Euroliga Jornada 08: Real Madrid 86 FC Barcelona 76

Un equipo de estrellas

Cargando...

Gran victoria del Real Madrid que ha sabido reaccionar a un horrible segundo cuarto. El primer cuarto de Campazzo, el segundo de Mickey, el tercero de Deck y Taylor y el tramo final de Tavares, decisivos para llevarse el clásico, dejando al Barca en 26 minutos en la segunda parte. Mirotic volvía a Madrid anotando 19 puntos en un partido donde Higgins y Davies estuvieron desacertados. Randolph fue el mejor con 16 puntos y 7 rebotes.

Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo

Llegaba por fin el gran día. A pesar de las – acertadas – declaraciones de Pablo Laso aludiendo a ser un partido más, el clásico Real Madrid vs FC Barcelona aterrizaba en el WiZink Center con la misma tensión de una final. Y en mi opinión, creo que el Real Madrid se jugaba mucho en la noche de ayer. No era solo un partido, era un partido en casa, de Euroliga – donde los blancos aun siguen buscando los primeros puestos – contra el FC Barcelona – líder y con 2 victorias de ventaja – y por supuesto como previa de una semana doble que tendremos desde el próximo martes, recibiendo al Khimki (6º) y al CSKA (3º) ambos con 5-2 de balance. Una derrota del Real Madrid anoche, alejaría al FC Barcelona a 3 victorias en la clasificación, el basket average obligaría a ganar en el Palau y forzaría a los blancos a ganar a los dos equipos rusos para no perder comba con las primeras posiciones en esta temida Euroliga. También era el día del regreso de Nikola Mirotic, 5 años después, a la capital de España y con muchas ganas de liderar nuevamente a su Barça a una más que importante victoria.

clorin 1200 200

Lógicamente, el montenegrino sería titular en el partido y Pablo Laso nos volvió a sorprender con el jugador que iba a encarar de inicio en su defensa. Tras el brillante trabajo realizado por Gabriel Deck en la Supercopa, sorprendía que Pablo Laso decidiese incidir a Anthony Randolph, el durísimo trabajo de defensa sobre Mirotic. Junto al pívot americano, Edy Tavares buscaba volver a ser tan determinante como en los dos últimos partidos jugados por los blancos. Gabi Deck y Jeff Taylor ocupaban posiciones en las alas y Facundo Campazzo volvía a ser el base titular del Real Madrid. Un jugador, el argentino, que esperábamos fuese clave en la noche de ayer, si el Real Madrid querría llevarse una victoria algo más holgada. Y es que apenas en dos minutos, el Facu nos dio respuesta a nuestra duda. Parcial de 10-3 con 5 puntos de Campazzo y otros 5 de Anthony Randolph que superaba desde el exterior, la defensa de Nikola Mirotic. Salió como un tiro el equipo de Pablo Laso con un acierto del 86% mientras el FC Barcelona apenas contaba con un 17% y una única canasta en los primeros 5 minutos, que dejaban un sorprendente 17-3 favorable al Real Madrid con un FC Barcelona cortocircuitado. No solo porque no pudiesen anotar con facilidad, con un 28% en tiros de campo, sino por la enorme defensa madridista, que contaba con 3 robos de balón, por 5 pérdidas blaugranas en el primer cuarto. Además era curioso ver a Anthony Randolph en 11 puntos en el primer cuarto, mientras que Nikola Mirotic apenas sumaba 4 puntos en dos tiros de campo. Porque el Real Madrid, era todo un vendaval en el primer cuarto, con un 68% en tiros de campo, además de un 8/9 en tiros libres. Un vendaval, que terminó frenando Malcom Delaney y Pierre Oriola cerrando el parcial del primer cuarto en 32-14 para el Real Madrid.

Un vendaval blanco que llegó a ir ganado por 21 puntos en el primer cuarto, donde hasta 6 jugadores habían anotado y donde Facundo Campazzo había vuelto a brillar con 7 puntos 3 asistencias y 2 robos de balón en el primer cuarto. Porque en el plan de Pablo Laso, no habían jugado ni Sergio Llull ni Jaycee Carroll, armas muy pesadas en el juego ofensivo del Real Madrid. Pero el partido no estaba acabado y cabe recordar que ante el Alba Berlín, los blancos también cosecharon una amplia ventaja en el primer cuarto, reducida por los alemanes en el segundo. Además el plan ofensivo del segundo cuarto, no funcionó como teníamos pensado. Primero porque, sorprendentemente, Jaycee Carroll no jugó ningún minuto, mientras que el base de Mahón, no tuvo su mejor partido ante la defensa de Malcom Delaney. Y es que el base de Baltimore, dirigió a las mil maravillas el juego blaugrana para ir remontando poco a poco el marcador. Y eso que tras un triple de Rudy Fernández, el Real Madrid vivía en el paraíso del 37-17 del minuto 11 de juego, pero primero Delaney y después Tomic, decidieron arruinar la fiesta blanca y transformarlo todo en el “tren del terror”. Porque, igual que en los últimos clásicos, el FC Barcelona siempre ha sabido reaccionar, no solo remontar, sino conseguirlo en muy pocos minutos. Y como decíamos, el mayor damnificado con la remontada del FC Barcelona, era Sergio Llull. El segundo capitán blanco, solo conseguiría 2 puntos y perdería 4 balones en este segundo cuarto, donde no jugó Facundo Campazzo. El acierto del FC Barcelona, fue brutal consiguiendo un 0-18 de parcial en solo 5 minutos, dejando igualado el partido 37-35 en el minuto 15. Como no podía ser de otro modo, el Real Madrid empezaba a ponerse nervioso y cometer errores, como el 4/15 en tiros en este cuarto, mientras que la inercia blaugrana favorecía los 7 puntos de Nikola Mirotic en este cuarto. Intentaba remontar el Real Madrid con otro parcial de 8-2 en minuto y medio, pero Mirotic quería llevarse el partido a su lado con un 4-13 en 3 minutos y silenciando el WiZink Center al descanso, con el 48-50 para el FC Barcelona.

