Cumple 89 años el Betis-San Isidro, el Betis madrileño

Cargando...

Todo el mundo conoce la historia de los vascos afincados en Madrid que crearon el Athletic Club, sucursal del Athletic de Bilbao. Pero no todos conocen cómo unos sevillanos en la capital crearon el Betis de San Isidro. Un equipo que une en la nomenclatura dos nombres importantes tanto en Sevilla como Madrid. Isidro Labrador y el “Betis”, llamado así el Guadalquivir en época romana. Dos "conceptos", muy importantes de ambas ciudades.

xxxxxxxxxx

En 1931, unos sevillanos afincados en Madrid creaban el que hoy en día es el sexto club más longevo de Madrid. Por detrás del Atlético, Real Madrid, Rayo Vallecano, Leganés y el Carabanchel. Tal es la unión y buenas relaciones entre el equipo “origen” verdiblanco y el de Carabanchel que a los 85 años de historia les regalaron una placa conmemorativa. Además, donarles en alguna ocasión la segunda equipación que usarían en competición.

Un club que, anecdóticamente, celebra sus 89 años de historia. Un 14 de abril coincidiendo con la formación de la II República, un grupo de simpatizantes del Betis, añorando su club de origen, crearon el hoy Betis San Isidro. Entre los fundadores se encontraba Jesús Cornejo, (capitán y presidente), Antonio Quilez, Juan Vieyta, Antonio Higues o Peñalver, reunieron su amor por el fútbol y por el Betis para crear el Club Deportivo Betis San Isidro. Tras la guerra civil, en 1940 se federaba por primera vez con su terreno de juego en la pradera del Santo. Ha llegado a participar en la Preferente madrileña y ahora lo hace en la Primera Regional de la capital.

Hace tres años, nos dejaba Pedro Bermejo, hasta entonces Presidente de Honor del club y que había unido toda su vida a la del equipo de Carabanchel. Tal fue el reconocimiento del fútbol madrileño que  un club vecino y con rivalidad deportiva, como el RCD Carabanchel escribía unas líneas en sus redes sociales y página web en acto de respeto y homenaje. El año pasado, el 18 de mayo, un partido en su honor, permitía el debut del equipo bético en el Canódromo de Carabanchel, su nueva casa. Un estadio en el que celebran poder jugar para arraigar y crecer. Y lo hacen allí desde el 15 de mayo de 2019.

Pablo García Rojo es hoy, junto a Román Sanz, una de las cabezas visibles de un proyecto a cinco años vista. El antes jugador, también entrenador y hoy directivo, nos ha permitido una entrevista para hablarnos sobre este histórico club:

Buenas tardes Pablo y gracias por permitirnos las entrevista. Primero de todo quisieramos saber, ¿quién es Pablo García Rojo?

"Alguien que se embarcó en 2015 en el proyecto del Betis San Isidro de la mano del Presidente, Román Sanz, que es una cabeza mucho más visible en el club y que lleva allí toda la vida. Yo por motivos laborales tuve que viajar a Sevilla. Por lo tanto, estuve desconectado del Betis San Isidro. Anecdóticamente a mi vuelta en el barrio, me encontré con el presidente y me embarqué en el proyecto. Primero como entrenador de porteros que era mi especialidad, y después, poco a poco, como el Betis es el club de mis amores, pues fui metiendo la cabeza llevando el Senior B y ascendiéndolo,llevando el primer equipo, salvándolo…"

"O sea que al final… He pasado por todos los pasos porque entré en el equipo con siete años hasta el primer equipo; y bueno ahora embarcado completamente en el proyecto y la gestión de lo que es el club a grandes rasgos porque la estructura ha crecido mucho en estos cinco años, y ahora en 2020 se cumplen los cinco años que nos dijimos. Y vamos a intentar seguir otros cinco porque el proyecto no hace más que crecer". 

¿Cómo llega usted al club?

