El análisis

Willy se hace mayor en la "Gran Manzana"

El ex madridista está cerca de cerrar su año rookie siendo titular en New York haciendo pareja junto con Porzingis.

Cargando...
xxxxxxxxxx

El 12 de abril llegará a su fin la temporada regular de la NBA, y con su fin, a falta de hacerse oficial de manera matemática, la temporada de New York Knicks. El equipo neoyorquino realizó grandes fichajes este verano como Derrick Rose, Joakim Noah, Courtney Lee, etc que buscaban dar un salto de calidad a la plantilla y conseguir la entrada a Playoffs. No pudo ser. Estos grandes jugadores no han estado al nivel esperado y algunos, como Noah, han tenido además problemas extradeportivos debido a la toma de ciertas sustancias. 

Pero no todo son malas noticias en el equipo de Nueva York. Willy Hernangómez llegó al equipo como un jugador de rotación que serviría para completar el roster junto con Maurice Ndour y Marshall Plumlee. Su llegada fue hasta cierto punto sorprendente ya que en el Real Madrid, Pablo Laso le usó menos de lo esperado y no consiguió brillar tanto como se esperaba de un jugador que había demostrado saber jugar al baloncesto en C.B. Sevilla. Pero ahora se ha convertido en un jugador principal dentro del roster de New York, incluso entrando de titular en numerosos partidos. 

"Jugador principal dentro del roster de New York,

incluso entrando de titular"

El jugador madrileño empezó la temporada jugando de manera irregular. Hornacek no quería quemar al joven jugador español y, siempre desde el banquillo, lo usaba en partidos alternos buscando su inclusión en la NBA paso a paso. Ahora el jugador español suele participar en todos los partidos del equipo neoyorquino, excepto en caso de lesión, y entra de titular supliendo al ya mencionado Noah. El español en su año de rookie lleva jugados 64 partidos y tiene una media de 17 minutos por partido. Tras el All-Star, donde estuvo en el partido de EEUU contra el resto del mundo, su número de minutos por partido se ha visto incrementado a los 23. 

Willy Hernangómez durante el partido del All-Star.

Willy Hernangómez ha conseguido ser importante en el Madison por numerosas razones. Dejando de lado el mal momento de otros jugadores altos del equipo, Willy ha demostrado tener talento y calidad, ambas cualidades acompañadas de una buena mano. Sus jugadas de pick and roll han dado muchos puntos a los neoyorquinos. También es destacable el buen entendimiento que tiene con Porzingis, una de las estrellas de New York. Ambos ya coincideron antes en el C.B. Sevilla y son grandes amigos. Esta amistad se transmite en la cancha donde se encuentran con gran facilidad. 

Los números del madrileño a lo largo de la temporada son de 7,7 puntos, 6,7 rebotes, 0,5 robos, 0,6 tapones y una valoración +/- de menos 0,8. En lo respectivo a los puntos, el número 14 tiene un porcentaje de acierto de un 54%. Y dentro de los rebotes, 2 de ellos son en ataque y los 4 restantes en defensa. Su aumento de minutos tras el All-Star han mejorado también sus estadísticas en todos los aspectos. En los últimos 15 partidos el jugador español lleva de media 11,2 puntos, 9,4 rebotes, 0,8 robos, 0,7 tapones y una valoración de +/- de menos 3,3. Sus números tienen cierto paralelismo con los de Marc Gasol en su primera temporada. 

El pequeño de los Gasol consiguió disputar más partidos en su primera temporada, llegando a los 82, por lo que su rotación fue menor que la de Willy. Con una media de minutos cerca a los 30 minutos, el jugador catalán cerró su primera temporada con una media de 11,9 puntos, 7,4 rebotes, 0,8 robos, 1,1 tapones y una valoración +/- de menos 4,1. Números parecidos teniendo en cuenta los minutos disputados por cada jugador de media. Marc desde que llegó a Memphis se le vio como un jugador principal dentro de su roster y como futura estrella, como no mucho después demostró. Además, Milicic y Foyle fueron sus compañeros en la posición de pivot esa temporada por lo que los Grizzlies se podían permitir tener tantos minutos en el campo al jugador español sin sentar a una gran "estrella". En cambio el madrileño tenía por delante a Noah, fiasco en la actualidad pero que en verano firmó un contrato de 72 millones por 4 temporadas. La NBA es así. 

Queda poco para que el mayor de los Hernangómez cierre su primera temporada en la liga de las estrellas. Un año de contacto con la competición, con el duro calendario lleno de partidos, con las defensas realizadas en EEUU,... Un año de aprendizaje. El año que viene el jugador español deberá demostrar todo lo aprendido y mejorar esos números con cierto paralelismo con los de Marc. Uno ya es una estrella, el otro lo tiene que demostrar. Esperemos que lo consiga. 

Fotos del artículo: @willyhg94 y @MarcGasol.