Parece imposible, pero era real. Tras un 32-14 favorable para el Real Madrid, el FC Barcelona lograba un sorprendente 16-36 en el segundo con 5 triples 9 rebotes y 5 asistencias, maquillando completamente sus números del primer cuarto. No solo era la defensa el problema en el Real Madrid, sino también en el juego interior, puesto Tavares y Mickey sumaban 3 faltas personales. La buena noticia, si la rutina continuase, es que volveríamos a tener al quinteto anotador, con Campazzo, Deck y Tavares, mejorando al resto de jugadores. Pero si Sergio Llull no estaba fino en el segundo cuarto, en el FC Barcelona era Brandon Davies quien tuvo un partido desafortunado con 0 puntos 0/3 y un increíble -12 de valoración. Sus minutos en el tercer cuarto fueron sumando error tras error y comprobar cómo el Real Madrid volvía a funcionar casi como el primer cuarto. No solo fue culpa de Davies, sino “culpa” de Edy Tavares quien recuperó 5 rebotes y puso un soberano tapón sobre el jugador de Philadelphia. Y es que los blancos aprovecharon los primeros minutos tras el descanso, para volver a estirar el marcador con un 11-0 de parcial en 3 minutos, con dos triples de Jeff Taylor. Y es que el “muro” Tavares, volvía a desviar todo intento blaugrana de anotación que apenas encontraba respuesta con un nuevo parcial 13-3 en 5 minutos, dejando el resultado en 61-53 en el minuto 25. Ahora el quinteto inicial madridista, se encontraba con el mejor quinteto blaugrana del segundo cuarto. Pero los aleros blancos tuvieron más efectividad que los azulgranas. Y es que entre Deck y Taylor, anotaron 16 de los 23 puntos del Real Madrid en este tercer cuarto. ¡Quién nos iba a decir! Que los dos aleros “defensores” del equipo de Laso, fuesen a ser decisivos en ataque. Y es que este Real Madrid, nos tenía confundido, porque incluso Jordan Mickey conseguía 12 puntos en los 13 minutos que estuvo en juego. Y como equipo, el Real Madrid, seguía luchando con calidad e intensidad y dejando al FC Barcelona en 7 puntos en 8 minutos, todos ellos de Nikola Mirotic. Y es que el FC Barcelona, solo fue capaz de anotar 14 puntos en este cuarto, la mitad de ellos de la estrella montenegrina. Porque el Real Madrid fue claro superior, cerrando su zona con Tavares y Mickey y anotando desde fuera con Deck y Taylor, para llegar al final del tercer cuarto, 71-64 para el Real Madrid.

Un Real Madrid, sin una estrella. Con 4 jugadores por encima de la decena de puntos en 30 minutos, rozando el 50% en tiros de campo. Mientras, las estrellas del FC Barcelona, estaban apagadas, con 0 puntos de Davies y Cory Higgins. Las faltas de los hombres altos, colocaba un small ball en el Real Madrid con Deck de 4 y Usman Garuba de 5. Por cierto, el joven de Azuqueca de Henares, volvió a cumplir con 6 puntos en 13 minutos. Y el nuevo quinteto blanco volvió a dejar al FC Barcelona sin puntos 3 minutos, hasta la aparición de Cory Higgins, que maquilló sus números con 7 puntos y 6 rebotes. El talento de Higgins bloqueó el Small Ball blanco y devolvió al partido a sus dos torres, Randolph y Tavares. Un Randolph que volvió a ser decisivo con un triple que prácticamente cerraba el partido 78-68 minuto 36. Cerraba el partido porque además Edy Tavares daba un espectáculo en defensa con 3 tapones en 3 minutos.

Y el Real Madrid conseguía una victoria más, como decía Pablo Laso, en una liga regular. Pero la victoria de anoche, al Real Madrid le valió para colocar un +10 de basket average al FC Barcelona, colocarse a una victoria de los – ojo – 5 primeros y poder afrontar con más tranquilidad los dos partidos de la semana que viene contra los equipos rusos.