"De manera fortuita, porque mi hermano, que es dos años mayor que yo, jugaba en la Escuela de Carabanchel. Y ya coincidía con él en todas las circunstancias, así que yo prefería jugar en un equipo que no fuera el de mi hermano. Compartíamos campo en la Colonia Velázquez. Fue la época en la que el Betis-San Isidro jugaba allí como la Escuela, entonces era más cómodo para mis padres. Y como hemos intentado hacer ahora, ayudaba a las familias numerosas. Algo en lo que, sinceramente, no fui una excepción. Pero bueno, sobre todo fue por eso, por no coincidir con mi hermano".

Ahora, hablenos del cumpleañero, ¿qué es el Betis San Isidro?

"El Betis San Isidro, para mí, es Pedro Bermejo. Alguien que es muy popular en el futbol madrileño. Casi todo el mundo le conoce. Fue una persona que dedicó su vida entera al Betis San Isidro. Yo le recuerdo con mucho cariño cuando era pequeño, con su puro, su gabardina, yendo para arriba, para abajo…con las fichas.  Para mí es el principal emblema del Betis San Isidro. Todo lo que estamos haciendo ahora me sabe genial excepto por el hecho de que es algo que no puede ver Pedro Bermejo, ya que falleció hace tres años. Y para mi es el alma y el espíritu del club" 

"Es el sexto club más antiguo de Madrid, con 89 años. En mi modesta opinión y por lo que dicen los más mayores del lugar, nunca ha tenido tanta salud como ahora. Porque contamos con 12 equipos de fútbol, con fútbol de integración con fútbol 5 para ciegos en Liga Nacional, fútbol femenino… contamos con muchas acciones solidarias. Porque al final si hacemos todas estas cosas es porque nos gusta ver que  la gente es feliz y haciendo deporte que es lo que más le gusta. Entonces, intentamos cuidar ese tipo de detalles y devolver al club donde se merece, como uno de los históricos. Una entidad que nunca ha dejado de competir, gracias en gran medida al trabajo de Pedro Bermejo porque esas épocas en los 50-60-70… si ahora es difícil sacar un equipo adelante, entonces tendría que ser… El objetivo llegar al centenario, pasando año a año eso sí, pero con gran salud y estabilidad. Todo lo que estamos consiguiendo ahora la verdad es magnífico para nosotros".

¿Cuales considera que son los valores del club?

"Para mí, es muy fácil describirlo. Porque, ahora que tengo ya casi 40 años puedo decir con mucho orgullo que me he dado cuenta de que la mayoría de los valores que tengo, en cuanto a nivel personal, profesional; me los inculcaron en el club. No me he dado cuenta hasta relativamente poco, hablo de cinco o diez años. Pero el transmitir esto ahora, intentar que la gente sea más humilde. Es gente trabajadora, pero no queremos ser más que nadie, no competimos, estamos fuera de competición por el hecho de que un club hace esto o esto otro… nosotros tenemos una idea muy clara que es el deporte igual a salud, eso lo primero. Somos muy rigurosos con el tema de la violencia, no la toleramos en ningún caso. Intentamos dar charlas una vez al mes o cada dos meses a los entrenadores" 

"A los padres se les explica, tenemos unas normas de conducta muy claras. No se puede perder el respeto, se puede competir, puedes ganar, puedes perder, pero con unos valores. Porque el fútbol es deporte. Al final, a mucha gente se le olvida. Pasa solo o casi solo en el fútbol. En otros deportes no pasa, como baloncesto, rugby… Entonces yo creo, y espero no equivocarme, que es una cuestión de educación, de concepto, y que no vale ganar a cualquier precio, eso por supuesto. Que todo esfuerzo tiene recompensa y se debe respetar a los padres, a los rivales y a los árbitros, sobre todo"

"El año que viene tenemos un proyecto muy interesante que es felicitar a todos los árbitros después de los partidos donde juguemos porque también son clave y no se les valora, se les falta al respeto. En fin, una serie de cosas que todos sabemos que son muy desagradables. Y que con los recursos que tenemos vamos a intentar ponerlo en marcha e intentar cambiar la percepción desde fuera del futbol en el sentido de que, para mí, no va vinculado ni a la violencia, ni a la competitividad a cualquier precio.  Yo creo que si conseguimos eso nuestro club irá contagiando a los demás" 

