Pinto Goldbats, los murciélagos más duros de todo el sur de Madrid

Cargando...

En el estadio Rafael Mendoza de Pinto a veces se juega a un fútbol poco habitual a este lado del Atlántico, con una pelota de forma ovalada en vez de esférica. Es el caso de los Pinto Goldbats, un club de fútbol americano del sur de Madrid. El sueño de una noche de verano se convirtió finalmente en realidad en 2015 y, a partir de ahí, los goldbats luchan día tras día por poner a este deporte en el lugar que se merece.

xxxxxxxxxx

ExtraROOM

Dale vida a tus sueños aunque te llamen loco,
no los dejes que mueran de hastío, poco a poco,
no les rompas las alas, que son de fantasía,
y déjalos que vuelen contigo en compañía.

Dale vida a los sueños que tienes escondidos,
descubrirás que puedes vivir estos momentos
con los ojos abiertos y los miedos dormidos,
con los ojos cerrados y los sueños despiertos.

A pesar de la influencia que tiene Estados Unidos en todo el mundo y, sobre todo, en Europa, quizás el fútbol americano nos queda un poco lejos en España. Es cierto que los amantes del deporte conocen de forma somera dicho deporte gracias a la Super Bowl, el partido más importante del año en todo el mundo, y muchos de ellos aguantan hasta horas intempestivas para poder disfrutar de la final de la NFL -debido a la diferencia horaria con Estados Unidos-.

¿Quién no conoce a Tom Brady? ¿A quién no le suenan los nombres de Joe Montana o de Peyton Manning? Todos ellos son leyendas del fútbol americano en el país nortamericano. Como dice Benedetti en su poema de arriba, hay que darle vida a tus sueños aunque te llamen loco, aunque la gente no los entienda. Sin embargo, no hace falta viajar -ni mucho menos- tan lejos para hablar sobre sueños cumplidos en torno al fútbol americano.

Exactamente hasta Pinto, en el sur de la Comunidad de Madrid, donde se encuentran los Pinto Goldbats, club de fútbol americano fundado en 2015 por unos locos amantes del fútbol americano -o football, como dicen en Estados Unidos, a diferencia del soccer-. Intentando parafrasear a Burning, no es una barbaridad hacerse la siguiente pregunta: ¿qué hace un club de fútbol americano en una ciudad como Pinto?

Comenzar la casa por la canasta y entrenar en un descampado

La historia comienza, como bien indican desde el club, con un grupo de amigos amantes del fútbol americano. Este grupo de amigos practicaba otro deporte, también masivo en Estados Unidos, como es el baloncesto. Entonces, ¿cómo surge la idea de fundar un club en Pinto? Su fundador y presidente, Andrei Pop, decide crearlo después de ver un campus de los Alcorcón Smilodons, club de fútbol americano de la ciudad alcorconera.. Inmediatamente cuenta con la ayuda de Javier Alcocer, que se une al proyecto como secretario.

¿Qué hace un club de fútbol americano en una ciudad como Pinto?

Los comienzos, como cabe suponer, no fueron fáciles. “La falta de un espacio para un entrenamiento adecuado que sirviese para atraer nuevos jugadores fue uno de los principales problemas a la hora de crear el equipo”, comentan. Esto quizá parece extraño, pero el incipiente proyecto dio comienzo con entrenamientos en un descampado, sin apenas equipamiento ni medios.

Aun así, el club no tardó en expandirse y los jugadores comenzaron a llegar gracias a diversas formas de captación: “Los jugadores iniciales surgieron del boca a boca y de carteles en redes sociales y en la calle y así contactaron por correo electrónico o por teléfono”. Buena prueba de ello son los perfiles que tienen en plataformas como Twitter o Instagram, donde el club interactúa con todos sus seguidores. La presencia de Jorge del Castillo como entrenador -por un período inicial de tiempo- también ayudó sobremanera al crecimiento del club en esta primera fase.

¿Cómo se juega al fútbol americano en Pinto?

