Álvaro y Morante, sin descanso en el Santa Marta

Cargando...

El portero y el central son los únicos jugadores que han participado en todos los minutos de la temporada con el equipo charro. Les siguen de cerca Aitor y Quesada, sustituidos en el tramo final del partido contra el Valladolid

xxxxxxxxxx

Cinco partidos ha disputado el conjunto juvenil del Santa Marta en su regreso a División de Honor. O lo que es lo mismo, más de 450 minutos de juego. En ese tiempo su técnico Sergio Hernández ha utilizado ya a diecinueve jugadores, aunque solo dos de ellos han estado en todo momento dentro del campo. Hablamos del guardameta Álvaro, importante en la consecución de algunos puntos con paradas de mérito, y del central Morante, autor contra el Valladolid del gol que dio la primera victoria del curso a su equipo. Al partido contra el conjunto vallisoletano llegaron también Aitor y Quesada con pleno de minutos dentro del campo, pero ambos fueron sustituidos en el tramo final.

Los tres primeros (Álvaro, Morante y Aitor), ya fueron pieza clave para su técnico al sumar muchos minutos la pasada campaña, en la que consiguieron el ascenso desde Liga Nacional, y como asegura el propio Sergio Hernández “se merecían ese regalo de estar en una categoría que es la mejor de fútbol base a nivel nacional”. Junto a ellos disfrutan de esa experiencia otros dos protagonistas del ascenso como Aarón, que tampoco se ha perdido ningún encuentro esta temporada, y Rubén, lesionado hasta que arranque el nuevo año.

La presencia en División de Honor del juvenil del Santa Marta es importante para un club que cuida con mimo su cantera, y cuya filosofía es que “estos jugadores lleguen al primer equipo”, según Sergio Hernández. Quien ya lo ha conseguido es Morante, que participó en la victoria del cuadro tormesino frente a La Cistérniga solo un día después de estar casi cien minutos en el campo contra el Valladolid.