Liga Endesa Jornada 27: Real Madrid 95 Coosur Real Betis 77

Una nueva generación pide paso

Cargando...

Nicolás Laprovittola con 13 puntos en 3 minutos, rompe un atascado partido que finalmente, Pablo Laso pudo rotar a sus jugadores más exhaustos durante la temporada. Carlos Alocén fue baja de última hora por un esguince igual que Felipe Reyes. Tristan Vuckevic aprovechó la baja del capitán para ofrecernos su mejor partido con 11 puntos en 14 minutos, el mismo día que sus compañeros del Real Madrid EBA, se proclamaron campeones del Next Generation de la Euroliga junior.

Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo

En los últimos días he tenido bastantes respuestas sobre la utilidad de la plantilla del Real Madrid en los últimos encuentros. En mi pasada crónica de la derrota madridista el pasado jueves contra el CSKA Moscú, incidía en que faltaba participación de más jugadores en la rotación, como ya se vio el pasado domingo en la abultada victoria liguera ante Baskonia. Parece evidente que cuantos menos jugadores entren en dinámica, más cansados estarán aquellos que se vean desbordados en minutos en cancha. Da la casualidad, que durante el fin de semana, hemos podido ver como el equipo junior del Real Madrid se alzaba con el campeonato del Next Generation Tournament, que da acceso a los equipos juniors a una Final Four de la Euroliga junior. No es tampoco una sorpresa, puesto que los Spagnolo, Núñez, Kostadinov y compañía, sólo han perdido uno de sus 14 partidos jugados en la Liga EBA. Y ayer, uno de sus compañeros Tristan Vuckevic, disputaría minutos de calidad con el primer equipo del Real Madrid ante la ausencia por lesión de Felipe Reyes. Si, una nueva lesión en la plantilla madridista a la que se unía Carlos Alocén con un esguince de tobillo en el entrenamiento previo al partido contra el Coosur Real Betis.

Porque el Real Madrid regresaba a la Liga Endesa buscando su mejor dinámica y rebajando las revoluciones en una competición donde cuenta con la tranquilidad de verse líder en solitario y esperando cogerle el pulso sobretodo en los playoffs en el mes de mayo. Enfrente esperaba el Coosur Real Betis, equipo enfrascado en la lucha por la salvación. El conjunto sevillano venía ocupando el peor récord de la competición con 6-19, pese a venir de romper una racha de 3 derrotas consecutivas el pasado domingo, venciendo al Morabanc Andorra. Nico Laprovittola tenía la oportunidad de destacar tras la comentada lesión de Carlos Alocén y sería titular junto a Gabriel Deck, Jeff Taylor, Usman Garuba y Edy Tavares. Un comienzo de partido que vio como la defensa de Coosur Real Betis se cerraba sobre la defensa de Tavares permitiendo muchos lanzamientos liberados para el Real Madrid sin mucho acierto lo que permitió encontrarnos con un partido muy igualado 10-6 en el minuto 5 con un Garuba intratable, siendo el único con buenos porcentajes en un partido con demasiados errores por parte de los dos equipos. Y es que los porcentajes lo decían todo, 41% en tiros de campo para el Real Madrid por el 37% en tiros de campo de Coosur Real Betis. Al final llegábamos al final del primer cuarto con ventaja madridista 18-14 que aprovechó mejor su lanzamiento exterior con 4 triples que le permitían mantenerse por encima en el marcador. Solo Usman Garuba fue capaz de anotar más de una canasta en el cuarto, donde Edy Tavares se mantuvo más sobrio en defensa con 2 puntos y 4 rebotes.

