Euroliga Jornada 18: Real Madrid 76 Ax Armani Echange Milán 80

Una mancha roja sobre la impecable nieve blanca

Cargando...

En un día recordado por la inmensa nevada en la ciudad de Madrid, Sergio Rodríguez y Malcom Delaney "mancharon" la ilusión madridista con un partidazo y un parcial de 10-22 en el tercer cuarto. Lo intentó el Real Madrid con 11 puntos de Jaycee Carroll al final pero no se consumió la remontada. Los blancos ceden tras seis victorias consecutivas en Europa. Debut interesante de Álex Tyus y buenos minutos de Carlos Alocén. Los blancos siguen segundos en la clasificación.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

El año europeo 2021 comenzaba en Madrid con una intensa nevada que teñía de blanco toda la comunidad de Madrid. Y el WiZink Center no iba a ser menos para recibir en el inicio de la segunda vuelta, al Armani Milán de Ettore Messina. Uno de los pocos equipos que han logrado vencer al Real Madrid en lo que llevamos de temporada. Los italianos, llegaban 8º con 9-7 de balance y una extraña racha de dos derrotas consecutivas en casa, pero siendo victorias sus dos últimos encuentros como visitantes. Por parte madridista, el equipo de Pablo Laso se enfrentaba a una nueva prueba para demostrar su valía pese a las continuas bajas como las de Sergio Llull y Rudy Fernández, piezas claves para un partido como el de anoche tan necesitado de defensa. La buena noticia era el deseado debut de Álex Tyus con la camiseta blanca para intentar dar descanso a la ya cansada zona interior madridista.

El Real Madrid buscaba su séptima victoria consecutiva en Euroliga y seguir aumentando su racha triunfal, amén de acercarse al liderato tras la derrota del jueves del CSKA Moscú. Pablo Laso confiaba de nuevo en el mismo quinteto que el lunes vencía a Morabanc Andorra el pasado lunes. Carlos Alocén tuvo una nueva oportunidad en el base, con Causeur y Abalde en las alas y Garuba y Tavares en el juego interior. Ya desde el principio, pudimos ver como el Real Madrid caía en la trampa creada por Messina para el ataque de los blancos. Una imponente defensa a toda cancha contra Carlos Alocén y Alberto Abalde que anulaba cualquier opción madridista para penetrar o buscar el juego interior. Y es que los blancos solo anotaban con Tavares debajo de la canasta, siempre que le llegase algún balón porque la intensidad italiana no permitía los favores. Tampoco Armani Milán corría con mucho acierto en la ofensiva, pero le era suficiente para mantenerse en cabeza 4-8 en el minuto 5 de partido. Mejoraba algo el Real Madrid con la entrada de Trey Thompkins quien aportaba anotación interior más allá de los triples de Abalde y Causeur. Y es que todo Armani Milán aportaba aunque fuese con una única canasta para llegar con un buen parcial de 14-9 para el 18-17 del final del primer cuarto, favorable para el Real Madrid. Tavares y Thompkins sumaban 10 de los 18 puntos del equipo y con un 100% de acierto en el tiro de campo.

Pero eso no significaba que el Real Madrid fuese superior. Los primeros minutos de la defensa de Armani Milán dejaron detalles de lo que podría ofrecernos en el resto del partido. Y es que la segunda unidad de Armani Milán – además de parecer un  All Star Team – remató un parcial de 3-12 en 4 minutos, ya iniciado en los últimos minutos del primer cuarto. Y es que la aparición de Sergio Rodríguez – 7 puntos – y Luigi Datome – 9 puntos – fue un dolor de cabeza para los defensores madridistas que no podían evitar sus acciones 7/8 en tiros de campo en el segundo cuarto. Pero el Real Madrid continuaba peleando y encontró al dúo argentino Laprovittola y Gaby Deck que consiguieron igualar nuevamente el partido 30-32 minuto 15 de partido. El partido se convirtió en un duelo Datome vs Laprovittola con acciones personales de ambos, hasta que Pablo Laso probó de nuevo la posibilidad de Alberto Abalde en el base. Y Alberto no defraudó. No tuvo el mismo acierto que en Andorra pero repartió hasta 4 asistencias para ayudar a su equipo a mantenerse con un 53% en tiros de campo al descanso. Un descanso que llegaba con un igualado 39-39 entre un Real Madrid que trabajaba cada canasta y un Armani Milán que con el acierto de sus jugadores claves, amenazaba con una segunda parte espectacular. Por estadísticas, era claro que teníamos un partido igualado y con grandes aciertos, en las sensaciones, todo indicaba a que nos encontrábamos jugando al juego propuesto por Ettore Messina y el Armani Milán.

