#Yomequedoencasa

Tiempo Muerto

Cargando...

El Coronavirus ha metido al baloncesto mundial en un Tiempo Muerto. En lo referente a nuestro país, la Liga Endesa y la Euroliga han parado temporalmente hasta que se pueda erradicar la pandemia. Debatimos sobre la posibilidad de cerrar la temporada, buscando nuevas fechas y ofrecemos sugerencias para no dejar de seguir el baloncesto. No permitamos que la pelota naranja, deje de botar.

xxxxxxxxxx

Nuestra vida se está tomando un descanso. El maldito Coronavirus nos ha negado llegar a completar nuestras rutinas básicas diarias y nos ha recluido en nuestros domicilios como medio de prevención ante tal amenaza. Encima, por el lógico peligro a contagios frecuentes, han sido cancelados centros de ocio, programas de televisión, viajes y lo que es peor para un aficionado deportivo, acceder a nuevos eventos de nuestros equipos y deportes favoritos. El mundo del baloncesto no ha sido ajeno a tal pandemia y nos encontramos recluidos de igual forma, cada uno en su casa, intentando sobrellevar de la mejor manera posible este tiempo muerto. Porque en definitiva es donde nos encontramos ahora, en un momento de suspensión de la Liga Endesa (hasta mayo) y de la Euroliga (hasta abril) algo que, no pequemos de anticipación, sabemos que se irá retrasando algunos meses más. Primero, porque debemos entre todo el mundo detener la pandemia. Segundo, porque tenemos que poner a nuestros jugadores a entrenar juntos y recuperar táctica en equipo. Y tercero, y más importante, reubicar calendarios algo que en el baloncesto es bien sabido que es muy complicado.

En mi humilde opinión, por esos tres puntos comentados anteriormente, creo que deberíamos olvidarnos de la temporada 2019/2020. No veo bien, que cancelemos X jornadas de liga regular para pasar a unos Playoffs. Estaríamos desvirtuando las competiciones si lo permitimos. Es cierto, es beneficioso para clubes que tienen principal objetivo en llevarse los títulos en juego y de sumar una nueva copa a su palmarés. Pero pensemos en esos equipos que estiran todo el amplísimo calendario para llegar lo mejor físicamente a esos partidos marcados en rojo que determinarán su clasificación final. Hay equipos que están haciendo la temporada de sus vidas que pueden quedar en saco roto de producirse el cierre de la competición. Pero también me pongo del lado del aficionado que debe permanecer en su casa para evitar ser contagiado por otra persona, entenderlo. Soy el primer afectado por estas normas. Hace casi dos semanas estaba viendo al Real Madrid en el WiZink Center y llegando a mi casa haciendo números para que, el equipo de Pablo Laso, pudiese optar rápidamente a los Playoffs. Ahora, “ese trabajo” lo debo dejar de lado y pensar en mis familiares y amigos para que no sean contagiados por la bruta pandemia que le está tocando vivir a nuestra sociedad. Ojalá disfrutase de más baloncesto español, europeo o de la NBA, pero debemos asumir que va para largo y no podemos hacer absolutamente nada, solo seguir las reglas y pautas marcadas.

clorin 1200 200

Nosotros y nuestros equipos favoritos e ídolos. Ellos son los primeros en querer competir y continuar con las competiciones, sentir el aliento de sus aficionados y llegar con ellos juntos a campeonar. Por tanto, debemos cerrar la temporada 2019/2020, dejarla desierta como la liga de fútbol en los años 30 por culpa de la guerra civil. No tendría valor darle la copa al actual líder de la competición y menos en el baloncesto, donde todos sabemos existen unos Playoffs para darle oportunidad hasta a ocho equipos de llevarse el título. Habrá pérdidas económicas, seguro, los jugadores cedidos, los que acaban contratos, las marcas publicitarias y no os olvidéis del socio/abonado que ha pagado su cuota de un mes que no disfruta de su pasión. Pero esas pérdidas, no son causadas por la pelota naranja. No debemos echarles la culpa a los directivos del baloncesto, de nuestros equipos favoritos y ni siquiera nuestros gobiernos. A día de hoy, tenemos otro enemigo y debemos vencerle de la única manera que podemos. Porque ahora nosotros, somos ese jugador lesionado, que sufre y espera el final de su recuperación para volver a entrar en dinámica y, junto a la ayuda de sus compañeros, volver a levantarse y ser importante para su equipo en la próxima temporada.

h

Y hasta que ese día llegue, no nos queda otra más que esperar desde casa leyendo, estudiando, escribiendo o jugando con nuestra familia. Tirando de televisión y redes sociales para seguir todo aquello que más nos atraiga. Yo en mi humilde opinión, os aconsejo mucho baloncesto que en España y sobretodo en Madrid, tenemos muy buenas noticias en la última década. Yo os recomendaría revivir los 19 títulos del Real Madrid de Pablo Laso. Comprobar el paso del tiempo del entrenador vitoriano, de Felipe Reyes, Sergio Llull, Jaycee Carroll y Rudy Fernández. Los debuts de Facundo Campazzo, Anthony Randolph, Fabien Causeur o Edy Tavares. Recordad jugadores como Tremmel Darden, Borousis, Maciulis o KC Rivers. Temporadas inolvidables de Nikola Mirotic, Sergio Rodríguez, Andrés Nocioni o Gustavo Ayón. Y por supuesto, los 14 canteranos madridistas que jugaron a las ordenes de Laso, empezando por Dani Díez, siguiendo por Luka Doncic y Usman Garuba y terminando por Matteo Spagnolo. Si no sois del Real Madrid, os puedo recomendar a nuestros “Golden Boys” con el Mundial de China 2019 o el inolvidable Europeo de Francia 2015 con nuestro Pau Gasol a los mandos. Pero no dudéis de que el tiempo muerto terminará, que la pelota naranja volverá a botar y que nosotros seremos parte fundamental, para que nuestro equipo logre derrotar a sus enemigos y volvamos a ganar, escribiendo nuevos capítulos en nuestra ya exitosa carrera siguiendo al baloncesto.