Jª 11 – ATLÉTICO DE MADRID 9-1 UNIÓN ADARVE

El Atleti consigue la mayor goleada de la temporada

Cargando...

Nueve tantos de los rojiblancos y con solo un goleador que repitió. O lo que es lo mismo, hasta ocho goleadores diferentes materializaron sus oportunidades. El Atlético fue una autentica apisonadora

xxxxxxxxxx

Hay muchas veces que una crónica resulta algo difícil de escribir cuando los marcadores son cortos y no hay muchas ocasiones que contar. En este caso, no será complicada realizar por esta falta de goles. Precisamente no. Lo será por contar todos los goles correctamente, intentando ser lo más justo con el vencedor y no queriendo hacer más dura la derrota al perdedor.

Arrancó el partido con un Atlético que no dio opción al Adarve. En el minuto 5 cayó el primero. Carlos aprovechó un mal despeje de Mario, quien dejó el balón muerto en el área. Dos minutos después, el capitán, Alberto Moreno, remataba libre de marca desde el borde del área chica un centro lateral. Miguel Prieto consiguió repeler el primer remate pero no el segundo del mismo jugador. Y en el minuto 13, una jugada entre Iker que se la cede a Carlos, Carlos a Héctor, y Héctor que la finaliza finiquita el partido en el minuto 13.

Seguían las ocasiones para los rojiblancos gracias a intentos de Rojas y de Carlos. Sobre todo del primero, que tuvo una muy clara delante de Miguel que envió a las nubes. Pero se resarció en el 22’, con un misil cruzado ante el que nada pudo hacer el meta de los lobos. Antes de esto, el lateral diestro rojiblanco, David, fue sustituido por Ibrahima por lesión. Dio igual. El propio Ibrahima cogería el balón el línea de tres cuartos y, como si fuera el pasillo de su casa, se internó hasta el área, desde donde enviaría el balón a las mallas.

El triple cambio introducido por Bardera en el 31’ pareció funcionar algo. En ese mismo minuto, David mandaría al palo su chut tras robar el balón en la salida de balón atlética. Por su parte, Héctor pudo hacer su doblete si su disparo hubiera cogido más rosca y menor altura.

En el 40 llegaría el gol del Adarve. De nuevo, un pase horizontal en la defensa fue robado por Pereira, quien le cedió el balón a Jorge para que batiera a Iturbe. Al descanso se llegaría con 5-1.

Iker Liaño (Unión Adarve) e Iker Bachiller (Atlético de Madrid)

Se mantuvo ese mismo resultado durante los primeros quince minutos de segundo tiempo. En el 61’, Serrano empalaría un balón dentro del área que se había quedado muerto tras saltar este con un defensor visitante. Poco después, Miguel P. evitó un gol de Abraham con una gran parada y, más tarde, a Rojas. 

Y parecía que había muerto esa intensidad cuando, del 75 al 79, cayeron el resto de goles rojiblancos. Ostos cabecearía libre de marca para hacer el séptimo, Perea haría el octavo tras recortar al arquero y Rojas cerraría la cuenta con su doblete gracias a un contraataque.

No hay mucho más que decir. Qué se va a contar cuando un equipo vence con tanta superioridad, solvencia, supremacía, efectividad, profesionalidad… Goles y más goles. 

El Atlético de Madrid echará de menos esos dos puntos que les robó este mismo equipo en la jornada 2 de liga, lo que hubiera supuesto apretar la primera posición. Mientras, el Unión Adarve también echará de menos alguno de los puntos no conseguidos ante rivales directos que les hubiera garantizado la permanencia un año más.

Los Yébenes San Bruno serán quienes reciban a los rojiblancos la última jornada. El Adarve jugará no muy lejos de donde ha disputado hoy el partido. Competirá ante el Rayo Majadahonda en La Oliva. Y lo hará con solo una frase en la cabeza: “Si gano, soy de División de Honor”.

Ficha técnica