Euroliga Jornada 23: Real Madrid 91 Bayern Múnich 78

Un partido de baloncesto

Cargando...

El Real Madrid se clasifica matemáticamente para los playoffs de cuartos de final, tras ganar al Bayer Múnich en un partido que fue más vistoso en la segunda parte. Sergio Llull fue el mejor de los blancos con 15 puntos y 7 asistencias. Jaycee Carroll y Gabi Deck terminaron con 13 puntos en un partido, con ambiente extraño, pero que siempre será un partido de baloncesto.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Baloncesto. Es de lo único que voy a hablar. Tras una semana bastante complicada, donde se han ido despejando muchas caretas, hablaremos de un partido de baloncesto, sin inventarme nada. Porque de hacerlo, perjudicaría a los lectores, al baloncesto y a Pobla FM. La empresa que confió en mí, en mi manera de contaros este deporte que amo. No inventaré nada, porque muchos de vosotros, lo habréis visto por televisión y porque no quiero que sintáis el agravio de insultarme y terminar castigados con el cierre de vuestros perfiles de redes sociales, por el simple hecho de que mi empresa defienda a un mentiroso. Tras una semana, donde el baloncesto español, se ha ido ahogando más y más en el barro del sinsentido y del “machorro”, la Euroliga volvía a escena con un clásico futbolero, venido al baloncesto. Todo un Real Madrid vs Bayern Múnich, donde los blancos buscaban cerrar su clasificación definitiva para el Top8, previo paso a la Final Four de Vitoria. Un Bayern, que está en una preciosa lucha por entrar en los playoffs de cuartos, con equipos de la talla de Baskonia, Olympiacos y el propio Panathinaikos. Algo que seguro, dará mucha emoción a las últimas jornadas de la competición más importante de Europa.

clorin 1200 200

El Real Madrid saltaba a la cancha con Campazzo, Causeur, Deck, Randolph y Tavares. Ya son varios movimientos de piezas, que Pablo Laso utiliza para los últimos partidos, donde parece ser que, Campazzo y Randolph, tienen puesto asegurado en el quinteto. La irrupción de Gabriel Deck en el último mes y en la Copa del Rey, le dio el premio de salir de inicio, en un equipo que no tenía por lesión a Rudy Fernández y a Trey Thompkins. El ambiente del WiZink Center, estaba muy frío, como si los espectadores tuviesen la cabeza en otra competición, pero rápidamente, tanto speaker como cheerleaders, nos hicieron ver que nos encontrábamos “en casa”. Tardó en arrancar el Real Madrid, con un acertado Gabriel Deck que terminaría con 9 puntos el primer cuarto y 4 rebotes. Mientras, sus compañeros, volvían a rebajar su gran nivel mostrado en la Copa y apenas aportaba más puntos que los 4 conseguidos por Fabien Causeur, al principio del partido. 11-6, mostraba el luminoso en el minuto 5 de partido, con un Bayern Múnich, que le costaba entrar en el partido, pero con la salida del finés Koponen, se pondría por delante del equipo blanco. Esta vez, los blancos no tenían acierto en el tiro exterior, donde solo Jaycee Carroll conseguía anotar un triple. Porque el francotirador madridista consiguió 5 puntos casi consecutivos para devolver la ventaja a los suyos. Una ventaja, que se amplió con un triple a una pierna de Gabriel Deck que fue el más destacado del primer cuarto, 22-17 al final del mismo. El Real Madrid contaba con un 56% en tiros de campo, que pudo ser mejor, de no ser por el 2/7 en triples.

Esa última jugada de Deck, despertó el apetito anotador del Real Madrid, que consiguió un parcial de 9-0 en un minuto, demostrando que se puede remontar 14 puntos en 3 minutos y no pasa nada. Dejan Radonjic, tuvo que parar el juego, porque el parcial ya era de 14-0 en apenas 4 minutos. Jaycee Carroll cogió el testigo de Deck, en el segundo cuarto, para conseguir 8 puntos con dos triples al comienzo del cuarto que le daba diferencias por encima de los 10 puntos al Real Madrid. Los blancos tenían controlado el partido, pese a los esfuerzos bávaros por mantenerse dentro del mismo, como Maodo Lo y Petteri Koponen como máximos anotadores del equipo alemán al descanso. Mientras, en el Real Madrid, solo Carroll en el segundo cuarto y Deck en el primero, parecían enchufados a canasta, puesto ningún otro madridista, superaba los 5 puntos. A todo esto, 36-29 para el Real Madrid, en el minuto 16. El partido entonces, volvió a bajar de revoluciones, debido a que los blancos no practicaban el contrataque y seguía seco desde el triple, 5/16 al descanso. Un descanso al que se llegaría con una mínima ventaja madridista, 42-39, gracias a un mate de Tavares sobre la bocina. Los blancos, contaban con un 53% de acierto, y un impresionante 11/14 en tiros de dos puntos, que le propiciaba mantenerse por delante en el marcador, pese a no tener muchos puntos en las manos.

