Necesita ganar y que el Zamora no lo haga para salvar la categoría

Al San Pío X solo le queda la épica

Cargando...

El fútbol femenino no deja de sorprender al panorama deportivo español y lo hará nuevamente con una disputada última jornada en el grupo cinco de Segunda División. El Madrid CFF ya es campeón, el Tacón se abraza al segundo puesto y por abajo hay tres equipos para un sólo puesto de descenso. La última jornada medirá las fuerzas y dejará alegrías y lágrimas tras los noventa minutos.

xxxxxxxxxx

La jornada 25 y penúltima del campeonato liguero se desarrolló entre una inmensa tensión por la parte más peligrosa de la tabla. Pocas palabras quedan ya que decir sobre el CD Tacón, que sumó tres puntos vitales para mantener el segundo puesto ante la persecución del Atlético de Madrid B, que venció en Vallecas al Rayo Vallecano Femenino. Y menos palabras se pueden decir aún sobre el Madrid CFF, que volvió a ganar y sigue sumando puntos pese a ser ya matemáticamente campeón.

El Atlético de Madrid B, pese a ser un filial, ha demostrado en la categoría tener un nivel altísimo e incluso ha conseguido quedar en el podio. Tras varias temporadas en el grupo, en todas ellas ha sido uno de los mejores contendientes. Es, sin lugar a dudas, un indicador del gran trabajo que se hace en el club madrileño con las chicas.

Pero la cosa es bien distinta cuando se baja la mirada a los últimos puestos de la clasificación. El Guadamur, ya desterrado de la categoría y por tanto sin nada en juego, calló ante el Vallecas por un contundente 1-9. El Vallecas por lo tanto deja sellada su salvación a falta de una jornada, algo que celebraron como merecía la ocasión. La cara más triste de la jornada llegó de la mano del Torrelodones, que al sumar tan solo un punto en su partido contra el Dinamo certificó su descenso matemático, quedando a cuatro puntos de una hipotética salvación y a falta de tan solo tres por jugarse. Será, junto al Guadamur, el equipo descendido antes del último encuentro.

El San Pío X consiguió una importantísima victoria contra el Parquesol. En un partido que como visitante podría suponer un problema, las chicas sacaron todo su orgullo y su casta para sumar tres puntos que les permitan soñar con la salvación a falta de una jornada. Por su parte, tanto el Zamora Amigos del Duero como el Pozuelo de Alarcón cayeron en sendos partidos contra los dos primeros clasificados, por lo que dan alas a un San Pío que parecía abocado al fracaso antes de llegar a la fecha final.

Una última jornada para el infarto

El tramo final de cada temporada siempre es especial y único. Pero para las chicas del Zamora, Pozuelo y San Pío es, sin duda, un posible motivo de infarto. Los aficionados de los diferentes equipos sufrirán en una jornada disputada, pero en la que el San Pío X puede necesitar algo de fortuna. En primer lugar, necesita ganar al Madrid CFF. Un equipo que, pese a no jugarse ya nada, es el más complicado de la categoría. Tan solo ha perdido un encuentro y ha empatado otro, por lo que necesita apelar a la épica para sumar tres puntos que pudieran darle la alegría mayúscula de la salvación, objetivo que llevan persiguiendo toda la segunda vuelta. La única opción de salvarse y que el Alhóndiga cayera al descenso sería ganar por una diferencia de goles superior a ocho y que el Alhóndiga no consiguiera la victoria -pues tienen empatado el goalaverage particular-, algo prácticamente imposible.

Algo más fácil lo tiene el Zamora, que se mide a un Torrelodones ya descendido y que por tanto no se jugará nada. Una victoria le serviría para salvarse independientemente de lo que hagan sus rivales. El San Pío X necesita el milagro de que alguno de los dos equipos de arriba, bien el Zamora o bien el Pozuelo del Alarcón. El Pozuelo, por su parte, se medirá al Parquesol. Pese a ser uno de los mejores de la categoría, tampoco se juega nada.

Son las vallisoletanas las que necesitarán cierta ayuda divina para soñar con no bajar de división. Han conseguido llegar vivas a la última jornada, pero les costará mucho trabajo consumar la temporada con una alegría tan mayúscula. Será, sin dudas, un final de temporada digno del espíritu de todas las chicas que componen la categoría.

Foto: blanquivioletas