El club acaba de celebrar su 75º aniversario

Chema Hernández, Vicepresidente del CD Puerta Bonita “Estamos convencidos que el club volverá a estar donde se merece"

Cargando...

Acaban de conmemorar su 75º aniversario y son uno de los clubes con más solera y queridos de la Comunidad de Madrid. El CD Puerta Bonita celebra su septuagésimo quinto año de vida justo un año y medio después del famoso caso “Peragón, donde, a partir de una deuda contraída con Roberto Peragón, el club estuvo a punto de desaparecer. La denuncia por impagos del jugador a la entidad terminó en una sanción por la que desapareció el primer equipo.

xxxxxxxxxx

[anuncio id="19"]

Lo primero que me gustaría saber es ¿cuánto tiempo llevas en la directiva del Puerta Bonita y cómo llegas a ella?

Pues llevamos haciéndonos cargo de la gestión del club desde enero del año pasado debido a la situación en la que se encontraba la entidad. Como sabéis, el ayuntamiento de Madrid cerró el antiguo Canódromo por obras y nos encontramos que los antiguos gestores el club no daban soluciones y los padres estaban desinformados y no sabían qué iba a ocurrir, si el club iba a seguir o no…No se sabía dónde se podía entrenar, donde se iba a jugar…

Así que ante esta situación, y al ver que de 400 niños que había en el club se habían ido 300, pues llamamos al presidente del Club, Manuel Campa, que estaba ya más o menos retirado  y nos hicimos cargo entre varias personas de la gestión del club para que el club siguiera hacia adelante y los niños del club pudieran seguir jugando.

Muchas felicidades porque no es fácil llegar a esta cifra…

Sí, muchas gracias. Era una pena que un club histórico como el CD Puerta Bonita pudiera desaparecer por una mala gestión y unos problemas de deudas. La verdad que ha sido muy grato poder celebrar este 75 aniversario. Es muy difícil y tiene mucho mérito que, con la situación que vivimos, un equipo de fútbol base de barrio se pueda mantener tantos años.

¿Qué se siente al ser uno de los clubes con más solera e históricos de la Comunidad de Madrid?

Es un orgullo pertenecer a un club como el CD Puerta Bonita con esta historia, dentro del distrito de Carabanchel. Pero, sobre todo, es un orgullo tremendo por los niños y niñas y todos los padres que han confiado y siguen confiando en nosotros para jugar al fútbol y para aprender valores de cantera que, para nosotros, es muy importante.

¿En qué han consistido los actos conmemorativos?¿Qué se ha hecho de especial?

Pues ha sido un acto conmemorativo muy sencillo porque el club no está en su mejores momentos económicos. Ha sido en un salón de actos de un colegio de Carabanchel, en donde se han visualizado una serie de videos del club y los chavales y equipos que lo conforman. Dedicamos unas palabras para agradecer a los padres y a los niños que sigan confiando en nosotros y para agradecer a las entidades, a la concejala de Carabanchel y a todas las instituciones que nos han ayudado para que este club pueda seguir en el barrio.

Un club modesto, de barrio, un club muy ligado siempre a los vecinos de Carabanchel…

Desde que iniciamos la nueva etapa el año pasado, después de todos los problemas  que hubo, tenemos claro que el club tiene que ser por y para los chavales del barrio y para que los vecinos se encuentren orgullosos del club. Y, sobre todo, que los niños y las niñas puedan  aprender divirtiéndose y aprendiendo valores deportivos.

¿Cuál es la esencia y sus señas de identidad?

A los niños se les enseña que esto es un deporte y hay que disfrutarlo. Aquí se viene a aprender, por supuesto, que se viene a competir pero siempre con honradez y humildad. Lo que queremos es que el club sea una escuela deportiva de cantera en la que los niños y los padres sean los protagonistas.

No podemos dejar de hablar del mítico campo del Hogar…

El campo del Hogar es el campo verdadero del CD Puerta Bonita. Pero hay  que reconocer la mala situación en la que se encontraba, que podía ser incluso hasta peligroso jugar allí porque las instalaciones eran muy antiguas. Nos trasladamos al antiguo Canódromo con unas instalaciones más modernas y cómodas, pero, realmente, el Hogar es donde tiene la entidad el club.