Pero ese gran porcentaje de dos puntos del Real Madrid, empezó a descender en los primeros minutos del tercer cuarto donde Edy Tavares no conseguía materializar los distintos palmeos que tenía cerca de su canasta. Además, Facundo Campazzo no había anotado en la primera parte y Sergio Llull, solo un triple en el segundo cuarto. Quizás ese fuese el motivo por el escaso 8-6 de parcial en 4 minutos para el Real Madrid, que parecía frío durante todo el partido, sin apenas contrataques. Pero fue entonces cuando la chispa del carácter madridista se despertó en el momento que Campazzo empezó a correr. Con el argentino a los mandos, pudimos ver alegría en el Real Madrid que conseguía otro 6-0 de parcial para alejarse nuevamente en el marcador 56-45 en el minuto 26. La inercia del base argentino, la continuaba Sergio Llull que alimentaba a su juego interior, con Tavares que casi cuajo un doble doble con 10 puntos y 9 rebotes. Pero el autentico “killer” del Real Madrid en este cuarto, fue Anthony Randolph con 11 puntos anotados en este cuarto, para volver a estar cercano en sus números. El americano terminaba el partido con 13 puntos, su sensacional media en la euroliga. Con el juego de los dos interiores, el Real Madrid rompía el partido con un claro parcial de 29-13 en este tercer cuarto, que dejaba un claro marcador 71-52. Y es que, era curioso comprobar en este cuarto, el 3/3 en triples del conjunto de Pablo Laso, demostrando que si funciona el juego exterior, el equipo tiene un alto porcentaje de victoria final. El Bayern se quedaba sin fuerzas, con un 40% de acierto en el lanzamiento y solo 19 rebotes en 30 minutos. Los blancos en cambio, recuperaban el 55% en tiros de campo con 27 rebotes y 17 asistencias, muy buenos números para afrontar el último cuarto con casi 20 puntos de ventaja.

Pero el Bayern Múnich, no quiso rendirse en el tramo final del partido, con un 2-8 de inicio, quiso volver a meterse en el partido. Pero un espectacular Sergio Llull estaba preparado para evitarlo. Aunque ahora le entraba los triples al equipo alemán, que pasaba de un 6/22 a un 5/10 en el último cuarto intentando tener opciones al final del partido 81-71 en el minuto 35. Pero ya resultaba demasiado tarde, puesto los 8 puntos de Sergio Llull en este cuarto junto con la intensa defensa del Real Madrid, neutralizaba toda opción alemana de llevarse el partido. El Real Madrid despertó en la segunda parte, donde 5 jugadores anotaron 10 puntos o más con 15 de Llull y 13 de Randolph, Deck y Jaycee Carroll. Nuevamente, los blancos lograron superar los 90 puntos y los 100 de valoración en un partido que jugaron de menos a más, en un frío WiZink Center donde los espectadores, son los que más sufren las idas y venidas que tiene este loco mundo del baloncesto. Con esta victoria, los blancos ya son matemáticamente, equipo de playoff y ahora solo falta saber su posición final. Ahora mismo, faltan 7 partidos y tiene 4 victorias y un +27 de average sobre el 5º que ahora mismo es el FC Barcelona. Con lo cual, y a pesar de tener duros rivales por delante, muy mal le tiene que ir las cosas a los de Pablo Laso, para ser finalmente cabeza de serie en los cuartos de final de la euroliga. Una ventaja que sería para el equipo y para los aficionados, que quieren volver a disfrutar de la magia del baloncesto, que se encuentra ahora mismo manchado por situaciones fuera de la capacidad del balón naranja. Porque lo que nosotros queremos contar, es un partido de baloncesto.