Atlético de Madrid 1-0 CD Tenerife

A la final con sufrimiento

Cargando...

Los rojiblancos sellaron su pase a la final de la Copa de Campeones tras ganar por la mínima a un valiente CD Tenerife. 

xxxxxxxxxx

El Atlético de Madrid ganó por la mínima (1-0) al CD Tenerife en las semifinales de la Copa de Campeones. Los rojiblancos sufrieron para conseguir el pase a la final, pero un gol de penalti de Giovanni Navarro nada más comenzar el segundo tiempo le da el billete a la final del próximo sábado ante el Sporting de Gijón, que derrotó sorprendentemente al FC Barcelona en la otra semifinal.

Sin tiempo para descansar después de eliminar a su filial en los cuartos de final, el conjunto de Manolo Cano se plantaba en las semifinales de la Copa de Campeones ante un CD Tenerife combativo y con un talento increíble en todas sus líneas. Tras un inicio prometedor de los rojiblancos, un error en la entrega de un balón de J.C. estuvo a punto de colarse en la portería de Alex Dos Santos. La presión alta del Tenerife ahogaba por momentos al Atlético, con unos claros problemas en la conexión entre su centro del campo y la delantera impropios en el equipo rojiblanco esta temporada.

Sin embargo, con el paso de los minutos el Atlético fue creciendo, sobre todo cuando los balones pasaban por Óscar y Andy, muy activos durante todo el primer tramo. En la recta final del tiempo el Atleti tuvo varias ocasiones para irse al descanso por delante en el marcador, pero un disparo al larguero de Óscar y otro de Giovanni, tras una acrobacia previa, impidieron a los madrileños irse por delante.

El segundo tiempo comenzó con otra gran ocasión desperdiciada por los rojiblancos, esta vez con una gran estirada de Juan, y con un penalti sobre Giovanni Navarro en el minuto 48. El ariete rojiblanco sería el encargado también de ejecutar el penalti, tras engañar muy bien al guardameta tinerfeño. El 1-0 le sirvió a Manolo Cano para hacer varios ajustes en el equipo, tratando sobre todo de mantener el equilibrio en el centro del campo y la solidez defensiva. De hecho, la entrada de Ferreras y Agüero parecía darle un poco más de oxígeno al equipo en la sala de máquinas.

Pero toda esa mejora se vio contrarrestada por la pasión y el corazón que le puso el CD Tenerife en los últimos minutos de la eliminatoria. Los tinerfeños se volcaron en ataque y apostaron por acabar su participación en la Copa de Campeones muriendo con las botas puestas. Borja Llanera, Fabio, Benítez… fueron muchas las ocasiones que tuvo el Tenerife para igualar el partido. Pero el Atlético supo sufrir. Ese gen competitivo que tiene el equipo de Diego Pablo Simeone se ha trasladado también a la cantera, la cual compite con el mismo ímpetu que el primer equipo.

El pase a la final de la Copa Campeones confirma la gran temporada del Juvenil A del Atlético de Madrid. Campeón de su grupo de División de Honor, los rojiblancos tienen la posibilidad de firmar segundo título de la temporada. Un doblete que solo puede impedir el Sporting de Gijón, el último hueso de roer antes de la gloria.

Foto: clubatleticodemadrid.com