Mucha gente conoce la Super Bowl y el fútbol americano está ganando aficionados por toda España a medida que pasa el tiempo. Aunque ya muchas personas conocen su funcionamiento a la perfección, sigue siendo un deporte que no tiene tanta tirada como otros. Es necesario especificar, por tanto, la estructura que poseen los Pinto Goldbats.

John Jairol Ovando se dispone a lanzar la pelota | Imagen: Pinto Goldbats

El club pinteño cuenta con más o menos 40 jugadores. Tiene un equipo de tackle, que es el tipo de fútbol americano que todo el mundo conoce, y otro de flag football, que es una modalidad sin contacto que consiste básicamente en equipos de jugadores con una especie de bandera que les cuelga de la cintura. Los jugadores de cada equipo deben intentar quitar al rival dicha bandera (flag) para parar su avance.

Así pues, los Pinto Goldbats llevan tres temporadas compitiendo con su equipo de tackle en la LMFA 9 (Liga Madrileña de Fútbol Americano 9vs9) y dos campañas con el de flag en la LMFF (Liga Madrileña de Flag Football), la primera en 2ª División, en la que se logró el ascenso, y la segunda en 1ª División.

Del primer equipo de tackle a la Goldbats Football Academy, la joya de la corona

El club fue ganando adeptos poco a poco. Se construyeron unos cimientos sólidos y el proyecto deportivo cada vez fue tomando más forma, lo que sirvió para atraer a nuevos jugadores a probar el deporte. De hecho, Andrei Pop se propuso unos objetivos iniciales para cumplir en un período de tres años desde la creación del club y casi que la ficción ha superado la realidad.

Después de asentarse en el panorama del fútbol americano madrileño con sus dos equipos, uno de los objetivos del club a medio plazo es disputar con el equipo de tackle la LMFA 11 (Liga Madrileña de Fútbol Americano 11vs11), lo cual le daría acceso a categorías nacionales. No obstante, a corto plazo los objetivos son más tangibles: alcanzar el playoff tanto en la LMFA 9 como en la LMFF. De hecho, esta temporada todo iba sobre ruedas, ya que el tackle había logrado su primera victoria en partido oficial ante Jabatos Tres Cantos y, además, sumaba dos triunfos en otros tantos encuentros.

El incipiente proyecto dio comienzo con entrenamientos en un descampado, sin apenas equipamiento ni medios

Los sueños de los Pinto Goldbats no se quedan ahí. El club recientemente comunicó la creación de la Goldbats Football Academy, su propia academia de fútbol americano, que surge del “deseo de transmitir la práctica de este deporte entre los más jóvenes”. La academia pinteña tratará de promover unos valores imprescindibles para el desarrollo mental y físico de todos los jóvenes a través del fútbol americano. No hay que olvidar que la entidad madrileña emprendió su camino en este deporte realizando sus primeros entrenamientos en un descampado: “Los Pinto Goldbats impulsamos como valores básicos la humildad, el esfuerzo y el trabajo a nivel individual, que se han acentuado con la llegada de nuestro actual head coach, Manuel Iglesias; en cambio, a nivel colectivo, se impulsa el sentimiento de familia, es decir, la unión entre todas las personas que engloban el club”.

Asimismo, en los planes de la entidad madrileña también entran el desarrollo de una sección femenina de tackle y la creación de todas las categorías inferiores, tanto de tackle como de flag football. Por último, otro de los objetivos a medio plazo es poder disputar la LNFA (Liga Nacional de Fútbol Americano), también llamada Serie A, que es la competición más importante de este deporte en España, como ya hacen otros equipos madrileños como los Coslada Camioneros, los Black Demons de Las Rozas o los Rivas Osos, pioneros del fútbol americano en Madrid. Además, el club afirma que el hecho de disputar la LNFA no les impediría seguir compitiendo en la Comunidad de Madrid.

