Supercopa 2020 Semifinales: Iberostar Tenerife 79 Real Madrid 92

Una nueva oportunidad

Cargando...

Comienza una nueva temporada en el baloncesto. El drama y las noticias de la pandemia abren un espacio para el deporte y el entretenimiento. El Real Madrid accede a la final de la Supercopa Endesa tras derrotar claramente a Iberostar Tenerife con un Rudy Fernández estelar con 18 puntos y con minutos de calidad para todos los jugadores. En la final espera el FC Barcelona donde los blancos pueden conseguír otro título más a su destacada leyenda.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Anoche comenzaba la Supercopa Endesa más atípica de la historia, con el Coronavirus gobernándolo todo, obligando al gran publico a tener que verlo por la televisión. Pero al menos, tenemos una gran esperanza de volver a ver botar al balón naranja al mismo tiempo que los latidos de nuestros corazones, dejando a un lado la pandemia y recuperando la ilusión por disfrutar de los ídolos del baloncesto que tantas ganas tenemos de volver a ver. Y tras la victoria del FC Barcelona ante el TD Systems Baskonia, le tocaba el turno al Real Madrid de abandonar las pruebas y los rumores sobre su plantilla e iniciar el décimo proyecto de la era Pablo Laso. Su rival en semifinales sería el Iberostar Tenerife, equipo renovado que querrá volver a estar en los puestos altos de la Liga Endesa como ocurrió hasta el parón del mes de marzo. El Real Madrid volaba a la isla con sus dos incorporaciones Alberto Abalde y Carlos Alocén que tan buena pretemporada habían realizado. Y para esta primera convocatoria, Pablo Laso decidía dejar fuera del roster a Laprovittola, Felipe Reyes, Fabien Causeur y el canterano Boris Tisma.

Nos encontrábamos ya en la lucha por el primer título de la temporada, donde en la tarde de hoy, esperaba el nuevo Barça de Jasikevicius. Para el Real Madrid era una nueva oportunidad de luchar por un nuevo título algo que no pudo conseguir en la pasada fase final de la Liga Endesa. Pablo Laso colocó de inicio a Facundo Campazzo, Alberto Abalde, Gaby Deck, Usman Garuba y Edy Tavares. Comienzo muy igualado del partido, pero donde rápidamente el Real Madrid tomaba ventaja gracias a su defensa, recuperando hasta 5 balones en el primer cuarto, con un Usman Garuba excepcional que demostró que puede jugar al mismo tiempo que Tavares. En ataque, Gaby Deck aprovechaba los contrataques iniciados por Facundo Campazzo para anotar 6 de los primeros 10 puntos del Real Madrid en el parcial de 4-10 en el minuto 3 de partido. La segunda falta de Tavares provocaba la primera alarma y ejercicio de respuesta por parte de Pablo Laso, colocando a Trey Thompkins como pareja de Usman Garuba. Iberostar Tenerife no encontraba respuesta contando apenas con 4 canastas en todo el primer cuarto, amén de 7 pérdidas de bola. Lo aprovechaban los blancos para escaparse en el marcador 8-18 en el minuto 8 de partido, que solo pudo ser reducido por el 8/8 en tiros libres de los tinerfeños y las 7 pérdidas de balón del Real Madrid, que permitieron el acercamiento de Ibersotar Tenerife hasta el 18-23 del final del primer cuarto para el Real Madrid. Un Real Madrid que cuajó un buen primer cuarto con un 53% en tiros de campo y un 42% en triples. Destacó Gaby Deck con 8 puntos y el buen trabajo de Garuba que supo mantener a Shermadini en solo 2 puntos, además de conseguir dos recuperaciones de balón.

