KRASNODAR 0 (0)-0 (3) REAL MADRID

Moha saca el billete a los octavos

Cargando...

El guardameta madridista detuvo los tres penaltis que lanzó el Krasnodar en la tanda y brindó el pase a su equipo en un ambiente de Champions League.

xxxxxxxxxx

Nada de Youth League. Hablar del partido que jugaron este miércoles el Krasnodar y el Real Madrid es hablar de la Champions. Por jugadores, por calidad, por la tensión del partido. Pero, sobre todo, por el espectáculo que ofrecieron algunas de las futuras estrellas del continente ante los casi 34.000 espectadores que fueron a apoyar a los jóvenes rusos. Un duelo de altura que no decepcionó..

Para unos chicos tan jóvenes, jugar ante tantos aficionados puede hacerles temblar las piernas. Pero no a los que 22 que se plantaron sobre el césped del Stadium Krasnodar. Ignatyev demostró muy pronto su calidad intentando anotar de chilena cuando el partido estaba todavía empezando. Una jugada que fue respondida rápidamente con la primera oportunidad para el Madrid en un disparo de Óscar desde muy lejos que detuvo Safonov. Para los chicos de Guti fue muy difícil mantener el control del partido ante un equipo tan bien organizado y tan espoleado por su afición, pero aún así tuvo sus oportunidades en la primera parte. Dani Gómez, que estuvo muy participativo en su regreso con el juvenil, tuvo la más clara del partido en un doble remate con pierna derecha que Safonov consiguió repeler las dos veces.

La presión sobre los jugadores se notó especialmente en la zona de tres cuartos. La claridad no fue la habitual de estos chicos y eso influyó negativamente sobre las oportunidades de gol. Justo antes del descanso, los fantasmas se cernieron sobre Moha Ramos. El guardameta interceptó el centro chut de Ignatyev, que le pilló a contrapié y estuvo a punto de introducirlo en su propia portería. Sólo el palo y el posterior despeje de Zabarte impidieron que el Madrid se marchara por debajo en el marcador al término de los primeros 45 minutos.

Moha salva en la segunda parte

La segunda mitad empezó con tensión y agresividad, pero, sobre todo con una figura salvadora: Moha Ramos. El guardameta madridista realizó dos intervenciones de mucho mérito para mantener a su equipo con vida en la eliminatoria; una a Ignatyev, el mejor jugador del Krasnodar, que pudo cambiar el partido.

Pero el descanso le había sentado bien al Madrid. Empezó a dominar el encuentro y a encerrar al Krasnodar en su campo. César Gelabert rozó el gol en un gran remate y la entrada de Miguel Baeza cambió la cara al partido. Nada más entrar, el andaluz asistió a Dani Gómez, quien estuvo a punto de adelantar al Madrid. Y el balón parado se antojó también como un arma fundamental para los blancos. Los centros de Óscar y Gelabert fueron oro para los rematadores, que rozaron el gol ante los errores de Safonov en la salida.

El encuentro, a pesar del sprint final realizado por ambas escuadras, finalizó sin goles y se dirimió desde los once metros, aunque para los futbolistas rusos Moha pareció estar a centímetros. El guardameta blanco se estiró con todo en los tres lanzamientos del Krasnodar para hacer enmudecer al estadio y sacar el billete definitivo a los octavos de final. 

Ficha del partido

Krasnodar: Safonov; Ivashin, Utkin (Tekuchev, min. 83), Golubev, Chernikov, Martynov, Sergeev (Grigoryan, min. 62), Bochko, Borodin, Ignatyev, Suleymanov.

Real Madrid: Moha; Sergio, Adri, Álex, Zabarte; Martín, Óscar, César (Blanco, min.84); Alberto, Augusto (Baeza, min. 60), Dani Gómez.

Goles: 0-1, Martin; 0-1, Ignatyev (para Moha); 0-2, Baeza; 0-2, Suleymanov (para Moha); 0-3, Dani Gómez; 0-3, Grigoryan (para Moha).

Thorvaldur Árnason. Amonestó a: Galván (min. 48), Bochko (min. 49), Goulev (mi. 72).