Liga Endesa Jornada 14: UCAM Murcia 71 Real Madrid 80

Vincent, el terrible

Cargando...

Tras una dura semana europea, el Real Madrid sorprendió venciendo con suficiencia al tercer clasificado de la Liga Endesa, UCAM Murcia. Nigel Williams-Goss realizó su mejor partido como madridista con 18 puntos 5 rebotes y 25 de valoración. Pero el mejor jugador fue Vincent Poirier que en solo 20 minutos consiguió 24 puntos y 7 rebotes con 31 de valoración. Los blancos siguen líderes pero sufrieron las lesiones de Rudy Fernández y Carlos Alocén.

acb Photo / J. Bernal acb Photo / J. Bernal acb Photo / J. Bernal acb Photo / J. Bernal acb Photo / J. Bernal acb Photo / J. Bernal acb Photo / J. Bernal

El calendario pone el físico de los jugadores de baloncesto al límite. Y más si hablamos de equipos Euroliga, que disputan en diciembre hasta 10 partidos, tres en esta última semana. Ya avisamos que el Real Madrid iniciaba noviembre con la feliz noticia de que “todos sus jugadores estarían disponibles para Pablo Laso”. Desgraciadamente, ese día no llegó en el Real Madrid al cual se le juntaron, los problemas que sigue teniendo todo el mundo con el Coronavirus. Tras la sufrida y merecida victoria madridista ante Armani Milán, los blancos visitaban Murcia para enfrentarse al nuevo y merecido equipo revelación de la Liga Endesa, el UCAM Murcia que recibía a los blancos con una semana limpia de partidos y un gran balance de 8-5, con cinco victorias en seis partidos como locales. El Real Madrid, que continua invicto casi dos temporadas como visitante en Liga Regular, llegaba a Murcia sin los lesionados Thompkins y Abalde, amén de los contagiados por COVID, Pablo Laso y Thomas Heurtel. La feliz noticia fue el regreso de Carlos Alocén dos meses después, aunque ocupase el lugar del nuevo contagiado Fabien Causeur, positivo comunicado ayer por la mañana.

Y si hablamos del físico de los jugadores, avisemos que en el duelo de ayer jugaban los dos equipos más valorados de toda la Liga Endesa donde, por cierto, el UCAM Murcia lidera la tabla de máximos anotadores con más de 88 puntos anotados. Chus Mateo, en su tercer partido oficial consecutivo como entrenador jefe del Real Madrid, colocaba a Nigel Williams-Goss como base, Hanga y Taylor en las alas y daba la primera oportunidad titular a Vincent Poirier junto al indiscutible Guerschon Yabusele. El Real Madrid salió muy convencido y acertado en ataque con un inicio fantástico de Nigel Williams-Goss anotador de 7 de los 11 primeros puntos del Real Madrid. Un dato que nos ayuda a reivindicar el uso del de Portland, que debía ser uno de los máximos anotadores del equipo de Pablo Laso. Y es que los blancos dominaban el partido con un 7-17 en 5 minutos de juego. Junto a los 11 puntos de Williams-Goss, sumamos los 6 de Vincent Poirier que nos regaló dos canastas desde 5 metros que ya avisaban del acierto que tendría el resto del partido. Tardó en arrancar UCAM Murcia que se vio superado en todo momento por el Real Madrid, pero con una mejor defensa y un gran acierto desde el triple conseguía anotar 10 puntos en apenas dos minutos, para llegar con vida al final del primer cuarto 17-23 para el Real Madrid. Buena anotación del Real Madrid con un 0/1 en triples, pero un 9/14 en tiros de dos y con 10 puntazos de Poirier y 7 de Williams-Goss.