clorin 1200 200

Se hacía curioso comprobar – es solo un partido – la presencia de Anthony Randolph en la segunda unidad madridista acompañado a Carlos Alocén, Sergio Llull (posible escolta esta temporada), Rudy Fernández y Trey Thompkins acompañando a Randolph en la pintura. Lo más parecido a un small ball en el equipo blanco. Las defensas marcaban el comienzo del segundo acto donde se señalaron hasta 18 faltas personales entre los dos equipos. En apenas 4 minutos, poco se había movido el marcador con un parcial de 7-8. Y dentro de tan pírrico parcial ofensivo, apareció la figura de Rudy Fernández quien con cinco puntos consecutivos, colocaba el 26-37 en el minuto 15, que hacía prever la escapada del Real Madrid en el partido. Pero de la mano de Bruno Fitipaldo, el Iberostar Tenerife se aferraba al partido. El brasileño anotaba 8 puntos en este cuarto y con un parcial de 7-0, volver a meter al equipo isleño en el partido. Como adelantaba al principio, las 18 faltas señaladas ejecutaron hasta 24 tiros libres lo que descendió el ritmo del partido llegando hasta la hora de duración después de dos cuartos disputados. Por tanto, pocas cosas se pueden destacar de estos 10 minutos que permitió al Real Madrid irse con ventaja al descanso 42-48. La buena noticia para el Real Madrid, venía de la mejora defensiva sin ninguna pérdida de balón y mantenerse igualado en el rebote en un partido donde Edy Tavares apenas había disputado dos minutos en el primer tiempo. El 43% de acierto en el tiro, se desplomaba por culpa del 4/14 en triples. Gaby Deck y Rudy Fernández eran los jugadores más acertados en el conjunto madrileño.

A pesar de sus números, ninguno de los dos empezaba de inicio tras el descanso, siendo Jaycee Carroll quien tendría sus primeros minutos en el partido. Intentaba Iberostar Tenerife reaccionar y remontar el partido pero el lanzamiento de triple volvió a funcionar y de la mano de Alberto Abalde y Facundo Campazzo, los blancos lograban una nueva máxima 44-56 en el minuto 23.  Detrás, Edy Tavares empezaba a dominar en la pintura y Facundo Campazzo aumentaba la velocidad del equipo hasta conseguir 3 asistencias más a las 4 de la primera parte y sumar 7 en el partido. Cuariosamente, “el juego duro” del segundo cuarto desapareció y apenas hubo parones lo que beneficiaba al juego rápido de los blancos hasta una nueva ventaja 46-60 en el minuto 25 con Edy Tavares como talento ofensivo con 8 puntos en este tercer cuarto. Apenas podía responder Iberostar Tenerife que se encontraba con un escaso 42% en tiros de campo en este cuarto mientras que los blancos se escapaban hasta el 51% de acierto. La diferencia seguía aumentando favorable al Real Madrid que dominó el cuarto con la pareja Campazzo y Tavares que empezaron a recordar grandes momentos de la temporada pasada. Un último esfuerzo de Iberostar Tenerife, liderado por Fran Guerra, inició un parcial de 6-0 para cerrar el tercer cuarto en el 59-70 al final del tercer cuarto. Rudy Fernández igualaba los 12 puntos convertidos por Gaby Deck en la primera parte, para convertirse en el nuevo anotador madridista. El conjunto blanco, se escapaba en el marcador gracias al 47% en tiros de campo y la enorme defensa al conjunto de Iberostar Tenerife que contaba con un 40% de acierto y 12 pérdidas de balón.

El último cuarto nos volvió a dejar a Sergio Llull como escolta donde anotaba 4 puntos en 5 lanzamientos en 18 minutos jugados, acompañando primero a Alocén y luego a Campazzo. Un último cuarto que nos dejó la sentencia del Real Madrid con el acierto desde la línea de 6.75 de Rudy Fernández que cerró su partido con 18 puntos y 5/9 en triples. En apenas 3 minutos, los blancos cogieron una ventaja insalvable para los canarios que vieron los mejores minutos de Carlos Alocén en pista con 9 puntos anotados y 2 asistencias maravillosas para canastas de sus compañeros. El Real Madrid se llevaba el partido de una manera autoritaria, convenciendo ante sus aficionados con un 46% de acierto en el tiro y un 34% desde el triple dominando en el rebote y pudiendo dar minutos a todos sus jugadores. Rudy con 18 puntos fue el mejor, junto los 12 de Randolph y Deck que también se lucieron. Los blancos jugarán esta tarde su 27ª final de 37 torneos posibles. De ganar, sería el 20ª título de la era Laso y volvería a ganar un título al menos por temporada. Por lo visto anoche, el Real Madrid no tendrá que envidiar nada a la plantilla que ha podido conjuntar a base de talonario, el FC Barcelona. Al menos, por lo visto anoche, nos quedamos recordando que el baloncesto nos ha dado una nueva oportunidad.