clorin 1200 200

Y todas estas sensaciones se vieron en el tercer cuarto. Aunque no es muy agradable verlo en contra, el tercer cuarto que nos mostró el Armani Milán fue sencillamente espectacular. Y es que los italianos empezaron a ver aro con demasiada facilidad con un parcial de 0-9 en 3 minutos que devolvió a cancha a Nicolás Laprovittola tras estrenar Pablo Laso la segunda parte, con Abalde en el base y los primeros minutos de Taylor en el partido. Los italianos ya llevaban un 2/2 en triples y de la mano de Malcom Delaney, colocaba un peligroso 41-53 en el minuto 25. Y es que al Real Madrid no le entraba nada, pero también sus lanzamientos eran bastante precipitados y el camino hacia Edy Tavares era negado por la defensa italiana. Al Real Madrid no le salía nada, apenas un 30% de acierto en el tercer cuarto con un 1/8 en triples y 4 balones perdidos. El parcial italiano ya era escandaloso con un 2-19 en 7 minutos con 4/6 en triples y un 53% de acierto en el tercer cuarto. No nos hemos equivocado en los números. Sólo dos puntos del Real Madrid utilizando toda su plantilla disponible incluido Álex Tyus que en sus primeros días nos empezaba a demostrar su destreza y su implicación defensiva en este Real Madrid que plantea Pablo Laso para la segunda mitad de la temporada. Con la salida del de Misouri , el regreso de Carlos Alocén y el talento de Jaycee Carroll, el Real Madrid consiguió reaccionar con un parcial de 8-3 para dejar con vida al equipo blanco 49-61 al final del tercer cuarto. Ya hemos hablado de números. 30% del Real Madrid por el 53% de Armani Milán que, sumando los datos de la primera parte, llevaba un 64% en triples por el 28% madridista. Además, la amenaza de Armani Milán provenía de los 10 puntos de Sergio Rodríguez y Malcom Delaney  y cuatro jugadores más por encima de los 7 puntos.

La remontada no sería una novedad para los aficionados del Real Madrid, aunque se echaba de menos a los lesionados Sergio Llull o Rudy Fernández, capitalinos en darle el carácter y la energía a los suyos para solventar estas situaciones adversas. Buscaba Laso un equipo físico con Tyus y Garuba de interiores, aunque apenas duraron junto dos minutos, para terminar el partido con Tyus y Tavares juntos. El objetivo era recuperar 14 puntos en 8 minutos. Y, mirando siempre el historial, con Alocén, Deck y Tyus en cancha, pocos puntos debían salir. Pero quizás ellos no debían ser los mejores en ataque, sino también en defensa. Y esto último funcionó, puesto que Armani Milán se quedó en 6 puntos, mientras que el Real Madrid sumaba 13 tantos en cinco minutos. Aunque 9 de ellos, provenían de Jaycee Carroll que de nuevo fue determinante para que los blancos recuperasen la alegría ofensiva. El parcial era 15-6 en 5 minutos, más puntos que en todo el tercer cuarto. Pero Armani Milán no se vino abajo y recuperó su intensidad defensiva y el acierto ofensivo de Sergio Rodríguez con 7 puntos en los dos últimos minutos que sentenciaron el encuentro. Al final, los 11 puntos de Jaycee Carroll en el último cuarto no fueron suficientes, pero al menos, terminó con 20 puntos en 23 minutos. Edy Tavares fue de nuevo decisivo con 14 puntos 6 rebotes y 3 tapones igual que el 13 y 7 de Trey Thompkins. Debutó Álex Tyus con buenos 4 puntos y 5 rebotes en 14 minutos. También buenos minutos de Alocén que cerró con 5 puntos y 5 asistencias sus 23 minutos jugados. Pero no fueron números suficientes para batir a un equipo italiano que tiñó de rojo la maravillosa estampa que la abundante nieve sembró la capital española.