El fútbol americano como pasión y estilo de vida

La plantilla que conforman los Pinto Goldbats es tremendamente heterogénea, ya que sus componentes provienen de distintos puntos geográficos de la Comunidad de Madrid y sus equipos tienen jugadores de diferentes nacionalidades. No obstante, desde el club admiten que hacen todo lo posible para que los entrenamientos se adecuen a las necesidades de cada uno: “El club y el staff técnico siempre ofrecen facilidades a jugadores y técnicos para que puedan adaptar e integrar de la mejor manera los entrenamientos a la vida privada”.

¿Cómo han encontrado los Goldbats de Pinto jugadores que los apasione el fútbol americano tanto como para practicarlo de manera federada? “La pasión por el football principalmente sale de seguir la NFL y la NCAA; y cuando prueban el deporte, descubren todo lo que hay detrás de un casco y una coraza”, declaran. Todo lo que hay detrás de una coraza es “mucha teoría, mucha táctica, mucha técnica, mucha disciplina y mucho trabajo duro”.

Borja Pastor, uno de los linebackers del equipo | Imagen: Pinto Goldbats

No todos los jugadores del club llegaron al fútbol americano de la misma manera. Federico Ramos cuenta que empezó jugando con ocho años en México porque un vecino y un amigo del colegio jugaban, decidió probar y se enganchó al instante, e incluso llegó a ser campeón nacional de México con 12 años. Alberto Cano, por ejemplo, se encariñó con el fútbol americano de casualidad, ya que estaba veraneando en un hotel en el año 2010 y, al encender la televisión, vio que estaban retransmitiendo en diferido el encuentro entre los Saints y los Vikings.

El caso de Pablo Bellón es el típico de alguien al que le encanta practicar todo tipo de deportes. “Conocí el futbol americano por las películas y series americanas y viendo a algunos conocidos por redes sociales me animé a ir a probar y entrenando y jugando con mis compañeros fue donde nació esta pasión”, asegura.

Alejandro Izquierdo “Izki” recuerda que lo descubrió cuando era pequeño gracias al videojuego NFL 2k05 -que era de su tío- y que le encantaba jugar pese a que no entendía nada. Por su parte, Raúl Revenga le debe su pasión por este deporte a un amigo de su padre, ya que cuando él era muy pequeño este llevó algunos partidos grabados de la Liga Beefeater, que fue la primera edición de la historia de la LNFA.

Mucha teoría, mucha táctica, mucha técnica, mucha disciplina y mucho trabajo duro

Por último, John Jairol Ovando afirma que su pasión por este deporte comenzó a los 16 años. Además, uno de sus mayores ídolos es Tom Brady, considerado por muchos como el mejor quarterback de la historia del fútbol americano. El ejemplo de Brady -jugador con más títulos de Super Bowl y más galardones de MVP de la Super Bowl, entre otros récords- le inspira a ser mejor jugador y a dar lo mejor de sí mismo tanto en el campo como en la vida en general.

Un sueño hecho realidad y un homenaje a Batman

Sin embargo, hay una pregunta que quizá no se ha resuelto aún. ¿Por qué se llaman los Goldbats? ¿Por qué los jugadores son los murciélagos dorados? En un primer momento el club no se empezó llamando así, pero decidieron hacer un homenaje a Batman: “En un primer instante se opta por Pinto Bats y, más tarde, se transforma en Goldbats debido al nombre y los colores del equipo de fútbol americano de la ciudad de Gotham que aparecen en la película El caballero oscuro: la leyenda renace”.

El amor de los Pinto Goldbats por el fútbol americano ha quedado más que demostrado. El club pinteño dignifica un deporte que merece mucho más reconocimiento del que tiene actualmente en España y disfruta de él a pesar de que la popularidad del football se basa principalmente en la Super Bowl de cada año.

El sueño que Andrei Pop visualizó cuando visitó el campus de fútbol americano de los Smilodons de Alcorcón hoy es mucho más que una realidad gracias a todos los integrantes que forman los Pinto Goldbats. Con esfuerzo, trabajo y muchísima ilusión, estos murciélagos están demostrando que todo es posible si crees en ti mismo y en tu equipo, tal y como hacen ellos en el campo.