Categoría : La fiesta de Blas

La búsqueda de una dinastía

La búsqueda de una dinastía

"Si cambiara la opinión sobre mis jugadores por estos cuatro días de la Final Four sería gilipollas". Frase de Pablo Laso diez minutos después de que el Madrid consumiera, con más inercia que mentalidad, el duelo que jamás en la historia del baloncesto consoló a ningún ganador. Decepcionó el Madrid en Turquía, es una evidencia. 

Confesiones de Final Four

Confesiones de Final Four

No soy muy amigo de compartir cosas personales. ¿Por modestia? No lo creo, la verdad. Es más por vergüenza, por miedos, por temor a la luz, por pavor a quitarme la camiseta y sentirme completamente desnudo. Pero de vez en cuando es necesario hacer una excepción. Allá voy con unas confesiones. Estás a tiempo de dejar de leer, admirado lector. Si te quedas, te abriré un poquito mi escondido corazón.

¿Quién es el mejor?

¿Quién es el mejor?

De vez en cuando me da una pedrada en la cabeza. Cada vez más a menudo, cada vez más fuerte. Vete a saber si es producto de la edad, de los muchos artículos escritos o de la mutación a un caracter más gruñón. El caso es que mi pedrada de hoy es preguntarme sobre las votaciones a mejor jugador de la Liga. ¿Por qué? ¿Para quién? ¿Por quién? ¿Cómo? Vamos al lío.

Los cuartos de la Euroliga

Los cuartos de la Euroliga

No doy ni una. Año tras año demuestro que mi porcentaje de acierto es peor que el de Dwight Howard desde la línea de tiros libres. Soy malísimo. Acumulo un gatillazo tras otro. Mi mayor éxito es clavar uno de cada cuatro pronósticos... y por equivocación. Pero aquí estoy, dando la cara, porque lo que me gusta de verdad no es acertar, sino compartir el basket con vosotros. ¡Dadme cañita! Vamos allá.

Los valores

Los valores

No creo en los valores. Lo de los valores es una mentira, una farsa, un contenedor tartufo repleto de poses, palabras vacías y posturas forzadas. Los valores tomados como colectividad son fuegos de artificio. Una máscara impostora, un mantra que por más que se repita está vacío de cualquier divinidad.

La teoría de las cosas imposibles

La teoría de las cosas imposibles

El tiempo pasa rápido. Tan rápido que olvidamos con mucha facilidad lo que dábamos por hecho hace no tanto. ¿Os acordáis cuando no había dudas en que Sergio Llull se iría a jugar a la NBA? ¿Y cuando era obvio que el año de Anthony Randolph en el Madrid suponía un competitivo trampolín para volver a EEUU con los mejores? El afán de pontificar del ser humano le hace apretar con rapidez la tecla que convierte lo improbable en imposible. Y no, lo improbable es solamente improbable.

El duende de los Sergios

El duende de los Sergios

Los dos son muy buenos. Pero buenos de verdad. Los dos atesoran mucho talento. Los dos trabajan a destajo. Los dos poseen ascendencia sobre sus compañeros. Los dos son ídolos de sus hinchadas. Y además los dos cuentan con ese socio que no se compra: el duende.

Llegó el momento

Llegó el momento

Fue Jaume Arnau, el presidente del Manresa, el que abrió la mecha en una entrevista a la revista "Basket al día". Quiere una Liga sin playoffs. Y no es el único. La propuesta formal se está cocinando y la ACB, es decir, los clubes, deberán decidir. Es una idea que lleva planeando la cesta varios años y que en realidad nunca ha encontrado convicción para llevarla a cabo. La decisión es difícil, muy difícil. Es un cambio muy trascendente... pero puede que decisivo para sobrevivir.

Cinco brochazos de la Copa
Especial PoblaFM en la Copa de Vitoria

Cinco brochazos de la Copa

Las cinco claves que no te puedes perder de la Copa del Rey de BA-LON-CES-TO.

La familia azul

La familia azul

El Baloncesto Fuenlabrada reúne todos los ingredientes que necesita un periodista para disfrutar con su trabajo y estimular su pasión por el baloncesto. Pero seamos serios, aquí el periodista es lo de menos. Lo verdaderamente importante es que el club sureño crea y deja crear un fantástico ambiente de familiaridad que refuerza la devoción por una de las entidades más importantes del deporte madrileño.

Luka es un marciano

Luka es un marciano

Sólo los elegidos son capaces de jugar a cámara lenta. Luka ocupa la baldosa de playmaker. Frontal a canasta, a unos 8 metros y medio del aro. Bota con la izquierda y rápidamente se cambia el balón de mano. Aprovecha el tibio bloqueo de Hunter para salir por el lado derecho y dejar atrás a Beaubois.