Liga Endesa Jornada 8:Montakit Fuenlabrada 80 Real Madrid 95

Tavares decide el derbi

Cargando...

Contundente victoria del Real Madrid, que despertó en el tercer cuarto de la mano de Walter Tavares que sentenció el derbi con 12 puntos y 8 rebotes, casi todos en el tercer cuarto donde los blancos se escaparon con un parcial de 20-31. Popovic, con 16 tantos, fue el mejor de un Montakit Fuenlabrada, que aguantó 25 minutos al actual Campeón de Europa.

ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo

Fuenlabrada se preparaba para acoger un derbi muy especial. No solo porque fuese el partido número 700 del Montakit Fuenlabrada en Liga Endesa, sino porque se enfrentaban al todopoderoso Real Madrid, prácticamente inexpugnable en este comienzo de temporada. Además, el partido contenía multitud de alicientes, puesto que ambos equipos están disputando competición internacional y el Montakit Fuenlabrada, fue capaz de vencer en esta misma cancha, al imbatible FC Barcelona en la 7ª jornada de Liga. El Real Madrid, venía tras su demoledora victoria en Tel Aviv el pasado jueves, pero aun con el resquemor de la primera derrota de la temporada, ante un mejor Morabanc Andorra, el pasado domingo. Con todo eso y con el duelo de jugadores como un Tavares vs Nogueira o un Llull vs Popovic, se presentaba un importante derbi muy caliente también desde los banquillos con la llegada del gran Nestor “Che” García en su enfrentamiento con Pablo Laso.

clorin 1200 200

Sorprendió Pablo Laso con su primer quinteto, colocando a los dos bases de inicio – Sergio Llull y Facundo Campazzo – sobre la defensa de Marko Popovic y Tomás Bellas. Resultaba extraño la acción de Laso de no mantener a uno de ellos, en el banquillo a la espera de dirigir al equipo durante el segundo cuarto. Gabriel Deck se estrenaba de alero titular junto con la pareja de torres Randolph y Tavares. Mientras, el Che García, colocaba a Daniel Clark, Christian Eyenga y Lucas Nogueira, como antídoto a los balones aéreos que los madridistas pudiesen jugar por encima de las cabezas rivales. Pero curiosamente, fue un pequeño, Sergio Llull, quien llevó el liderazgo del partido durante el primer cuarto. Y es que el menorquín no encontraba oposición en la defensa de Marko Popovic que vio como los blancos se adelantaban en el marcador 10-12 en el minuto 5, con 7 puntos del base balear. Montakit Fuenlabrada, fue fiel al estilo de su entrenador, con Tomás Bellas como punta de lanza, anotando 8 puntos sin fallo en el primer cuarto. Lucas Nogueira y Paco Cruz, también sumaron en un primer cuarto jugado de tú a tú contra el campeón de Europa. Tanto que llegaron a ponerse por delante 19-18 en el minuto 8. Pero la salida a cancha de Rudy Fernández por Campazzo, ayudó a los blancos a remontar y con un parcial de 2-8 en dos minutos, cerró el primer cuarto 21-26. Solo al final, pudieron los madridistas capaces de estirar el marcador, con 11 puntos de Llull y un 65% en tiros de campo.