"Creo que hay mucha gente que piensa así. Y con un poco de impulso y con la colaboración de la FFM creo que vamos a conseguirlo. Ahí está el equipo femenino, el de invidentes. Creo que es importante darle presencia a todo este tipo de “fútbol”. Porque es fútbol y que no es todo competir. Y bueno, si te fijas también nuestros equipos compiten bien. Ahí está el Senior cuarto, el de la Liga Nacional está primero con equipos como Málaga, Sevilla. O sea que con los recursos que tenemos, con la humildad por delante, pero también nos gusta ganar"

"Pero consideramos que es producto del trabajo bien hecho. Y tratamos de poner todos los medios posibles que no son todos los que nos gustarían para nuestros entrenadores, para directores deportivos, de cantera… Intentamos hacer un poquito mejor de lo que hacemos cada año y con los valores firmes, claros. Si hablas con Román, con Héctor, Goyo, Sergio o conmigo... Hay un montón de gente en el club que piensa como yo, y es muy bonito la verdad porque es el objetivo y lo demás creemos que es una consecuencia del trabajo. Los resultados llegan cuando tienes claras tus prioridades, tus orígenes y que tengamos una instalación con el Canódromo es increíble. Las caras de la gente, cómo se trabaja, sabiendo de dónde veníamos. Los chicos lo saben perfectamente porque lo han vivido, entonces a nadie se le puede olvidar quiénes somos y de dónde venimos".

¿La fundación en su honor, "La Fundación Pedro Bermejo" es el hermano pequeño del club?

"Exactamente, yo la marca que tengo de Pedro Bermejo es increíble. No es que fuese una persona cariñosa. Tenía su carácter súper marcado, siempre te echaba broncas, te quitaba los balones de entrenar, te apagaba las luces… todo lo que hacía, yo creo, que invitaba a no tenerle cariño (se ríe). Pero aun así lo hacía de tal manera y tan “suyo” que para mí es el referente. Junto con Román, que para mí es un placer y un lujo poder trabajar con él ahora día a día. Hemos hecho un buen equipo en el que yo aporto la modernización del club, la tecnología, las ideas; y él me mantiene vivo con historia, con todos nuestros orígenes… Y yo creo que, al final, es una buena combinación y es el secreto: el club sin dejar de lado la historia, que para mí es clave, y de hecho a mí me encanta escuchar historias del Betis San Isidro; habiendo modernizado el club. La llegada del Canódromo esta temporada hasta las redes sociales... Tenemos miles de impactos en Redes Sociales, los chicos están encantados. Para mí es muy gratificante el vínculo con la historia sin perder de cara al futuro"

"El fútbol ha cambiado notablemente, y no puedes quedarte atascado en la historia. Pero las decisiones que tomamos, siempre tenemos un punto de vista en la historia. E intentamos hacer un club moderno que con 89 años de historia es un lujo. Cada día aparecen nuevos artículos, nuevas historias, fotos, gente que jugó en 1950. Es fascinante el impacto que ha tenido en 89 años, que es una barbaridad de años. Sin dejar de competir, porque clubes como Ferroviaria que le tenemos un gran cariño ha tenido años que dejó de competir. El Betis San Isidro nunca ha dejado de competir y es algo que podemos decir orgullosos. Hablamos de épocas de Guerra Civil… O sea, si nos ponemos a analizar la historia tuvo que ser increíble. Como Pedro o como Cornejo podrían sacar adelante el proyecto. Con los recursos que tuvieran. Eso solo sabían ellos, porque lamentablemente… no sabemos cómo lo hacían, pero lo hacían".

¿Es un nexo de unión con el barrio esta Fundación?

