Jº4 Rayo Vallecano 1-1 Alcorcón

Brindis al fútbol bajo un sol de justicia

Cargando...

Tanto Rayo Vallecano como Alcorcón protagonizaron un partido de poder a poder, donde el resultado era una moneda al aire y los tres puntos podían haberse quedado en casa o viajar a territorio alfarero. Finalmente tablas en el marcador, 1-1, en un encuentro donde no hubo tiempo para el aburrimiento

xxxxxxxxxx

El Pisco

FOTOGRAFÍA || MIGUEL SÁNCHEZ LORENZO

Aunque aún estemos dando la bienvenida al otoño, por Vallecas no hubo ni rastro de él. Como bien dice el tópico, bajo un sol de justicia que azotaba con fuerza a los allí presentes, Rayo Vallecano y Alcorcón se iban a ver las caras con el objetivo de meterse la victoria en el zurrón. Los de Dongil querían pasar página a lo vivido el pasado fin de semana en el Cerro del Espino, mientras los alfareros querían seguir metiéndole puntos al casillero. 

Chumilla muy pronto empezó a alzar el listón del partido, que prometía no dejar indiferente a nadie, con un disparo que se marchó por alto de la meta de Roberto. Los locales querían hacerse con el control del balón, pero enfrente tenían a un rocoso Alcorcón que no dejaba ningún espacio que diese lugar al peligro. Molina seguía poniendo el pie en el acelerador, pero la zaga amarilla lo seguía impidiendo para cantar el primero en Vallecas. Fue entonces, en el minuto 25 de partido, cuando tras un saque de falta, Tiago remata para batir a Miguel. El Alcorcón se había puesto por delante en el marcador, la euforia se desató en la plantilla y en el banquillo, que saltó de alegría tras conseguir abrir la lata.

Los alfareros, lejos de relajarse, lo siguieron intentando, gracias a un eléctrico y veloz César Gómez, pero se topó con Miguel bajo palos para desviar la trayectoria del cuero, que recogió Luigi para continuar con el peligro, pero se marchó fuera. Igor la volvía a tener para el Rayo, que no quería irse al descanso por debajo en el marcador, y lo intentó por activa y pasiva, donde llegaron a sacar hasta cuatro saques de esquina consecutivos antes del pitido que señalase el final del primer acto.

Tras la reanudación los de Dongil salieron con una marcha más, por medio de Aguirre que quería firmar el primero del Rayo. Fue Jorge quien quería continuar con el acoso y derribo sobre la meta del Alcorcón, pero fue entonces cuando apareció uno de los héroes del partido, el candado del Anexo, la seguridad bajo los tres palos. Un sensacional Roberto atajaba todo lo que se encontraba, sirviendo para desesperación del Rayo que no encontraba la manera de doblegar al meta alfarero. Igor y Arratia lo querían seguir intentando pero sin éxito, frente a un Alcorcón muy seguro sobre el terreno de juego, pero con el miedo de que la ligera ventaja en el marcador se convirtiese en tablas. 

Los alfareros lejos de acomodarse, querían amarrar y cerrar el partido por medio de Hijón, que tuvo una clara tras un saque de esquina para poner el segundo. Cuando mejor estaba el Rayo apareció el tridente alfarero, que salió a la carrera con César Gómez, Rabadán y Colastra, pero se volvieron a topar con otro de los héroes del partido, pero esta vez en la meta contraria, Miguel. 

Cuando se entró en la recta final del partido, y apenas quedaban cinco minutos para el noventa, apareció Diego, que solo llevaba 15 minutos sobre el terreno de juego, para hacer volar el cuero y batir a Roberto. Un zapatazo desde fuera del área sirvió para romper la ventaja alfarera, para poner las tablas, y para poner de nuevo la máxima igualdad en el marcador cuando el Alcorcón seguía reaccionando por medio de César, que lo seguía intentando para poner el segundo.

Finalmente reparto de puntos en Vallecas entre dos conjuntos que nunca se rindieron, ni perdieron la fe, y que ofrecieron un brindis al fútbol bajo un sol de justicia. El Alcorcón de Pablo Nozal –hoy ausente por motivos médicos, siendo Miguel Molina quien cogió las riendas del equipo - se lleva un punto frente a un Rayo Vallecano que sigue sumando en casa. Un partido que dejó buenas sensaciones, y que invita al optimismo. El buen futbol está garantizado tanto en Vallecas como en el Anexo de Santo Domingo. 

Ficha del partido:

El Pisco