23ª - Atlético de Madrid - Real Valladolid (domingo, 11:00 horas, Cerro del Espino)

Con aroma de partido grande

Atlético de Madrid y Real Valladolid se enfrentan en un partido de altas aspiraciones

Cargando...

Los colchoneros dan carpetazo a una semana intensa ante un conjunto, el blanquivioleta, que pretende seguir aspirando al cuarto puesto y podría ser juez de la liga

xxxxxxxxxx

Atlético de Madrid y Real Valladolid disputan este domingo a partir de las 11:00 horas en El Cerro del Espino uno de esos partidos semejantes a los que copan los sueños de sus jugadores, sin lugar a dudas grande. Lo es por la posición de uno y otro, primero y quinto, respectivamente, pero también por el contexto que les envuelve, dado que los colchoneros cerrarán una semana de tres encuentros ante un rival, el pucelano, que viene de jugar contra el sexto y el cuarto en las dos últimas jornadas.

El duelo, así, será de aspiraciones máximas, y además, televisado, un simulacro más de lo que es la élite que quieren alcanzar. Líderes, los atléticos quieren mantener su estatus y, de paso, el fortín de su campo. Mientras, el anhelo de los blanquivioletas es precisamente derribarlo, vengarse de lo sucedido en la primera vuelta, en la que encajaron su primera y única derrota de locales, demostrar que fuera de su feudo también pueden sacar resultados y proseguir quizá con su escalada clasificatoria. 

El cuadro de Manuel Cano, que consiguió un apurado triunfo el pasado fin de semana contra el Colegios Diocesanos en Ávila, podría llegar con la fatiga propia del viaje a Bosnia, donde ganó en la Youth League al Zeljeznicar gracias a un doblete de un Borja Garcés que debutó la pasada jornada y, sin embargo, podría mantener el peto de titular después del buen rendimiento en la competición europea. El descanso de Andy y Roro en esta, mientrastanto, invita a pensar que volverá a la titularidad, mientras que se aguarda que Mikel Carro se ausente para estar con el filial.

De su equipo B podría tener que tirar una semana más Víctor Fernández si de nuevo tiene ausencias provocadas por el encuentro de su superior, si bien al menos esta vez cuenta con la baza de que ese choque se disputa antes. Con esas incógnitas, al menos momentáneas, mantendrá el mismo espíritu de otras salidas a campos complicados como Vallecas, Getafe o Valdebebas. Los manidos pequeños detalles impidieron que los vallisoletanos sumasen entonces, pero eso no merma sus aspiraciones de hacerlo este domingo. Después de imponerse al Getafe en la fecha anterior el ánimo es total.

Y efectivamente, junto a las ganas de volver a ganar habrá cierto ánimo de revancha, después de que el Atlético de Madrid se llevase los tres puntos en la primera vuelta sin ser superior, o desde luego no tanto como reflejó el cero a dos final. Un error de Javi permitió a Giovanni marcar el primero y, aunque los vallisoletanos acosaron la portería de Álex, no pudieron neutralizar una desventaja que fue mayor con ellos completamente volcados, después de un gol de Salido. Por tanto, es este un aliciente a mayores de los demás que termina de poner el sello de partido grande. Como si no tuviera de por sí suficiente interés uno entre un líder imbatido de local y el quinto clasificado.