Euroliga Jornada 16: Armani Milán 73 Real Madrid 75

Tres contra Tres

Cargando...

13 triples anotados por el Real Madrid contra 23 faltas sancionadas y un arbitraje polémico. Así podemos resumir la gran victoria del Real Madrid ante Armani Milán en el segundo partido de Chus Mateo como entrenador madridista. Guerschon Yabusele volvió a lo grande con 15 puntos y 6 rebotes y 22 de valoración. Los blancos continúan segundos y ya sacan 6 victorias al noveno puesto.

Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net

Anoche había olor a clásico europeo. Un Armani Milán vs Real Madrid, nos retrotrae a baloncesto de los 70 y 80 donde ambos equipos dominaban el continente baloncestístico. Posteriormente, llegaron muchos otros conjuntos que dominaron Europa y, nuevamente en 2021, italianos y españoles vuelven a ser favoritos para encontrarse en las rondas finales de la Euroliga. Sobre todo Armani Milán, con su megaproyecto liderado por Ettore Messina que le colocó en la pasada Final Four, quedándose a una canasta de arrebatar al FC Barcelona el puesto de finalista. Enfrente, el remozado Real Madrid que busca recuperar su cetro europeo del que se bajó la temporada pasada en los Playoffs. Armani Milán recibía a los blancos con 10-5 de balance y con dos victorias consecutivas tras una mala racha de cuatro derrotas seguidas. El Real Madrid buscaba continuar con la senda ganadora tras derrotar el martes a Alba Berlín en un partido donde Anthony Randolph lograba un extraordinario 15 de valoración con 13 puntos en 21 minutos de juego. Un partido que tuvo el triste protagonismo del Covid, que dejó contagiados en casa tanto a Thomas Heurtel como a Pablo Laso.

Dos bajas que se sumaban a las ya conocidas de Carlos Alocén, Alberto Abalde y Trey Thompkins. Al menos regresó Guerschon Yabusele, pero se dudaba de sí era necesario forzarlo para el encuentro de anoche y el partidazo que ejecutó dio la razón a Chus Mateo. Precisamente, el entrenador madrileño, colocaba a sus dos torres – Tavares y Poirier – como titulares, junto a los mismos que iniciaron el martes, Nigel Williams-Goss como base y Fabien Causeur y Adam Hanga en el exterior. Y partiendo del título de esta crónica, los grandes protagonistas del partido fueron los triples (3) del Real Madrid y los (3) árbitros del partido, que parecieron tener una batalla virtual para definir el ganador final del choque. Y se vio desde el comienzo, con dos triples anotados por los blancos en 3 minutos, el mismo tiempo donde los colegiados señalaron ya 4 faltas personales al Real Madrid. Y es que el triple fue importante para los blancos que se encontraron con un gran 3/4 desde la línea para sacar 9 de los primeros 11 puntos en un parcial de 10-11 en el minuto 4, donde el Real Madrid ya había sido sancionado con 6 faltas personales. Una novedad de Chus Mateo, ya vista el pasado martes, fue colocar un segundo quinteto de 5 minutos que siguieron manteniendo un alto nivel de exigencia en el partido. Eso sí, se mantenía en cancha a Edy Tavares que cuajó un primer cuarto espectacular con 3 puntos 5 rebotes y 2 tapones en algo menos de 8 minutos. Fue el momento que empezó el colapso triplista madridista con 0/4 en ese parcial, donde Armani Milán dispuso de 10 lanzamientos de tiro libre, más tiros que de 2 o de 3. Sin apenas darnos cuenta, el parcial italiano se colocó en 9-3 y la mayor ventaja local, que cerró Randolph y Yabusele para terminar el primer cuarto 19-18 para Armani Milán. Un primer cuarto muy igualado que daba la ventaja a los italianos gracias a sus 7 tiros libres convertidos y a las 9 faltas y 1 técnica sancionadas al Real Madrid.

