8ªJ. Aravaca C.F. 2-1 CD Diocesano

El Aravaca regresa a la senda de la victoria en el minuto 90

Cargando...

El conjunto madrileño se llevó a casa los tres puntos, algo que no conseguía desde la tercera jornada. El CD Diocesano tuvo el control del partido durante 20 minutos, pero se vio superado por un Aravaca más intenso y que tuvo más posesión de balón durante todo el partido. 

 

xxxxxxxxxx

Santamago 1200 200

El conjunto arlequinado, el Aravaca, y el Diocesano, que vestía de rojo, se enfrentaron en un partido de equipos muy equilibrados. Un equilibrio tanto a nivel futbolístico como de situación en la clasificación. Los locales venían de empatar en casa del colista del grupo, el Fútbol Peña, mientras que los visitantes ganaron en su anterior partido al Leganés 3-1. Este encuentro entre equipos de mitad de tabla se lo llevaron los madrileños por méritos propios, puesto que fueron los que llevaron el ritmo del partido y los que más se acercaron al área rival. 


En los primeros instantes del partido, las ocasiones fueron escasas y los balones aéreos muy abundantes. Las posesiones duraban muy poco a ambos equipos, que apostaron por un fútbol directo y por enviar balones largos a sus jugadores más adelantados. En el minuto 5 llegó el primer acercamiento del Aravaca a la portería del Diocesano con un centro lateral desde la banda derecha. Ningún jugador lo remató y el balón se paseó por el área. Park, dorsal 11 del eqiupo local, fue el jugador con más presencia ofensiva desde el principio. Alternó su juego por banda izquierda con cambios de posición hacia el centro del ataque, siendo un dolor de cabeza para la defensa cacereña. Gracias a él, su equipo tuvo más control de balón que el rival, que esperaba atrás. En el minuto 18, el delantero del Diocesano Javi disparó desde fuera del área en la primera ocasión de gol para su equipo. Dos minutos más tarde, los locales inauguraron el marcador.  


Manu, defensa del equipo visitante, llegó tarde a una disputa de balón e hizo una falta dura. El número 6 del Aravaca, Javi, tiró la falta, que golpeó en la barrera y mandó el balón al área pequeña. Ahí apareció la cabeza del mediocentro David para poner el 1-0. Tras el gol en contra, los visitantes se reactivaron y se metieron más en el partido. 


El Diocesano decidió adelantar las líneas, quitarle el balón a su rival y atacar más. Los balones en profundidad a su delantero fueron su recurso más repetido para intentar marcar. De hecho, fueron los visitantes los que acabaron mejor la primera parte. Tuvieron un córner a favor en el minuto 36 que no desaprovecharon, puesto que Ángel lo remató para empatar el partido. Desde entonces, su dominio se hizo más evidente y contaron con un par de oportunidades para irse al descanso por delante. 


La segunda parte comenzó sin sustituciones y con un modo de juego similar al del inicio del primer tiempo: equilibrio, muchos balones disputados por alto y ninguna ocasión de gol concreta. En el minuto 52, el Aravaca tuvo una ocasión bastante clara que rechazó la defensa cacereña. Los locales lo intentaron con un centro desde la banda derecha -algo bastante habitual, ya que desplegaron todo su potencial ofensivo por los costados-; el Diocesano despejó el balón y evitó una oportunidad manifiesta de gol. 


El dominio local regresó a partir del minuto 60, gracias en parte a la entrada en el campo de Aarón. Los madrileños gozaron de tres acercamientos muy peligrosos en apenas cuatro minutos. Esto daba a entender que los locales iban a volcarse en ataque para conseguir los tres ansiados puntos. Los cambios revolucionaron el partido y le aportaron frescura. Según pasaban los minutos, la tensión y los piques aumentaban, el Aravaca iba con más ímpetu hacia la victoria y el Diocesano esperaba atrás. El protagonismo en ataque de los visitantes lo llevaba Pablo, el número 14. Con su velocidad y su facilidad para el recorte, puso en jaque al conjunto dirigido por Óscar Martos. En el minuto 70, el propio Pablo tuvo un mano a mano frente a Álvaro, que el portero paró para mantener el empate. 


Cuatro minutos después, Aarón golpeó el balón desde fuera del área, el portero del Diocesano no lo atrapó y Marc estuvo a punto de volver a poner por encima a su equipo. En el último cuarto de hora, ambos conjuntos tuvieron oportunidades para llevarse el partido, pese a que era el Aravaca el que tenía el balón durante más tiempo. Con los nervios de las dos aficiones a flor de piel, llegaron los últimos cinco y decisivos minutos. El CD Diocesano tuvo en las botas de Pablo el gol de la victoria, pero la defensa rival lo evitó hasta en tres ocasiones (minutos 85, 86 y 88). Cuando parecía que todo iba a acabar en tablas, los arlequinados recibieron una falta lateral muy prometedora. Era el minuto 89 de partido y Bello, el dorsal 14 local, remataba a gol la falta botada por uno de sus compañeros. El Antonio Sanfiz lo gritó y celebró, aunque aún no estaba todo el trabajo hecho. 

Los visitantes tuvieron la última del partido en el descuento, una falta al borde del área que se antojaba peligrosa. Se hizo el silencio en el estadio, pero la barrera evitó el gol y el árbitro finalizó el encuentro. Eufórico y con los tres puntos en el bolsillo, el Aravaca vuelve al camino de la victoria y se coloca en sexta posición con 13 puntos. Pese a la derrota, el CD Diocesano continúa en la parte media de la clasificación, con 11 puntos y todavía alejado de los puestos de descenso.

Ficha del partido 

Aravaca C.F.: Álvaro, Raúl (67’ Carlos), Dani, Fernando, Sobri, Javi, Barroso, David, Fer (80’ Bello), Miguel (63’ Marc) y Park (53’ Aarón). 
CD Diocesano: Gonzalo, Daniel, Joserra, Juaco, Manu, Álex (64’ Pablo), Javi  (77’ Yoky), Ángel, Iván (88’ Rubio), Jesús y Mancha.
Goles: 1-0 David  20’ / 1-1 Ángel  36’ / 2-1 Bello 89’
Árbitro: El árbitro Luis Alonso Campos del Colegio Madrileño  amonestó a Miguel, Dani, Marc y a Sobri por parte del Aravaca C.F. y amonestó a Manu, Álex y a Juaco por parte del CD Diocesano. 
Estadio: Antonio Sanfiz, Aravaca.