100 puntos, pero donde el señorío y el escudo de este club, solo le permite hablar en la cancha e intentar resolver sus propios errores, pese a terminar el partido con un 45% de acierto en el tiro muy por encima, por cierto, de la victoria del pasado domingo ante el Baxi Manresa. Debía hablar de un partido de baloncesto y lo he hecho, ya que el partido duró 20 minutos. Justo lo que situaciones ajenas al deporte, lo permitieron. Habrá que volver a soñar y esperar que nuestros sueños, vuelvan a ser liberados.