Alfonso es mediocentro en el Juvenil A del Getafe CF en DH5

Del CD Lugo al Getafe CF, con el sueño de llegar a la Selección

Cargando...

Alfonso comenzó su carrera deportiva en el CD Lugo. Admira a Modric, le gustaría trabajar con Bordalás y sueña con llegar a la Selección. Si queréis saber más sobre el mediocentro azulón, no dejéis de leer este perfil. 

xxxxxxxxxx

Procedente de su Coruña natal, Alfonso empezó a jugar al fútbol de manera profesional en el CD Lugo y en el Santiago CF. Comenzó en el deporte rey con cuatro años en el equipo de fútbol sala del colegio y, desde ese momento, supo que era a lo que quería dedicarse en un futuro.

Dentro del terreno de juego, podemos ver a un mediocentro muy trabajador, al que le gusta el buen trato del balón y detesta perder. De la misma manera, fuera del terreno de juego, Alfonso es una persona responsable y familiar.

No se imagina una vida sin el fútbol pero, si no pudiese dedicarse a ello de manera profesional, le gustaría estudiar Derecho para seguir vinculado de alguna manera al mundo del fútbol. 

Durante el tiempo que no está entrenando, va al gimnasio y también asiste a clases particulares. En su tiempo libre le gusta quedar con sus amigos de Madrid, hablar con su novia y con sus amigos de fuera.

Alfonso ha aprendido del fútbol a no rendirse nunca, aunque estés atravsando una situación complicada. Con esfuerzo, lucha y mucha constancia puedes cumplir tus sueños. Una de las cualidades más importantes que debe tener todo buen futbolista es tener mucha disciplina y la cabeza muy asentada. 

De pequeño admiraba a Xavi y a Zidane aunque, a día de hoy, se fija más en Modric y en Arthur. Alfonso sueña con poder jugar en cualquier equipo que le de la confianza para dar el salto al fútbol de primer nivel, aunque le gustaría quedarse en el Getafe CF y trabajar a las órdenes de Bordalás, aunque también sigue a Guardiola y Pochettino

Para Alfonso es un orgullo formar parte del equipo azulón, ya que tiene ante él una oportunidad brillante de formarse en una plataforma futbolística casi inmejorable para continuar creciendo como futbolista.

Forma parte de un vestuario en el que el ambiente no puede ser mejor. Las risas y el buen humor son los protagonistas de cada sesión de entrenamiento, además del hambre y las ganas por seguir mejorando cada día.

Al frente del banquillo del Getafe CF está Momo. Ha sido el entrenador ideal para resurgir al quipo y ayudar a Alfonso a recuperar la confianza que anteriormente no depositaban en él. El que fuera entrenador del Trival Valderas ha sido fundamental para que el equipo estuviera enchufado en la competición, poniendo en el campo al que realmente se lo ganaba durante la semana en los entrenamientos. 

Pertenecer a un vestuario tan unido hace que existan un montón de anécdotas memorables. Las que Alfonso más recuerda son las novatadas de la pretemporada, con las que los compañeros que ya estaban en el equipo hicieron cantar y bailar a los nuevos integrantes delante de todo el mundo. 

Alfonso es un jugador de esos que, si no sigue una serie de rituales, no empiezan el partido al 100%. Siempre se pone primero la bota izquierda, entra al campo arrastrando los pies y pisa primero el césped con el pie izquierdo, para poder escuchar el pitido inicial con la mayor concentración posible. 

El objetivo de cara a la última jornada es certificar la permanencia en la categoría para a próxima temporada. A Alfonso le gustaría quedarse en el filial y seguir formando parte del Getafe CF. 

El mejor recuerdo del mediocentro azulón en el mundo del fútbol fue su debut en División de Honor con el CD Lugo cuando todavía era cadete. Aunque el verdadero sueño de Alfonso es poder llegar a vestir la camiseta de la Selección Española de fútbol.