Chus Mateo decidió sentar a Randolph – solo dos minutos en el primer cuarto – para colocar a Rudy Fernández de 4 y mantener a Guerschon Yabusele de 5. Podría parecer una quimera, una locura de Chus Mateo ante un gran equipo como es Armani Milán. Pero en el partido de los triples, Guerschon Yabusele respondió a las dudas surgidas por este hecho o por jugar estando tocado, anotando 2/2 en triples en dos minutos para devolver la ventaja madridista al partido. Y en nuestro duelo particular de 3 vs 3, vimos como los árbitros decidieron no señalar ninguna falta personal al Real Madrid durante casi 8 minutos del segundo cuarto lo que, curiosamente, vimos el único cuarto ganado por el Real Madrid en el partido y la peor anotación de Armani Milán en el mismo, ¿casualidad?, no lo sabemos. Lo que sí pudimos observar fue que el talento de Yabusele volvió a ser decisivo con 9 puntos en apenas 5 minutos para mantener al Real Madrid por delante 25-27 en el minuto 15 de partido, donde, las “no faltas” señaladas a los blancos, se transformaban en grandes defensas que hacían enjuagar el acierto de Armani Milán. Y peor sería para los italianos en el último parcial de la primera parte porque volvió a funcionar el triple en el Real Madrid con un 4/8 en este cuarto y apenas 8 puntos anotados por Armani Milán en este segundo cuarto. Por tanto, un parcial de 2-8 final – con la canasta de Shields sobre la bocina – que colocaba un interesante 27-35 para el Real Madrid al descanso. Liderado por un parcial de 8-17 en el segundo cuarto con apenas 4 faltas del Real Madrid y 0/0 tiros libres recibidos, 11 rebotes y 5 asistencias.

clorin 1200 200

Pero el gran logro madridista era doble, mantener un 44% en triples (7/16) y dejar en un 30% de acierto en tiros de campo a todo un Armani Milán. Algo que Shavon Shields se empecinó en romper y, tras anotar la última canasta del segundo cuarto, anotó los 5 primeros puntos del tercer acto en solo 34 segundos para nuevamente, apretar el marcador 32-35. Un aviso que desconectó el Real Madrid con la devolución del 0-5 de parcial y bajar los ánimos del Mediolanum Milanés. Porque el Real Madrid estaba muy serio en ataque y devolviendo todos los “golpes” lanzados por Armani Milán que buscaba reaccionar con Shavon Shields y Malcom Delaney. Pero recuperando el trato arbitral, desaparecido en el segundo cuarto, Armami Milán reaccionó con un parcial de 4-0 en dos minutos, pero con 1 falta más en el Real Madrid y dos técnicas que dejaron a Edy Tavares en el borde de la eliminación con 4 faltas en el minuto 24. La remontada milanesa, dejaba el partido en un puño 40-44 para el Real Madrid que volvió a tener a Yabusele y Randolph como pareja interior y el liderato en cancha de Sergio Llull y Fabien Causeur, que terminó siendo un martillo pilón para la defensa de Armani Milán. Y es que los blancos volvieron a frenar las intenciones de Milán con el acierto en el triple de Rudy Fernández y el definitivo de Sergio Llull para cerrar el tercer cuarto con un esperanzador 48-55 para el Real Madrid. Y es que el Real Madrid volvía a tener un maravilloso 4/5 en el triple en este cuarto que los blancos subían al 52% de acierto por el 25% de los italianos.

Era un festival, 11 triples anotados en 3 cuartos, que nos hacía olvidar las 17 faltas – recordad, 11 de ellas en los 12 primeros minutos de partido – señaladas de manera exagerada al equipo entrenado anoche por Chus Mateo. No se iba a rendir Armani Milán, eso ya lo sabíamos todos. Como también sabemos que remontarle 7 puntos a los blancos sería complicado. Aunque no tanto si lo intentas desde el primer minuto del último cuarto y en ello se propuso Sergio Rodríguez para volver a ser la bestia negra de su ex equipo y hasta el minuto 32 llegó con el 53-57 como máximo acercamiento del partido y donde apareció una nueva versión ofensiva madridista que logró la máxima ventaja en el partido 55-67 en el minuto 35 de partido. Quizás entonces, se rompería el partido, pero continuaba el ya famoso 3 vs 3, donde los árbitros decidieron volver a ser fundamentales para apretar el partido nuevamente. Sobre todo en los 2.30 minutos finales donde el Real Madrid con bola y 62-73 a favor, se encontró con 4 faltas realizadas, 3 instant replay, 9 tiros libres en contra, con un parcial de 11-2 y un último triple de Malcom Delaney que, de haber entrado, hubiese dado con el traste el partidazo del Real Madrid, que se llevó una victoria que casi nadie esperaba. Yabusele con 15 puntos y 6 rebotes fue el mejor del partido, donde los blancos anotaron 13 triples con un 48% de acierto. Al final ganó el Real Madrid para seguir 2º a la estela de FC Barcelona y sacar 6 victorias al 9º puesto. Y también ganó el baloncesto con 13 triples del Real Madrid por las 23 faltas sancionadas por el trío arbitral que estuvo apunto de estropear una bonita noche para el Real Madrid.