El ascenso a segunda B es uno de los momentos más alegres de la historia del club. ¿Cómo se vivió ese momento?

Con mucha alegría. Llevábamos muchos años esperando y soñando con algo así. Es cierto que, para un club de barrio, un ascenso a segunda B, genera mucha ilusión y alegría pero supone muchos problemas porque es muy difícil mantenerse con la economía que tiene un equipo de barrio. Pero bueno fue una explosión de júbilo para todos los seguidores que no creo que lo olviden por mucho tiempo que pase.

¿Se arrepienten desde el club de pensar a lo grande y olvidarse de la dimensión de la entidad y cuál era su base social? ¿fue la condena de la entidad?

Te puedo dar mi opinión personal de aquella época que era un seguidor del Puerta Bonita y en parte tienes razón. Un equipo de barrio nunca deja ser un equipo de barrio.  Es cierto que los sueldos de los jugadores de esa época a lo mejor ha sido una de las causas de llevar al club a la situación económica en la que nos encontramos, aunque no digo que sea sola esa. Un club de barrio en segunda B tiene que tener los pies en el suelo y ser consciente de la economía que tiene y cuáles son sus posibilidades.

Hace año y medio tras no poder hacer frente a la deuda contraída con Roberto Peragón desaparece el primer equipo, ¿En qué situación se encuentra el Puerta Bonita en este momento?

Realmente el club no tiene dinero y nuestro único objetivo es que los chavales puedan jugar. Lo que estamos haciendo es cobrar una cuota a los padres para que  para poder pagar los campos, los arbitrajes y todos los gastos deportivos. Actualmente lo que nos importa y preocupa es la cantera. Vivimos para que los chavales puedan seguir jugando en el barrio y quién sabe si esto en un fututo sale para adelante y se soluciona el problema de la deuda que se tiene pendiente.

¿Qué supuso para el club esta noticia? ¿Cómo ha sido estos últimos meses?

Ha sido momentos muy duros, para nosotros, para los chavales, para los padres, los vecinos y aficionados. Hemos estado a punto de que un club histórico como el nuestro desapareciera. Ahora lo que tenemos que hacer es mirar hacia adelante y ser positivos. Creemos que dentro de unos años este club estará en el sitio que ser merece.

¿Hasta que el club no haga frente a esa deuda, no podría militar en la tercera división?

No tengo muy claro el tema este jurídico deportivo, pero, en principio, el club tenía una sanción de 2 años pero no sé si esos dos años están también condicionados a pagar la deuda. De momento la deuda no se ha podido pagar y, por lo que me cuenta el presidente, están en litigios todavía.¿De cuántos equipos estamos hablando y cuantos niños pertenecen a la entidad?

En este momento son cifras modestas porque estamos empezando de cero. Estamos hablando de 6 equipos y unos 100 niños. Creemos que al año que viene, al ver que ha cambiado la gestión, la gente se animará y empezarán a volver lo que se fueron.

¿En qué se ha avanzado en este tiempo? ¿Qué motivos hay para creer que el Puerta Bonita ha superado ese difícil momento?

Creemos que lo estamos superando. Superarlo de forma total nunca se puede decir. Lo que más problemático y peligroso fue el año pasado con todos los problemas que tuvimos y eso lo superamos. Por eso, a partir de ahí todo va a ir hacia adelante. Y llevando una buena gestión, una gestión clara y transparente con los padres y los socios del club, esto va a tirar hacia adelante. Estamos convencidos de que el club volverá a estar donde se merece.

¿Qué planes de presente y futuro se tiene desde la directiva?

Ir poco a poco, con humildad y transparencia. Trabajar por y para los socios del club y para los niños y niñas que forman parte de la entidad.

¿Qué mensaje mandas para aquel que os quiera ayudar?

Pido a la gente que confíen en los nuevos gestores que estamos en el club, a los chavalines del barrio les diría que tienen  las puertas abiertas para aprender deporte con nosotros. Y a las instituciones que nos den facilidades para volver a las antiguas instalaciones  y poder tener un campo en condiciones para que los niños puedan jugar. Y a los demás clubes del  barrio, que no sé han podido tener problemas anteriores por la antigua gestión, decirles que estamos abiertos  a todo lo que necesiten y que somos un club más de barrio como ellos y que vamos a luchar porque el deporte del barrio siga hacia adelante.