Ahora sí, era Facundo Campazzo quien lideraba a su equipo en la segunda unidad, donde los blancos quisieron poner tierra de por medio con dos triples, dejando el marcador 23-32 en el minuto 12. No se rindió Montakit Fuenlabrada, que tuvo que volver a tirar de su ejercito exterior, comandado por Marko Popovic y Paco Cruz, que fueron recuperando la desventaja ante un Real Madrid, inofensivo en defensa y desacertado en ataque, que provocaba el 33-37 en el minuto 15. Los fuenlabreños mantenían el 48% al final del primer tiempo, con un espectacular 72% en tiros de dos puntos, algo que enfadaba muy mucho a Pablo Laso, comprobando el flojo trabajo de su pareja interior en el segundo cuarto. Y es que el Real Madrid se desconectó del partido, con 4 pérdidas de balón y los más grave, los 5 rebotes ofensivos permitidos por la defensa madridista, que dieron la vuelta al marcador, con un parcial de 11-2 para Montakit Fuenlabrada, que incendió a la afición fuenlabreña del pabellón Fernando Martín, que veía un nuevo empate 39-39 en el minuto 17. Las penetraciones locales, junto al rebote ofensivo, plantaban cara al Real Madrid que se marchó al descanso con 43-46 a su favor, sin apenas anotación de la segunda unidad, solo 8 puntos de Felipe Reyes. A pesar de ello, el 59% en tiros de campo, mantenía a los blancos al frente del marcador, contra un Montakit Fuenlabrada, que lo hacía todo bien, pero echaba de menos los puntos de sus jugadores interiores.

Y es que, a pesar de llevar 43 puntos al descanso, los pívots de Montakit Fuenlabrada, sólo contaban con los 5 puntos de Luca Nogueira, que eran una losa muy pesada si los del sur de Madrid, querrían pelearle el partido al Real Madrid. Los blancos, sin embargo, debían mejorar en defensa, bajar el escandaloso 72% en tiros de dos de Montakit Fuenlabrada y los 7 rebotes ofensivos del cuadro fuenlabreño. Y quizás el mejor plan que tenía el Real Madrid para frenar el ataque local, era forzar en ataque, con la corpulencia de Walter Tavares. El gigante caboverdiano, se hizo enorme en este tercer cuarto para anotar con contundencia y frenar el ataque de Montakit Fuenlabrada, que vio como Lucas Nogueira se hundía poco a poco a la envergadura del madridista. 5-16 de parcial en 4 minutos, hacía que los blancos de distanciasen directamente en el marcador, 48-61 en el minuto 26. Y es que ahora el cuadro local, no conseguía ver aro con facilidad y vio como sus 7 rebotes ofensivos en la primera parte, apenas sumaban en este tercer cuarto. 9 puntos y 5 rebotes sumaría Edy Tavares para detener la reacción del cuadro local que intentaba liderar Lucas Nogueira, quedándose con 8 puntos 3/9 en tiros y 4 faltas personales, al final del tercer cuarto. Solo Marco Popovic y Daniel Clark intentaban frenar la estirada madridista que tuvieron a Sergio Llull y Anthony Randolph como estiletes ofensivos.  Montakit Fuenlabrada intentaba mantenerse cercano a los 10 puntos de desventaja, pero el 63% de acierto del Real Madrid, dejaba el resultado 63-77 al final del tercer cuarto.

Ya en el último periodo, el Real Madrid supo controlar los intentos de recuperación del Montakit Fuenlabrada, quien estuvo a tirones donde solo Marko Popovic y sus 16 puntos, parecía tener posibilidades de superar una defensa blanca, que ya sin la presencia de Edy Tavares, controló el tempo del partido a su ritmo. Los 8 puntos 7 rebotes de Gustavo Ayón en el último cuarto, fue lo más destacado de un partido, donde Montakit Fuenlabrada peleó durante 25 minutos a todo un Real Madrid, que tuvo que apretarse los machos y cerrar en el partido con 31 puntos anotados en el tercer cuarto. De esos 31 puntos, 9 fueron de Edy Tavares, quien decidió el derbi con sus 12 puntos 8 rebotes y 2 tapones en apenas 17 minutos. No tendrá queja el Real Madrid de su juego interior, puesto que, si Edy Tavares fue el mejor del partido de hoy con sus 23 puntos de valoración, Gustavo Ayón fue el mejor el jueves en Tel Aviv con sus 12 puntos y 12 rebotes. Por parte de Montakit Fuenlabrada, destacar la actuación de Marko Popovic con 16 puntos, Tomás Bellas con 12 y Daniel Clark y Alex Llorca, con 10 tantos. La semana que viene, los de Fuenlabrada se desplazarán a Badalona, mientras que el Real Madrid, recibirá la visita de Delteco GBC.