"Exactamente, exactamente. La Fundación Pedro Bermejo. Tenemos un torneo con su nombre, como no podría ser de otra manera, y nosotros es muy importante. Porque San Isidro, que siempre hemos intentado estar en la zona, es un barrio de Carabanchel. No es una de las zonas con mayor nivel adquisitivo con lo cual intentamos mantener las cuotas lo más bajas posibles e intentamos hacer todas esas acciones solidarias sin esperar nada a cambio. Es decir, al final para nosotros es mucho más importante como nos alimenta. Y hablo en nombre de todos los trabajadores del club porque así se lo transmito cuando hablo con ellos: es más importante que estemos felices, que hagamos las cosas bien. Lo demás va a ser una consecuencia. Entonces, desde torneos solidarios en los que recogimos juguetes, vamos a hospitales, recogidas de comida.."

"Ahora con el 89 Aniversario nos hemos volcado en el barrio porque también sabemos que hay gente que lo está pasando mal. Y esperamos que sea un éxito para luchar un poco. Contra el COVID, lo mismo, recaudar un poco de dinero y ser mucho más conscientes de los problemas que tiene nuestro barrio, de nuestra gente también. Sobre todo, porque no llegamos a más sitios. Ojalá llegar a nivel nacional… pero no es el caso. El último proyecto que coincide con el 89 aniversario es esta Campaña Solidaria contra el COVID-19 para ayudar a la “AAVV Amigos del Canódromo” que son nuestros nuevos vecinos en nuestra nueva casa. Y bueno, intentar llevar desde cestas de comida, productos de higiene, mascarillas, geles... todo lo recaudado irá para ellos, ya nos hemos puesto en contacto con ellos y están más que contentos. Son personas mayores a la que estamos encantados de ayudar. Y a eso nos dedicamos, eso es lo que yo creo que haría Pedro. Y como digo, salvo que no está para verlo y para sentirse orgulloso y ver lo que hacemos con su Betis, yo creo que desde arriba lo verá y dará su visto bueno. Porque es algo que hacemos por él y con su espíritu, por supuesto".

 

La llegada al Canódromo es un antes y un después para la entidad

"Por supuesto. Una nota muy importante para el Betis San Isidro es que en 88 años de historia no hemos tenido campo propio. Es impresionante, nunca hemos tenido ese arraigo, nunca hemos podido mantener a nuestros socios, a nuestra afición, nunca hemos podido hacer este tipo de acciones con mucha más claridad. Siempre hemos estado, por decirlo de alguna manera, sobreviviendo. Hemos tenido años buenos, por supuesto, en la Colonia Velázquez. Pero al final “te sacan” de allí, tienes que ir a otro lado. El Cotorruelo es nuestra casa, pero tampoco es nuestra casa, es la casa de todo el mundo, de toda la Federación madrileña. Entonces, el Canódromo nos ha dado la vida, nos ha dado… el principal objetivo cuando llegué era conseguir una instalación y el Canódromo es una instalación impresionante. Entonces, nuestros chicos se sienten de otra manera. Lo han pasado mal en estos años porque a veces no podías entrenar todo lo que querías, manejar los horarios  cuándo vas a un sitio y otro. Y sobre todo poder hacer arraigo en pleno San Isidro, al lado de nuestra Ermita del Santo. Y de verdad, empezar a funcionar como club con arraigo hacer cosas por el barrio, por los chicos de nuestro barrio. Ya te digo que es, de momento, donde llegamos, pero es un antes y un después clarísimo" 

"El año pasado que teníamos tres equipos, hemos pasado a catorce equipos más los municipales, más el equipo de veteranos que bueno no está registrado en la Federación, pero también lo tenemos; con equipo de ciegos que entrena en unas instalaciones especiales, porque evidentemente en el Canódromo no es posible. Pero ya hicimos una exhibición allí, vino mucha gente del barrio y fue increíble la verdad. Entonces sí, nos permite un abanico de oportunidades que bueno, siempre con paso firme, poco a poco. No somos muy ambiciosos pero los pasos que damos adelante. Así que, de momento, muy bien. Con vistas a la temporada que viene a ver si pasa todo esto y podemos, prácticamente, duplicar los equipos porque ya nos conocen en el barrio, los amigos ya hablan. A eso me refiero con el arraigo y hacer cosas que haga que se conozca y que se te identifique dónde estás".

