El Rayo Vallecano, único que depende de sí mismo para ganar la Liga

Camino a la Liga

Cargando...

Tan solo dos partidos le quedan al Rayo Vallecano para mantener el liderato y proclamarse como campeón de la División de Honor. El primero de ellos será este domingo frente al Real Madrid en el Campo Número 4 de la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano

xxxxxxxxxx

En Vallecas se respira mucha ilusión por hacer algo grande, nada más y nada menos tienen en sus manos conseguir el tercer título liguero de la historia. Los chicos de Ángel Dongil son los únicos que dependen de sí mismos para levantar en la última jornada el ansiado trofeo, o incluso antes, si el Atlético de Madrid no puntúa frente al Getafe y el Rayo Vallecano gana al Real Madrid se alzarían con el campeonato este mismo domingo. Trabajo, constancia, sacrificio y esfuerzo son las claves del equipo que ha armado Ángel Dongil la presente campaña para pelear cara a cara frente a Real Madrid y Atlético de Madrid, equipos que divisan desde el retrovisor. Vallecas es un fortín, solo el Getafe sabe lo que es ganar –aunque sufriendo- este año al Rayo Vallecano en su propio terreno. El Leganés consiguió rascar un empate de oficio, a pesar de ir ganando 0-2, los locales nunca perdieron ni la fe ni la garra para voltear el marcador y lograr sacar un punto.   

Regreso de Gómez

Gómez es la velocidad de la banda izquierda. El encargado de pisar el acelerador, de recoger el esférico y de llevarlo con peligro hasta el área contraria. Gómez es el ‘hombre golazos’ del Rayo Vallecano, desde el que se vio en el Anexo de Butarque frente al Leganés, hasta el que sirvió para doblegar al Real Valladolid en casa y dejar los tres puntos en el saco Rayista. Un fuerte esguince en el tobillo en el minuto 8 frente al Leganés le privó pisar los terrenos de juego durante más de un mes. La pasada jornada volvió a reaparecer sobre el Municipal de Casarrubuelos para abrir la veda de la victoria con el primer tanto de la mañana. 

Valli, el cerebro del Rayo

Una lesión de carácter fibrilar le privó a Daniel Vallinot Alonso, más conocido como Valli, estar durante los primeros dos meses sobre los terrenos de juego. Sin entrenar con normalidad junto con el resto de sus compañeros, así comenzó el centrocampista vallecano la temporada, con la mentalidad positiva de ponerse a punto para el mejor tramo de la campaña. Poco a poco el cerebro del Rayo Vallecano fue entrando junto con el resto del equipo, donde reapareció en Ganapanes y ocasionó el penalti que posteriormente marcó Sergio Moreno para darle un punto al Rayo. Valli es una de las piezas fijas de Ángel Dongil, situado en la sala de máquinas, en el motor del centro del campo. La pasada jornada anotó el segundo tanto frente al Atlético Casarrubuelos, pero la mala fortuna volvió a cruzarse de nuevo en su camino, tras sufrir una fractura en el quinto metatarsiano. Valli tenía como uno de los objetivos entrar en Copa del Rey. Ese objetivo ya está cumplido y él ha sido uno de los máximos culpables para que así sea. 

Este domingo los juveniles del Rayo han hecho un llamamiento a la afición Vallecana para acercarse a las 11:00 horas de la mañana al Campo Número 4 de la Ciudad Deportiva, donde más que un partido hay una liga en juego. Sacrificio, lucha, entrega desde el pasado mes de julio. Tan solo restan 180 minutos para volver a hacerlo…volver a ser campeones.