Alcaraz: Campeón con todas las letras

Cargando...
xxxxxxxxxx

 

ZABALA

A: Acojonante.

L:  Líder.

C: Campeón.

A: Ataque.

R: Resistencia.

A: Animal 

Z: Zagal

 

Reconozco que con la Z me he atascado. No es zurdo como Nadal que me hubiera venido bien para mi catarsis mental. La progresión del jugador murciano en solo un año ha sido espectacular, de ser un desconocido para el público a ganar su primer Grand Slam y ser nuevo nº1 mundial. Nos ha cortocircuitado a todos a pesar de haber ganado torneos como Indian Wels o Madrid y de haberse cargado a los últimos capitanes del tenis mundial: Djokovic, Zverev y Rafa Nadal. Los mejores mordieron el polvo que el niño les puso en la superficie. Ser el campeón más joven del US Open y ostentar el número 1 con poco más de 19 años es acojonante y demuestra que queda tenista para rato y que al contrario de lo que pensábamos muchos, incluido yo, hay vida más allá de Nadal. Su juventud no anula su resistencia, lo demostró devolviendo golpes imposibles y corriendo por toda la pista como si fuera coser y cantar. No solo se defendió cuando tuvo que hacerlo, pero su esencia es atacar, animal devorador de rivales, sea quien sea el que tenga en frente.

Fue capaz de demostrar con poco más de 19 años tiene una fortaleza mental que le convierte en líder del tenis universal. No dejemos de lado a Casper Ruud que siendo subcampeón se alzó al número 2. Un pronóstico que ningún especialista hubiera atrevido a dar hace seis meses.

 

No quiero olvidar una de las claves más importantes del éxito de este zagal, que es los que es y que es estar asesorado y entrenado por unos de los mejores tenistas que hemos podido disfrutar en España: Juan Carlos Ferrero.