Entrevista a Maru Sánchez Bravo, ex jugadora de balonmano

Maru Sánchez: “La persona que más me ha influido en mi carrera deportiva fue mi primer entrenador”

La ex portera de balonmano ha concedido una entrevista a Pobla FM para contarnos su trayectoria deportiva desde sus comienzos en el C.M Leganés hasta sus mejores momentos en la selección española

Cargando...

Maru Sánchez fue portera de la selección española de balonmano durante dos décadas. Participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona del 92 y de Atenas de 2004 y en el Campeonato Mundial de Balonmano Femenino en seis ocasiones. Es la sexta jugadora en disputar más encuentros con la selección española, llegando a sumar 195 partidos a lo largo de su carrera deportiva.

xxxxxxxxxx

¿Cómo recuerda usted sus inicios en el balonmano?

Mi primer contacto con este deporte fue en el colegio cuando tenía nueve años. Ese curso, el profesor de educación física organizó competiciones entre los alumnos durante el recreo y yo me apunté. A partir de ahí, el balonmano empezó a engancharme cada vez más hasta el punto de llegar a amar este deporte. Y cuando quise darme cuenta… ¡Estaba metida de lleno en el balonmano!

 

¿Cómo fue la primera vez que le convocaron con la selección femenina de balonmano?

La primera vez que me convocaron fue cuando tenía 16 años. Por aquellos años, yo jugaba en el C.M. Leganés y vino mi entrenador de aquel momento, Alberto Gómez y me dijo: “¡Qué te vas a Corea!”. En ese momento no sabía a qué se refería y cuando me lo explicó entendí la importancia que eso suponía. Me habían convocado para ir con la selección femenina junior al Mundial del 85 disputado en Corea. Yo no sabía que existía una selección junior española ni mucho menos que participaba en un Mundial de balonmano. Esto supuso un antes y un después en mi carrera deportiva.

 

La selección femenina de balonmano participó por primera vez en los Juegos Olímpicos de Barcelona del 92, ¿qué significó para usted formar parte de esta plantilla?

¡Fue increíble!, una de las mejores experiencias como deportista que he podido vivir. Estar presente en la inauguración de unos Juegos Olímpicos da lugar una sensación que no se puede describir con palabras, y mucho más siendo la primera selección española de balonmano femenina en participar en tal acontecimiento. Recuerdo que tenía los pelos de punta desde el principio hasta el final. Con el paso del tiempo, he sido consciente de que he formado parte de la historia del deporte de nuestro país.

¿Quién ha sido tu mayor influencia dentro del balonmano?

Han sido muchas las personas que me han influido a lo largo de mi carrera deportiva, desde compañeras de equipo hasta entrenadores. Aun así, la persona que más me ha respaldado ha sido Manolo Cadenas, que fue mi primer entrenador en el C.M. Leganés y el que hizo que me apasionara por este deporte.

 

¿Cuál es su mejor recuerdo como deportista tras todas las competiciones que ha disputado?

Son muchos los momentos y los partidos que he vivido a lo largo de mi carrera deportiva. Quizá, el momento más especial para mí fue cuando alcanzamos el 5º puesto en el Mundial de Croacia de 2003. Además eso nos permitió clasificarnos por méritos propios para los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004.

 

¿Cuándo ha estado el balonmano femenino español en su mejor momento?

A nivel de clubes, fue antes de que la crisis económica llegara a España. Antes de esto, la división de honor femenina de balonmano era muy competitiva y contaba con muy buenas jugadoras. Por desgracia, a día de hoy, los clubes no disponen de apoyo económico suficiente para poder mantener el nivel competitivo de hace unos años. En cuanto a la selección femenina española, por supuesto desde hace unos siete u ocho años, cuando se produjo el despegue de las “Guerreras” y protagonizaron los mejores momentos en competiciones internacionales.

 

¿A qué se ha dedicado desde que se retiró de las canchas?

Después de retirarme, estuve dos años entrenando a las porteras en el Mar Alicante. Actualmente, trabajo como profesora de educación física y de natación en un colegio de Alicante.

¿Qué le pareció la actuación de la selección femenina de balonmano en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro?

La selección femenina estuvo tan guerrera como siempre. No se merecieron perder de esa manera contra la selección francesa después de ir ganando de siete goles en la primera parte. Las “Guerreras” se quedaron a las puertas del pase a semifinales a pesar de tener el partido bajo control la mayor parte del tiempo. A veces, el deporte no da la victoria a quien más se lo merece. Aun así, hay que alabar la actuación de todas las chicas, que se merecieron la victoria.

 

¿Cómo ve el futuro del balonmano femenino y del deporte femenino en general?

El futuro del balonmano femenino es muy incierto porque, por desgracia, dependemos de sponsors para poder trabajar y competir al máximo nivel. De momento, las expectativas de que aumente el apoyo económico por parte de las instituciones al deporte femenino son bajas. Sin el suficiente apoyo, es muy complicado mantener un deporte de élite al máximo nivel. Las instituciones y los medios de comunicación solo se acuerdan del deporte femenino cuando hay Juegos Olímpicos, pero después pasan de nuevo al olvido. Es una pena que en España solo haya dinero y dedicación hacia el fútbol.