Núñez es mediocentro en el juvenil A del Getafe

De Getafe a la élite del fútbol, con escala en Perú

Cargando...

De pequeño le pedía a su padre que le comprara periódicos deportivos para ver en fotos a sus ídolos del fútbol. Hace doce años empezó a jugar en el Getafe CF. Y hoy, el sueño de Núñez es llegar a ser futbolista profesional. 

xxxxxxxxxx

Doce eran los dioses olímpicos. Doce fueron los trabajos encargados al mítico Hércules como parte de su penitencia. Doce han sido los astronautas que, hasta ahora, han llegado a la Luna. Y doce son los años que el protagonista del perfil de esta semana lleva en el Getafe CF. Hoy, desde Pobla FM, conocemos a Núñez.

En el club azulón comenzó a jugar cuando tenía sólo cinco años. Desde pequeño supo que lo suyo era el deporte rey, cuando siempre tenía un balón entre sus pies. Prueba de ello es cuando, con cuatro años, le inscribieron en judo, pero se aburría. Sus padres le apuntaron a fútbol, y lleva en la Ciudad Deportiva de Getafe desde entonces. Apasionado del fútbol desde que apenas levantaba tres palmos del suelo, le pedía a su padre que le comprara periódicos deportivos para poder ver las fotos de sus jugadores favoritos.

Intenso y muy trabajador, algún día será Policía o Guardia Civil. Sabe lo importante que es para un futbolista tener los pies en el suelo y ser consciente de que no siempre vas a estar en la cima y que un día las cosas se pueden torcer. En el fútbol hay que ser siempre consciente de la humildad y el respeto que exige este deporte. Hay que hacer enormes sacrificios y, sobre todo, ser muy buen compañero.

Tanto Núñez como el resto de sus compañeros son conscientes de que todo buen futbolista debe poner mucha intensidad y toneladas de esfuerzo en su trabajo diario ya que, de lo contrario, es difícil que lleguen a dedicarse a este deporte de forma profesional.

Forma parte de un vestuario donde, siempre que el trabajo y el calendario lo permiten, reinan las risas y el buen ambiente. Al frente de este grupo de chavales donde todos se llevan genial está Gary, al que tienen en una alta estima, ya que el año pasado consiguieron juntos la salvación en Liga Nacional. El colofón llegó en Valdebebas, frente al Real Madrid liderado por Raúl González, después de una temporada en la que las cosas no habían salido como esperaban. Además de la disciplina, el técnico azulón tiene un carisma especial. El trabajo junto a los chicos es increíble, y son todos una piña.

Ronaldo siempre entraba al campo con el pie derecho. Pepe Reina siempre aparca en el mismo sitio antes de cada partido. Casillas recortaba cada una de sus camisetas. Cristiano y Messi siempre saltan los últimos al terreno de juego. Núñez no iba a ser menos en esto de las manías, teniendo en cuenta que hasta los campeones del mundo tienen algún que otro ritual previo al partido. El mediocentro azulón siempre da dos saltitos con el pie derecho, toca el suelo y se santigua a la hora de entrar al campo.

El objetivo de este curso, para Núñez y el resto de la plantilla azulona, es quedar lo más arriba posible en la clasificación, pero manteniendo siempre los pies en el suelo. Muchos años de esfuerzo y sacrificio para llegar hasta aquí. Atrás quedan grandes anécdotas y recuerdos que quedarán siempre en su memoria. Como el viaje a Perú, en su época de alevín, donde disputó un torneo con varias canteras. Fue una experiencia inolvidable.

Y de Perú a la élite del fútbol profesional. Ese es el sueño de Núñez, llegar a ser futbolista profesional, dedicarse en cuerpo y alma al ‘deporte rey’ y poder llegar a vivir de ello. Y va por el mejor de los caminos. No tengo la menor duda de que con el esfuerzo y el trabajo que le caracterizan lo logrará.