Castilla-Socuéllamos, partido para cambiar el rumbo

Cargando...
xxxxxxxxxx

No hay margen de error. El sábado a las 17:00 (desde las 16:30 previa en RMTV con David Álvarez, Jesús Alcaide y un servidor) el Castilla debe reencontrarse con la victoria ante el UD Yugo Socuéllamos. Después de un estreno de liga esperanzador, los de Solari se han estancado en los últimos partidos. El factor arbitral ha vuelto a estar patente dentro de los obstáculos que deben superar los castillistas. El choque ante el Toledo resultó paradigmático en ese sentido. Por otro lado, el filial madridista debe entrar en cada parte con más intensidad y concentración. No puede ceder la iniciativa en el marcador con tanta impunidad, como así ha ocurrido en los últimos duelos.

La mejor noticia en la actualidad del Castilla es que Campuzano y Abner ya disputaron minutos en la última jornada de liga, y son dos jugadores a los que se les esperaba con avidez para mejorar la profundidad por banda izquierda y para que Sergio Díaz disponga de un acompañante con el que poder tener menos desventaja a la hora de enfrentarse a las defensas rivales.

El Socuéllamos va a ser el oponente este sábado. Un club serio, trabajador, que representa precisamente los valores de un pueblo humilde volcado con el vino. En el banquillo se sienta Ángel García Cosín, un entrenador superdotado que tomó el mando del banquillo manchego en Preferente y que ha ido ascendiendo etapas hasta catapultar al club a la disputa de la fase de ascenso a Segunda A. El Sevilla Atlético fue el verdugo, pero la actuación del Socu honró a todo el pueblo. Ángel García Cosín compatibiliza la dirección técnica del equipo con su labor en el Instituto Municipal de Deportes de Alcázar, su localidad natal. Este paisano del ilustre Vicente Paniagua, apenas tiene 33 años y ya acredita uno de los expedientes más notables dentro del gremio de los entrenadores.

No obstante, la temporada actual está resultando difícil. El club ha apostado por variar el fútbol directo -que en su terreno, el Paquito Jiménez, de césped artificial, funcionaba muy bien- y ha perdido a futbolistas que garantizaban mucha experiencia, fuerza y poderío aéreo como Calle, Javi Gómez y Diego Rivas. Además, han llegado muchos jugadores y, alguno de ellos, todavía no han conseguido afianzarse en el club. A esta falta de cohesión hay que añadir que dos titulares como Jacinto  y Jesús se pierden el partido por sanción. Además, la irregularidad del equipo se ha traducido en 4 jornadas sin ganar.

Mario, Achraf, Sergio Díaz o Valverde tienen ganas de evocar el partido ante el Amorebieta, en el que consiguieron una gran regularidad en el juego durante muchos minutos. El Socu parece un candidato a sufrir las embestidas de un Castilla que quiere resarcirse de los últimos encuentros.

Javi Barrio @javibarrio es un profesional del marketing que lleva más de 3 décadas siendo socio del Real Madrid y del UD Yugo Socuéllamos. Él es un analista nada sospechoso, y considera que el Castilla tiene clara ventaja, y más jugando en casa. Para llevarse partido, los de Solari tendrán que recuperar la concentración. No realizar concesión, ni incurrir en faltas innecesarias que puedan ser transformadas por el lateral izquierdo Zurdo. A su vez, habrá que estar muy atento a Kike Domínguez, la auténtica estrella del equipo manchego. Cacereño, un extremo con experiencia en el Albacete que se convierte en el rey de la asistencia y del regate. Lo malo para él es que los delanteros a los que debe asistir no están funcionando. Solo 7 goles avalan al Socu, y todos ellos se distribuyen en 7 jugadores. Ninguno de sus futbolistas ha repetido.

Es cierto que hay Youth League esta semana, pero Solari no parece que vaya a reservar efectivos. Hace dos años el Socu ganó al Castilla en su campo. Aquel día prácticamente todo el pueblo devoto del fútbol se desplazó a Valdebebas. En esta ocasión parece muy difícil que se repita. El espíritu de un pueblo trabajador debe hacer frente a una talentosa plantilla que quiere reivindicarse después del disgusto de Toledo. La clasificación lo requiere y los jugadores lo saben.