Euroliga Jornada 3: Real Madrid 97 Kirolbet Baskonia 79

Victoria por KO

Cargando...

Gran victoria del Real Madrid, que no ceja en su empeño de demostrar su buena condición física y de juego. Otro partido más superando los 90 puntos y los 100 de valoración con hasta 5 jugadores con más de 10 puntos y 7 por encima de los 10 de valoración. Sergio Llull, inédito en Milán, fue el mejor anoche con 23 puntos, 4 triples, y 24 de valoración. El Real Madrid, sigue invicto nueve partidos después.

Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez

Ya jugaron la pasada final de Liga Endesa y nos dejaron maravillados. Jugaron la pasada final de Supercopa y dijimos que era demasiado pronto. Pero el encuentro de anoche, el número 9 de ambos equipos esta temporada, se presumía espectacular. Porque el duelo Real Madrid – Baskonia, se ha convertido en el nuevo clásico del baloncesto español y todo un duelo de altura en Europa. Los blancos, querían seguir invictos y dar un golpe de autoridad en Europa. Mientras los vitorianos querían romper la hegemonía blanca en los últimos cuatro choques disputados entre ambos y robar una victoria que se antoja importante, en la cancha del actual campeón. Esto es muy largo, larguísimo, pero la victoria se antoja importante, no solo por el basket-average particular, sino por las tendencias de ambos clubes, de un Baskonia con 1-1 de balance y el Real Madrid, líder con 2-0.

clorin 1200 200

La vuelta de Gustavo Ayón a la cancha fue la noticia más celebrada por los 10000 espectadores que poblaban el WiZink Center, en la lluviosa noche de ayer. Pablo Laso solo realizó un cambio en el quinteto titular del pasado miércoles en Milán, dando entrada a Fabien Causeur por Rudy Fernández. Una nueva demostración, de que el entrenador vitoriano, no mira mucho el quinteto rival para ofrecer el suyo. Un partido vibrante, en el que Pedro Martínez nos sorprendió intentando jugarle al Real Madrid de tú a tú, con demasiado ritmo, pero sin apenas acierto 10-7 en el minuto 5, con un escaso 20% de acierto en el tiro. Pero como cabía esperar, el nivel del partido subió enteros y ambos equipos demostraron sus armas, con un empate a 19 en el minuto 8, hasta que apareció el talento de Sergio Llull, inédito en Milán, para conseguir él solito, 13 de los 25 puntos de su equipo en este cuarto. 13 puntos y 3 asistencias, para devolver el golpe ante el gran momento de forma de Granger y Huertas por lado vitoriano, donde la anotación estuvo más repartida, pese al escaso 31% de acierto en el tiro de campo. Los pívots baskonistas, intentaban cansar a Edy Tavares, que pese a ello colocaba 2 tapones espectaculares en el primer cuarto, que acababa con ventaja madridista 25-19. Los blancos, se sobrepusieron al empuje vitoriano inicial, pero manejando un 47% de acierto en el lanzamiento a canasta.

La segunda unidad madridista, no quería cambiar el curso del equipo, como de costumbre. Y de ello se encargó Facundo Campazzo quien en apenas dos minutos, colocaba el 33-24 en el marcador, amenazando con la fuga por parte de su equipo. Baskonia apenas podía seguir el ritmo que iba poniendo Campazzo y solo podía detener el juego a base de faltas, 4 de ellas en 4 minutos. Al menos consiguieron enfriar el juego rápido del Real Madrid, quien seguía manteniéndose en un excelente momento de forma, el mismo que viene llevando desde la pasada final four de Belgrado, donde, desde entonces, solo han sido dos veces derrotados. Pero uno de esos equipos era Baskonia, y precisamente en el Wizink Center, así que para nada el partido estaba sentenciado. Baskona bajó al barro para recuperar la diferencia en el marcador. No necesitó del juego del primer cuarto, sino que tiró de físico y de Marcelinho Huertas para equilibrar las faltas personales y el partido, para dejarlo nuevamente igualado 46-41 minuto 18. Esta vez, era Rudy Fernández quien intentaba ampliar diferencias en el marcador. Y es que el mallorquín se iba a los 8 puntos en este cuarto para mantener siempre en franquía a su equipo, hasta el 52-44 del descanso. Nuevamente superando los 50 puntos en dos cuartos, con 50% en tiros de campo y doblando el número de asistencias del primer cuarto. Los 68 puntos de valoración en tan solo 20 minutos, eran un dato escandaloso y, aún más, viniendo de un partido de Euroliga ante Baskonia. Baskonia que mejoró mucho en este segundo cuarto, pese a perder el parcial por dos puntos. Pero con el talento de Huertas y Garino con 10 puntos como los mejores en anotación, a la espera de que apareciesen los jugadores franquicias del equipo de Pedro Martínez, quien parecía buscar en el físico lo que el baloncesto no le daba, puesto que el 38% de acierto en el tiro, se antojaba muy pobre para competir contra un Real Madrid, que seguía dominando todas las facetas del juego.

