Un campeón de la NCAA, contra el Real Madrid

Cargando...

Deon Thompson, a sus 28 años, firma una buena carrera en Europa. El viernes se medirá al Real Madrid, con el Estrella Roja, su nuevo equipo. Presenta varios títulos profesionales, aunque quizá su mejor momento como jugador fue el título de la NCAA en 2009

xxxxxxxxxx

En 2009, la primera canasta del partido por el título de la NCAA la enchufó Deon Thompson, senior de North Carolina. La Final Four, la Locura de Marzo, encaraba su partido último, con Michigan State como rival del hoy jugador del Estrella Roja. North Carolina se llevó el Torneo de la NCAA (89-72) y Wayne Ellington, que ha hecho carrera en la NBA, fue el MVP.

Ese día, Deon Thompson culminaba el sueño de todo jugador universitario: licenciarse con el título de campeón de la NCAA bajo el brazo. Y lo hacía desde una posición de dominio, de importancia en la rotación, un hecho que se extendía desde su segundo curso, cuando se encaramó a una titularidad y nunca más la abandonó.

Más de un lustro después, tras una buena carrera en Europa y algún viaje a China, Thompson entraba en la disciplina del Galatasaray, reciente campeón de la Eurocup. Sin embargo, todo lo bueno europeo que tuvo la primera mitad de 2016 para el cuadro turco, se transformó en histeria en el primer tercio de la 2016/17. Ergin Ataman no dudó en señalar a algunos jugadores; Justin Dentmon fue uno de los que acabó saliendo del equipo antes de finalizar el año y Thompson abandonó también Estambul.

En enero de 2017 se producía su fichaje por el Estrella Roja, que presenta un balance actual de 14-10 y que este viernes buscará seguir con la mala racha del Real Madrid tras la Copa del Rey.

Thompson ya ha ganado unos cuantos títulos como profesional en Alemania, Eslovenia, Israel (Liga con el Hapoel Jerusalem, en 2015) o en la propia Serbia, donde se ha alzado con la Copa a los pocos días de llegar. Saliendo desde el banquillo, este ala-pívot es un buen complemento a la rotación. Del Estrella Roja o de cualquier equipo medio de la Euroliga, que siempre le ha buscado entre sus filas. Y trabajo en la máxima competición continental no le ha faltado casi desde 2011, cuando llegó a Eslovenia. Por algo será.