Héctor es lateral izquierdo en el Getafe CF de la División de Honor Juvenil

Cuando la madurez es tu punto fuerte

Cargando...

Una semana más, seguimos con la ronda de presentaciones en el Getafe CF de División de Honor. Hoy os presento a Héctor, lateral izquierdo del equipo, que destaca por su capacidad de trabajo en equipo y su gran visión de juego. Sueña con dedicarse al fútbol de manera profesional y llegar algun día a la Premier League.

xxxxxxxxxx

Paso por Los Yébenes San Bruno en alevines y estuvo en el Alcorcón en infantil y cadete. Después de eso, Héctor, nuestro protagonista de hoy, fichó por el Getafe CF en su primer año como juvenil. Es lateral izquierdo en el equipo azulón de la División de Honor juvenil, donde ha aprendido a competir.

Con una madurez poco dada en gente de su edad, Héctor es consciente de lo importante que es tratar de asegurarse una formación profesional ajena al fútbol, porque nunca se sabe lo que puede pasar con este deporte. Actualmente estudia Administración y Dirección de Empresas, pero sueña con hacer Periodismo y llegar a especializarse en el ámbito deportivo.

Todo buen futbolista debe tener una mentalidad bien asentada, sobre todo en el aspecto competitivo, y contar con unos buenos hábitos de vida, vigilar la alimentación y cuidarse a sí mismos.

El fútbol es capaz de enseñarte muchas cosas y, a la vez, de quitártelo todo. Puede cambiar tu estado de ánimo en tan sólo unos pocos segundos. Tal y como le ocurre a Héctor, si no trabajas, si no eres constante, si no perseveras, no tienes que hacer nada en el deporte rey, donde sólo triunfan los que de verdad se lo toman enserio. El fútbol ha enseñado a nuestro lateral izquierdo a ser lo que es hoy en día, a competir, a trabajar en equipo, a no darse nunca por vencido y a defender a los suyos hasta el final.

Cualquier persona que le conozca sabe que tiene como referentes a jugadores como Jordi Alba, Carvajal o Kyle Walker, pero que se fija en todos los laterales izquierdos para seguir aprendiendo cada día. Sueña con trabajar algún día con Jürgen Klopp, por su fútbol ofensivo y el ataque extraordinario a los espacios que deja el rival, así como por entrenar equipos duros y bien ordenados tácticamente.

Solidario, trabajador y extremadamente competitivo dentro del campo, Héctor es un jugador con una gran capacidad de interpretación del juego. Fuera del campo, detesta estar desocupado, trata de buscar siempre el lado alegre de la vida y evita cualquier asunto que le lleve a algo negativo.

Todos los jugadores sueñan con personas a las que dedicar sus próximos goles. Y en ese aspecto, Héctor lo tiene muy claro. Sin duda alguna, su siguiente gol irá dedicado a su primo pequeño.

Antes de que den comienzo los 90 minutos de cada fin de semana, trata de visualizar lo que va a suceder en el partido y se concentra antes de saltar al terreno de juego, donde entra siempre el penúltimo, siempre por delante de Segura, que cierra siempre la fila del equipo azulón.

Están en una categoría donde ganar es muy complicado, por lo que su objetivo más inmediato es conseguir la victoria cada fin de semana. El Getafe ha mostrado unos avances enormes después del parón navideño, están mejorando mucho y no cabe duda de que los mejores momentos están aún por llegar, después de la mezcla de emociones y las experiencias vividas en la primera parte de la temporada.

Héctor recuerda con gran emoción el día que recibió la llamada de teléfono donde le comunicaron que fichaba por el Getafe CF, en su primer año como juvenil. Para nuestro lateral izquierdo es todo un privilegio jugar en una entidad que cuenta con un equipo en Primera División. Es un orgullo para él defender la camiseta del Getafe cada fin de semana.

Crecerá profesionalmente en el equipo azulón pero, a largo plazo y al igual que varios de sus compañeros, sueña con que estar En el Getafe le abra las puertas a su sueño, llegar a la Premier League por la vocación ofensiva y la verticalidad de su juego.

Forma parte de un vestuario extremadamente unido, donde el ambiente es muy especial. Y eso se nota en el juego sobre el campo. Todos son compañeros, pero también amigos.

Al frente de ese vestuario, Iván Ruiz, técnico exigente donde los haya que, en ocasiones, lleva a sus jugadores al límite. Pero, para Héctor, esa es la verdadera manera de aprender y seguir creciendo profesionalmente. Es un entrenador honesto, que va de frente y que sabe transmitir y llegar a sus futbolistas con mucha facilidad. Transmite a sus jugadores lo que tienen que hacer, sin ningún tipo de adornos, y ellos saben lo que quiere de cada uno de ellos y del equipo.

Si algún día recibiera una llamada de teléfono para jugar con el filial, estoy segura de que para él sería un honor, ya que es un equipo con las ideas muy claras y con muy buenos jugadores. De hecho, entrenó y jugó con ellos durante toda la pretemporada.

A