La salida del tercer cuarto, nos trajo nuevamente el empuje de Baskonia, ansioso por recuperar la desventaja en el marcador. Volviéndose a meter en el barro, con férreas e intensas defensas, desgastando el trabajo de Edy Tavares bajo el aro, punteando los tiros de Randolph e interrumpiendo el camino al aro de Sergio Llull. Todo ello con Diop y Voigtman consiguiendo acciones de mérito en ataque consiguiendo el 59-56 del minuto 26, con apenas 7 puntos del Real Madrid, 4 de ellos de Fabien Causeur, inédito en la primera parte y que fue un desastascador en el tercer cuarto. Pero esta vez, Baskonia encontraba respuesta de parte de Matt Janning, que nos volvió a recordar que es el mejor tirador exterior tras Jaycee Carroll. 8 puntos del alero lideraron al equipo vitoriano hasta el 65-65 del minuto 28. Y es que al Real Madrid no le salía nada en ataque, solo Causeur y Randolph habían anotado en este tercer cuarto, mientras que poco a poco, Baskonia iba recuperando hasta meterle un buen susto a la parroquia madridista. Pero este Real Madrid no se rinde, no le puedes dejar levantarse. Apenas habían pasado 60 segundos y nos encontramos con dos triples más – 4/7 en el partido – de Sergio Llull y un espectacular dos + uno de Fabien Causeur – 11 puntos en el tercer cuarto – para devolver la calma y recuperar los 9 de diferencia, que casi siempre manejaba el Real Madrid en la primera parte, 74-65 minuto 29. El Real Madrid, había recuperado su acierto exterior con un 52% en el triple, y eso que su mejor tirador, Jaycee Carroll, no había anotado nada hasta el último cuarto. Baskonia, con 3 hombres por encima de 10 puntos y 2 más superando los 8 puntos, se aferraba al partido, 74-67 al final del tercer cuarto, con 27 rebotes 15 asistencias y solo 7 balones perdidos. Pero su pobre 42% en tiros de campo, le hacía hincar la rodilla ante un campeón que continuaba golpeando varios golpes lógicos al contrario con 25 rebotes, 15 asistencias y un increíble 96 en valoración.

Nuevamente, el Real Madrid se disponía a superar los 90 puntos anotados y llegar a los 100 de valoración, algo habitual esta temporada ante equipos de la talla de Valencia Basket, Unicaja Málaga o éste Kirolbet Baskonia. Pero Baskonia no se rendía, su carácter volvía a salir para nuevamente luchar por el encuentro. Pero en esta ocasión no había remedio y el Real Madrid decidió ponerle - ¿de donde sacarán tanta energía? – otra marcha más para, de la mano de Jaycee Carroll y Rudy Fernández – cerrar el partido con un parcial de 18-8 en 6 minutos, superando los 90 puntos y cogiendo un buen colchón de un hipotético basket-average. Y es que los blancos, se fueron con un parcial de 23-12 en este último cuarto, 8/12 en tiros de campo, 12 rebotes y 5 asistencias más en este cuarto, para convertir el WiZink Center en una fiesta, que aprovecharon los jugadores del Real Madrid para montar nuevamente el parque de atracciones, en pleno centro de Madrid, con hasta 7 jugadores distintos por encima de los 10 de valoración. Es el noveno partido del Real Madrid esta temporada, noveno por encima de los 80 puntos y los 100 de valoración, un dato absolutamente increíble para el, hoy por hoy mejor equipo de Europa, que anoche supo vencer a su rival, por la vía del KO, un golpe tras otro hasta que la paciencia de Baskonia, no tuvo más remedio que rendirse. Sergio Llull, se redimió de su mal partido en Milán, conquistando 23 puntos para 24 de valoración y nueva mención para Edy Tavares con sus 7 puntos 11 rebotes y 4 tapones; y Facu Campazzo, quien hay que sumar 6 puntos, 5 asistencias y 3 robos de balón. Los blancos, continúan lideres e imbatidos, no solo en Liga Endesa, sino también en la Euroliga. Pero queda mucho, más de 70 partidos, que serán duros y emocionantes, de un equipo, que ahora mismo, es el mejor equipo de toda Europa.