El segundo cuarto nos dio dos sustos en forma de lesiones que no queremos más en el bando madridista. Carlos Alocén apenas pudo disputar 5 minutos en el partido, tras recaer de nuevo en su pie malogrado y el pinchazo en los isquios que sufría Rudy Fernández, que les dejaron fuera del partido. A todo esto, UCAM Murcia decidió volverle a pelear el partido a todo el Real Madrid, aunque con poco acierto de cara al aro pero con 5 rebotes ofensivos en este cuarto. Pero sin acierto, tienes muchos problemas para competirle un partido al Real Madrid, que encima, seguía imparable otra vez con Williams-Goss y Vincent Poirier en racha. Porque el Real Madrid continuaba muy serio en ataque con un 67% en tiros de dos puntos y donde, gracias a un triple de MaFadden, UCAM Murcia rebajaba la desventaja hasta el 27-34 del minuto 15 de partido. Aunque fuese a cuenta gotas, UCAM Murcia seguía acercándose en el marcador pero, con la mala suerte, de que ningún jugador pimentonero anotaba más de una canasta en juego. Algo que tampoco provocó el Real Madrid, más allá de tener muy enchufados a Williams-Goss que terminaba la primera parte con 11 puntos y Vicent Poirier que llegaba a los 14 tantos con 3 rebotes. Y todo ello con apenas 1/4 en triples en el Real Madrid en toda la primera parte. No lo necesitaban, puesto superaban el 61% de acierto en la pintura. Por tanto, era evidente que el Real Madrid fuese por delante al descanso 35-45 con un 57% en tiros de campo por el 36% de acierto de UCAM Murcia donde ningún jugador superaba las dobles cifras en anotación o en valoración.

clorin 1200 200

Reconozco, que normalmente, éste sería el resultado obvio entre ambos equipos. Pero esta temporada, UCAM Murcia es un hueso muy duro y peligroso y más aún en casa y, como hemos avanzado, es el máximo anotador de la Liga Endesa y el segundo equipo más valorado. Eso dice muy mucho de la gran primera parte realizada por el Real Madrid tanto en ataque como en defensa. Incluso UCAM Murcia buscó la remontada de inicio, pero ayer era el día de Williams-Goss y el base norteamericano del Real Madrid consiguió bloquear la racha murciana para mantener la diferencia en el marcador, en un cuarto, donde los árbitros sacaron de quicio tanto a jugadores como afición local. En tal desconcierto se aprovechó el Real Madrid para volver a calmar las cosas con un parcial de 3-8 que colocaba al Real Madrid con una solvente ventaja 42-53 en el minuto 25. Y eso a pesar del gran esfuerzo de UCAM Murcia que apenas contó con un 35% en tiros de campo pero con hasta 7 rebotes ofensivos, 4 de ellos de un combativo Augusto Lima, que está realizando una temporada increíble. Y eso que no fue un gran cuarto el realizado por el Real Madrid, que solo conseguía 14 tantos en este tercer cuarto con un escaso 31% en tiros de campo y un decepcionante 1/6 en triples, en un partido donde el Real Madrid apenas intentó 12 lanzamientos en todo el partido. Aunque no hacía falta mucho más, porque el Real Madrid se apoyó, hoy sí, en el tiro libre para ir sumando punto a punto con Vincent Poirier de forma espectacular que añadió 6 puntos más a su estadística y dio muchos minutos de descanso a Edy Tavares. A todo esto, llegábamos al final del tercer cuarto con 52-59 para el Real Madrid. Apenas 3 puntos había conseguido adelantar UCAM Murcia de su desventaja del descanso ante un sorprendente Real Madrid, que esperábamos espeso o cansado tras su durísima doble jornada europea.

Porque todo cuenta amigos. Las lesiones de Rudy y Alocén, no solo se producen por un mal movimiento físico, sino también producidas por el cansancio de los jugadores. Pero el equipo blanco estuvo ayer sublime, tanto en ataque como en defensa. En ataque con un increíble 59% en tiros de dos, que después estropeo el 17% en triples, que dejaba un 50% en tiros de campo con apenas 8 errores entre Williams-Goss y un cuasi perfecto Vincent Poirier que en solo 20 minutos anotaba 24 puntos cogía 7 rebotes y con 2 tapones sumaba 31 créditos de valoración siendo una auténtica roca en la zona madridista y anotando, encima, varios lanzamientos desde los 5 metros. Y por supuesto, no debemos olvidarnos de Williams-Goss que “aprovechó” las bajas de Alocén y Heurtel para anotar 18 puntos 5 rebotes 3 asistencias y 2 robos, con 25 de valoración en 32 minutos. Y, a pesar, de que UCAM Murcia realizó su mejor cuarto en anotación, el Real Madrid volvió a brillar con el 61-73 del minuto 36 de partido, sentenciando otra victoria más para el actual líder de la Liga Endesa, que tuvo a Vincent Poirier como el rival más duro para las expectativas de UCAM Murcia.