Llegamos a la cantera, esta nueva situación permite que se evolucione en lo que a categorías inferiores se refiere

"Sí, el objetivo este año era sacar un equipo por categoría y lo hemos conseguido. Sorprendentemente, somos un club atípico en el cual siempre hemos mantenido en el primer equipo el emblema del Betis, jugase donde jugase. Ahora con el Senior B más que consolidado, el Juvenil muy consolidado con chicos de primer y segundo año, o sea que van a continuar, los cadetes, infantiles, alevines tenemos dos equipos también. Hemos conseguido un objetivo muy ambicioso la verdad que era sacar un equipo por categoría. Y el feedback es muy positivo. Así que ojalá pase toda esta situación excepcional cuanto antes, y podamos dedicar a potenciar el año que viene. Que la gente haga deporte que el deporte es salud, salud viene muy bien al barrio como Carabanchel y si conseguimos que los chicos sigan jugando al fútbol, dejaran de hacer cosas que nadie quiere que estén haciendo, que para nosotros es nuestro principal objetivo, claro".

Obviamente, no hay que olvidar el club "madre": el Real Betis Balompié. ¿Cómo es la relación?

"La relación es muy bonita porque el Betis es parte de nuestra historia. Sin el Real Betis Balompié, el Betis San Isidro nunca hubiera existido. A pesar de que en los últimos ocho años el Real Betis Balompié no ha tenido una situación institucional muy estable, de un tiempo a esta parte sí que lo está teniendo. Tenemos contacto directo con ellos, nos donan equipaciones. En la segunda equipación, por ejemplo, intentamos ir siempre del Real Betis, haciendo un pequeño homenaje a nuestro club de origen Para este cumpleaños, por ejemplo, tenemos la involucración de jugadores profesionales como Borja Iglesias. El club nos ha donado la camiseta firmada por los jugadores para realizar una subasta benéfica"

"Entonces, la relación es cordial. Nos gustaría que fuera más cercana, tampoco es que Betis San Isidro ha tenido a nivel institucional mimbres para poder entablar la relación. Pero bueno, personalmente soy un fanático del Betis, siempre lo he tenido muy presente. Tengo muchos contactos allí, la grada de animación nos echa un cable siempre que puede. Para nosotros es importante porque no deja de ser parte de nuestro origen, de nuestra historia y lo mantenemos muy vivo. Ya te digo, para este caso jugadores del primer equipo con el donativo de esta camiseta para recaudar fondos"

"La verdad que ahora el Betis tiene una situación más estable. Por tanto, creo que será mucho más fácil. Tenemos contacto directo, hemos estado con Gordillo, nos hicieron una placa conmemorativa por el 85 aniversario, nos reciben a los chicos a firmar camisetas cuando vienen…. La verdad que bastante buena, cordial, y que, de cara al futuro, esperanzadora en cuanto a que podamos hacer un proyecto conjunto. Para nosotros sería un orgullo por supuesto, defendemos ese escudo".

Desde la temporada 2015-16 de las cuatro campañas en primera Regional,  en tres de ellas habéis estado entre los cinco primeros, motivo de orgullo por el trabajo hecho

"Totalmente. Y con una plantilla muy joven y un nuevo cuerpo técnico que está realizando un trabajo espectacular. Era una temporada para consolidar, pero no. Los chicos se sienten con confianza. Tenemos una media de edad muy baja, el “B” y el juvenil trabajan en esa línea también. Al final, el Betis San Isidro cuando mejores resultados tienen son con gente de la casa, que sabe cómo es el Betis, lo que es trabajar día a día en el club. Ahí estamos, la verdad que sí, muy emocionados y muy contentos. Al final creemos que es una consecuencia, pero nos gusta estar arriba, lo más arriba posible por supuesto. Es un orgullo, la verdad. Ir cada domingo a ver a mis equipos, me genera un orgullo porque conozco a los chicos del club y conozco sus situaciones. Entonces, veo que son felices, que siguen mejorando, que siguen creciendo día a día y es lo que nos planteamos. Y al final pues nos está saliendo la verdad que bastante bien".

