Liga Endesa Jornada 01: Real Madrid 70 Hereda San Pablo Burgos 63

Un paso adelante

Cargando...

El Real Madrid consiguió una sufrida victoria en su estreno liguero, con un 39% en tiros de campo y anotando sus 15 puntos del último cuarto en los 6 minutos finales del partido. Partido típico de inicio de temporada donde vimos 5 jugadores con más de 10 de valoración y otros 4 con valoración negativa. Gran noticia la vuelta de aficionados al WiZink Center que pudo contemplar como su equipo les brindaba la pasada Supercopa Endesa. El viernes, segundo partido contra Morabanc Andorra.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Comenzó esta loca carrera denominada temporada del Real Madrid. Personalmente, una de las más emocionantes e intrigantes de la era Laso. La falta de un líder claro y el acoplamiento de hasta 4 jugadores nuevos nos darán muchos máximos y mínimos anímicos durante la temporada. Porque lo de ganar con el escudo está muy bien, pero lo complicado es reflejarlo en la cancha. Y la victoria en la Supercopa Endesa no hace más que corroborar el buen equipo formado por Pablo Laso que perdió 2 de sus 3 encuentros de pretemporada. Por datos como éste, pedimos paciencia al aficionado hasta que los blancos se acoplen al nuevo estilo. Y para comenzar la Liga Endesa, visitaba el añorado WiZink Center (mi aplauso a los 3600 espectadores) el Hereda San Pablo Burgos. Con hasta 7 novedades incluida la de su entrenador Zan Tabak y que quiere repetir el gran año pasado con la consecución de la Champions League y el acceso a Playoffs y Copa del Rey. El Real Madrid inauguraba la Liga Endesa con un roster formado por 4 bases y 4 pívots. Rudy, Abalde, Carroll, Thompkins y Randolph dejan a los blancos cojos en las posiciones de escolta y de ala-pívot.

Es un primer partido de Liga Endesa y ya hemos comprobado lo complicado que es iniciar con buen pie una competición que ha tenido las derrotas de Valencia Basket y Lenovo Tenerife y las complicaciones del FC Barcelona en superar al UCAM Murcia. Los blancos ya estaban avisados y Pablo Laso colocaba a Heurtel, Causeur, Hanga, Yabusele y Tavares para iniciar el partido. Tras un inicio de partido algo pastoso, llegó la primera canasta madridista tras dos minutos de juego, que fue lo que tardó en calentar muñeca Adan Hamga y sobretodo Guerschon Yabusele que había anotado ya 7 de los 13 puntos del Real Madrid en el minuto 5 con 13-7 para los blancos. Con triple incluido de Fabien Causeur, que destacamos en este resumen porque volvió a ser una rémora para el Real Madrid en todo el partido. Todo lo contrario en el Hereda San Pablo Burgos, que aprovechó su 2/3 en triples del primer cuarto para lograr la remontada hasta el 18-18 con Dejan Kravic al frente con 6 puntos y 4 rebotes. Sufrían los blancos con el 1/6 en triples y el 4/8 en tiros libres, que tras un 2+1 de Vincent Poirier, dejaba la ventaja madridista 21-18 al final del primer cuarto. Un primer cuarto donde vimos nuevamente “las vergüenzas” madridistas con 0 puntos entre los bases Heurtel y Williams-Goss (solo lanzaron un tiro cada uno) y el abusivo y solitario trabajo en el “4” de Yabusele con sus 7 puntos y 8 de valoración.

El segundo cuarto nos devolvió a la pareja protagonista de la última Supercopa ganada por los blancos el pasado domingo. Sergio Llull acompañó en el exterior a Williams-Goss, mientras que Vincent Poirier recuperaba los minutos de un, de momento, desaparecido Edy Tavares. Fue precisamente el francés quien lograba llevar a los blancos a una máxima ventaja 23-18 y otra vez lo destacamos en el resumen, puesto fueron las dos únicas canastas en la pintura del Real Madrid en el segundo cuarto. Sí amigos, esas dos únicas canastas en la zona llegaron en los dos primeros minutos del cuarto y desde entonces, el hierro de la canasta fue el gran protagonista de la ofensiva del Real Madrid. Pero nadie era consciente porque volvió a aparecer el increíble Sergio Llull para, con dos triples consecutivos, colocar a los blancos 31-26 en el minuto 13 de partido. Parecía pues un partido plácido en anotación, pero ya avisamos que los errores iban a ser los protagonistas en el bando madridista. Porque Hereda San Pablo Burgos no se amilanó y continuó acertado en el triple hasta llegar al descanso con un 4/8 de acierto. Pero desgraciadamente, el Hereda San Pablo Burgos tampoco tuvo acierto de cara al aro, donde llegaron al descanso con un 6/15 en tiros de campo, pero con un parcial de 0-7 en 5 minutos, roto por un triple de Jeff Taylor que rompía los peores minutos del Real Madrid en todo el partido lleno de errores en el tiro. Y es que los castellanos no pudieron aprovecharse de la negación madridistas y ningún jugador de San Pablo Burgos pudo anotar más de una canasta en el segundo cuarto. Un descanso que llegaba con un 36-34 para el Real Madrid, tras un increíble 5/18 en tiros de campo, siendo un preocupante 2/10 en la zona. Los dos triples de Llull y las dos canastas del inicio de Poirier, daban algo de vidilla a un pobre Real Madrid que seguía seco en anotación de sus jugadores exteriores.