La segunda unidad madridista, nos permitía comprobar a Alberto Abalde en el base y la pareja Jaycee Carroll y Fabien Causeur juntos, auténticos outsiders y capaces de romper el partido en apenas minutos. Y bien que se notó la presencia de los aleros blancos que consiguieron un parcial de 6-2 con sendos triples de Carroll y Fabien Causeur quien se erigió en líder del equipo blanco que se aprovechó del triple para solventar su mala dinámica en el juego interior que apenas contaba con un 42% de acierto al descanso. Buscaba contrarrestar el Coosur Real Betis el intento de fuga del Real Madrid y de la mano de Youssou Ndoye igualaba de nuevo el partido hasta el 32-28 del minuto 15 de partido. Parecía que el invento Abalde y Tyus no daba buenos resultados a Pablo Laso que decidió contar con la presencia temprana de Tristan Vuckevic que en su primera opción ofensiva anotaba una jugada de 3+1 para devolverle el aire a la ventaja madridista. Apetecía ver al joven serbio acompañando en cancha a Edy Tavares y ser participe del primer estirón madridista hasta el 44-32 del minuto 18. Pero dos triples consecutivos de Jerome Randle, colocaba nuevamente a tiro al conjunto andaluz 46-38 al descanso. Un descanso que nos permitió comprobar el gran acierto 8/14 del Real Madrid en el triple que hizo recordar al que tuvo el CSKA Moscú en su victoria del pasado jueves donde anotó 10/19 al descanso de aquel partido. Y es que los blancos habían anotado 4/5 en triples en el segundo cuarto repartidos entre Causeur, Carroll, Vuckevic y Trey Thompkins quien fue el máximo anotador del segundo cuarto con 8 puntos 2 rebotes y 2 asistencias. Los dos triples postreros de Randle, permitió mejorar su escaso 37% en tiros de campo al Coosur Real Betis que no le bastaba para superar al Real Madrid.

clorin 1200 200

Y eso que el Real Madrid no se lo estaba poniendo difícil, puesto que sorprendentemente, los blancos seguían errando desde muy cerca de la canasta con un aciago partido de Jeffrey Taylor que apenas anotó 2 de sus 9 lanzamientos a canasta en todo el partido. El Coosur Real Betis, continuó con la misma fórmula que le había valido al final de la primera parte y volvieron a apretar un partido donde parecía imposible anotar en la zona. Si el Real Madrid contaba con un 42% en tiros de dos al descanso, durante el tercer cuarto apenas encestaron 3 lanzamientos desde la zona de 11 intentos lo que rebajaba el acierto hasta el 36% siendo un decepcionante 11/30 con un extraño 3/8 de Edy Tavares que no cuajó su mejor partido ofensivo. Pero, si flojo era el partido del Real Madrid en la zona, peor sería para Coosur Real Betis que solo anotó el 23% de sus tiros dentro de la zona y eso se pudo comprobar tras el triple de Gaby Deck que ponía el 53-45 en el minuto 25 de partido. El triple, ese fue el salvador del Real Madrid en este tercer cuarto con un invitado que nadie esperaba, ni siquiera dentro de los seguidores blancos que observaban atónitos, como Nicolás Laprovittola rompía el partido en los últimos 3 minutos del tercer cuarto. Porque el base de Morón, volvió a recordar al jugador que fue MVP de la Liga Endesa en 2018 anotando 13 puntos con 3/3 en triples y 4/4 en tiros libres y cerrando un claro parcial de 15-5 en esos 3 minutos, que sentenciaron el encuentro 70-51 al final del tercer cuarto. Estaba claro de que era la única manera posible de romper un partido con tantos errores y que vieron como a falta de 10 minutos, el Real Madrid contaba con un 45% de acierto en el tiro de campo – 57% en el triple – y un 33% de acierto en el Coosur Real Betis.

El Real Madrid y Pablo Laso, habían conseguido el objetivo de llegar con el partido cerrado al final del tercer cuarto. Este dato, permitió dar descanso a jugadores como Tavares y Deck que no dispusieron de más minutos en su partido y que les valió para no superar los 20 minutos disputados por primera vez en muchos partidos consecutivos. Fueron los momentos para que Jaycee Carroll y Fabien Causeur mantuviesen sus medias anotadoras y donde Trey Thompkins lograse el 15º triple de un Real Madrid que lo cerraba con un 56% de acierto. Si los blancos hubiesen tenido ese acierto ante el CSKA Moscú, otro resultado se hubiese dado. Y como decíamos al principio, el Real Madrid junior venció en el Adidas Next Generation Tournament y uno de los fijos de esa plantilla, decidió brindarles un justo homenaje. Tristan Vuckevic completó su mejor partido como madridista con 11 puntos 4 rebotes 3 asistencias y 2 tapones, para 16 de valoración en 14 minutos y un último cuarto con 7 puntos 3 rebotes y 2 asistencias. Fue la mejor noticia de un partido donde Laprovittola consiguió 16 puntos y 5 asistencias para 21 de valoración y se comprobó que, con la cantera, hay jugadores que pueden aportar más que muchos del primer equipo y pueden ofrecer descansos vitales, para el devenir de la temporada más apretada de la historia.