Este 2020 estaba realizando una gran campaña con tan solo un encuentro perdido

"El último en Moraleja de Enmedio. Además, llevábamos doce jornadas sin perder (solo cuatro partidos perdidos en la temporada, el tercero con menos encuentros siendo derrotado). Y sobre todo viendo las circunstancias de un nuevo cuerpo técnico y con muchos chicos jóvenes. Que venían de grandes clubes, pero de juveniles o de División de Honor, o que han probado en preferente y no han tenido los minutos. Y bueno, la verdad que nos hemos adaptado muy bien, creo que los chicos están contentos, nosotros estamos muy contentos. Y espero que el cuerpo técnico también. La verdad que si todo el mundo está contento en el club las cosas acaban funcionando con ese plus de felicidad que para mí es determinante y puede marcar la diferencia en estas temporadas. Si nos plantamos las ultimas diez jornadas con un equipo tan joven que físicamente iba como aviones y que iba hacia arriba, pues te puedes imaginar. La verdad es que las expectativas aún son altas, no solo para esta temporada sino para el año que viene y estamos muy satisfechos la verdad. La dirección deportiva de mis compañeros ha sido excelente, la verdad".

Dos equipos que han nacido en este proyecto son el equipo femenino y el de Fútbol 5 para ciegos

"El equipo femenino tiene cuatro años. Fue de los primeros en Carabanchel en formarse. Y de nuevo, una vez más, nunca dejar de competir. Está siendo temporada particularmente dura dura. Pero sí vemos a nuestras jugadoras que también para ellas un alivio, que se sienten respetadas y valoradas. Intentamos apoyarlas siempre. Este año, nuestra capitana Winifer Santa Campo se ha ido al Rayo Vallecano . También, hace unos años, Randy Nteka que está jugando en Segunda en Fuenlabrada, era jugador del primer equipo. Entonces, esto nos genera mucha satisfacción, ya no solo resultados a nivel deportivo sino ver que poco a poco nos vamos haciendo un nombre en el futbol femenino y seguir creciendo e intentar el año que viene meter algún equipo de fútbol femenino inclusivo. Tenemos chicas que juegan en categorías inferiores, pero no conseguimos esos equipos de fútbol femenino completo. Pues ya siendo nuestra segunda temporada en el Canódromo, con todo el bagaje que llevamos, con todos los errores que hemos cometido, por supuesto y sabiendo que los hemos cometido; la expectativa es alta y muy ilusionante"

"En cuanto al equipo de ciegos, la verdad que fui a ver un entrenamiento de la selección española, antes del Europeo que ganó España, por cierto. Me quedé conmovido porque empecé a relativizar cosas. Solo con ver el esfuerzo que les cuesta ir a entrenar, y luego ver la entrada al campo de la mano de algún ayudante, tener cuidado con las vallas… entrar al campo y ver que se mueven como si fuera su hábitat natural porque llevan jugando diez, doce, quince años jugando y ver que en ese punto disfrutan como cualquiera, jugando al fútbol y que es su espacio de libertad"

"El año pasado quedó una plaza libre porque un patrocinador no iba a continuar, volví a las oficinas del canódromo, lo comenté con la gente, les llevé a ver otro entrenamiento de estos chicos. Y la sensación fue la misma para todos. Y tomamos la decisión de que algunos recursos que íbamos a tomar para algunas cosas los usamos en el equipo. Y bueno la verdad que ha sido un acierto tenemos internacionales absolutos que van a ir a los Juegos Paralímpicos, gente como el portero que es uno de los dos mejores porteros del mundo, y que anteriormente había sido portero del Betis San Isidro. Entonces, al final nos hemos identificado tanto, el ver a los chicos disfrutar de esa manera, ¿no?. El cariño que te devuelven. Para mí se ha convertido en uno de los pilares del Betis San Isidro, por supuesto. Y estamos intentando es dar un poco más de forma y presencia a este tipo de fútbol que es fascinante y lo recomiendo a cualquiera que tenga opción de ir a verlo porque va a quedar conmovido y va a empezar a valorar las cosas de una manera y darse cuenta de que los problemas no son menos problemas si se toma una determinada actitud".