clorin 1200 200

Y es que entre Williams-Goss, Heurtel y Alocén, ninguno llegaba a los 10 minutos jugados con un solo punto anotado y dos asistencias realizadas por Williams-Goss.  Repetía quinteto Pablo Laso en la segunda parte buscando recuperar el olfato ofensivo y meter más jugadores en rotación. la segunda parte buscando recuperar el olfato ofensivo y meter más jugadores en rotación. Y aunque fuese a tirones, el Real Madrid se iba encontrando, dejando a Hereda San Pablo Burgos 3 minutos sin anotar y con la presencia de Edy Tavares que conseguía 4 puntos 3 rebotes y 2 tapones casi sin despeinarse en la zona. Pero a los blancos le seguía costando anotar. Thomas Heurtel fallaba sus 4 lanzamientos a canasta y no repartía ni una sola asistencia y que provocaba malos ataques del Real Madrid que se volvían a claudicar en errores ante la desesperación de Pablo Laso. Así, con un nuevo festival triplístico de Hereda San Pablo Burgos, el partido volvía a estar en el aire 41-44 en el minuto 25. Y es que ahora Suleiman Braimoh cogía las riendas burgalesas  anotando 7 de sus 10 puntos en este cuarto y poner en riesgo la victoria merengue. Fue entonces cuando apareció Nigel Williams-Goss. El base de Oregón volvió a coger las riendas del equipo blanco para conseguir 8 puntos sin fallo en el cuarto para mantener a los suyos por delante. Y es que de nuevo Williams-Goss volvió a tener ese destello del gran jugador que es y que pronto esperemos verlo brillar en el Real Madrid. Con su último cuarto, tanto en las semis como en la final de la Supercopa y el tercer cuarto de ayer, podemos ver lo que puede ofrecer el jugador del estado de Oregón. Gracias a él, el Real Madrid se marchaba con ventaja 55-52 al final del tercer cuarto. Ahora sí, no de manera rotunda, los blancos habían mejorado su lanzamiento hasta el 46% de acierto en el tercer cuarto y con los 8 puntos de Williams-Goss, se acompañaba los 5 de Adam Hanga que terminó cuajando un gran partido.

Llegábamos nuevamente a los diez minutos finales no solo con la incógnita de conocer al ganador del partido, sino a la espera de conocer quien se coronaría como revulsivo blanco en ataque. Porque no todo era negativo, el Real Madrid había recibido solo 52 puntos con solo 6 pérdidas de balón y ya 4 tapones colocados. Pero el partido volvió a convertirse en un esperpento con un 0-4 de parcial en 4 minutos de cuarto y nuevamente con multitud de errores en el triple y buenas defensas lideradas por Vincent Poirier quien colocó hasta 4 tapones solo en este cuarto. Aun con todo eso, el Hereda San Pablo Burgos continuaba dominando 57-59 en el minuto 35. Así es, 2-4 de parcial nuevamente en 5 minutos de juego, algo que tiene que mejorar el Real Madrid para ser competitivo durante la temporada y más en los minutos finales de los encuentros. Y apareció en el tramo final del partido con 3 triples consecutivos y un Sergio Llull sensacional, quien con Adam Hanga, estiraron el marcador hasta un parcial de 11-2 en 3 minutos que sentenciaba el partido para los de Laso. El triple, aquel que no quiso entrar con un 5/15 tras el 3º cuarto, colocaba 7 arriba al Real Madrid a falta de menos de dos minutos. Y fue un acierto efímero, puesto que fueron los únicos 3 triples de los 12 que intentaron en este cuarto, solo 6 tiros menos que todo San Pablo Burgos desde cualquier parte de la cancha. Los blancos vencieron, asumiendo errores de iniciación de temporada. Podemos destacar los 14 puntos de Hanga, los 12 de Llull o los 11 de Poirier, pero no serán ellos los únicos protagonistas del Real Madrid esta temporada. Conste de que ayer hubieron 5 jugadores con más de 10 en valoración y 4 en valoración negativa. Pero el objetivo de ganar, se consiguió. Esta semana el baloncesto no para y el viernes los blancos ya tendrán su segundo partido de la temporada contra Morabanc Andorra.