Jª 1: Atlético de Pinto 2-1 AD Alcorcón

El Atlético de Pinto sueña en División de Honor

El equipo visitante fue de más a menos, y acabó desapareciendo ante un Pinto superior físicamente

Cargando...

Los de David Samaniego demuestran que tienen nivel para competir en esta categoría, firmando una meritoria remontada ante su afición

xxxxxxxxxx

Por fin volvíamos al Amelia del Castillo, tras más de 7 meses de parón a causa de la pandemia. Con aforo limitado, guardando las distancias y con la mascarilla bien colocada, se sentían las ganas de fútbol entre las más de 100 personas que se congregaron para ver, una vez más, a su equipo competir junto a los más grandes. Como bien decía el speaker, la temperatura era perfecta para jugar al fútbol, y ambos equipos tenían ganas de demostrar que este va a ser su año. El encuentro comenzó puntual, y la primera media hora fue un ida y vuelta constante, muy entretenida para el espectador neutral, sin que ningún conjunto lograra hacer suyo el partido.

 

Tuvo dos ocasiones el Pinto de adelantarse en este periodo, con un gran disparo de Antonio a la escuadra que despejó Cubillo de forma espectacular, y un fuera de juego que evitó que Aguilar tuviera un mano a mano frente a este. La afición, tras ver lo cerca que estaban, se volcó, ovacionando a los locales cada vez que se aproximaban al área rival. El Pinto soñaba, pero el Alcorcón demostraba.

 

Con el Atlético volcado, Óscar encontró un hueco a la espalda de la defensa, y salió en carrera, con un tres para dos a su favor en el campo rival. Tras pisar el área, Beltrán era el único rival que le separaba del meta contrario, y le desbordó con su pierna izquierda, demostrando la calidad por la que cubre la banda derecha alfarera. Buscando el balón, el central pinteño derribó al 7 visitante, forzando un penalti claro. Ricardo no dudó y convirtió la pena máxima golpeando centrado y por alto. El Pinto, como dije antes, puso las ganas, con constantes balones largos a Costa, que protagonizó una pelea constante con Laurentiu, pero el Alcorcón puso los argumentos.

 

Este gol enfrió el partido, tranquilizando a los alfareros y decepcionando a un club que se veía, de nuevo, superado en ambas áreas aun compitiendo dignamente, tal y como les sucedió la temporada pasada. Pero las segundas oportunidades no se desaprovechan, y el Pinto está dispuesto a aprovechar esta que se le ha otorgado.

 

Salieron los de David Samaniego mordiendo, con una presión asfixiante que impidió al Alcorcón encontrar la espalda de Beltrán de nuevo. Un enorme Keita lograba una y otra vez recibir entre líneas, retrocediendo algo más su posición que en la primera parte, sin que el Alcorcón pudiera frenarle a él ni a los constantes desmarques que Antonio lanzaba. Apenas cinco minutos tras la reanudación, Keita y Antonio protagonizaron el primer aviso de lo que sería la segunda mitad, un gran balón del primero colocó a Antonio en posición de fusilar al meta alfarero, pero su volea fue demasiado centrada. Se sucedían los balones largos, y en uno de ellos estuvo a punto de quedarse con uno menos el Alcorcón, pues su portero evitó que la pelota le superara fuera del área con la mano, pero la posición adelantada de Costa anuló la jugada.

 

Fue entonces cuando, el enésimo pase de Keita a la espalda de los centrales lo cazó Antonio, y esta vez su volea sí fue dentro, desatando la euforia de los aficionados pinteños. Con los visitantes desaparecidos del campo, soñaban los rojillos, que demostraron su buena forma física, yendo de menos a más los 90 minutos, y no dejando de presionar ni un minuto. Keita estuvo a punto de vestirse de héroe, pero tras recortar al portero cayó en el área, y fue amonestado por simulación.

 

Tras desinflarse físicamente durante cinco minutos, los cambios en el centro del campo oxigenaron al equipo, que siguió empujando, mientras los visitantes buscaban aguantar el resultado y cazar alguna contra, que no llegaba. La tensión se respiraba en el ambiente, y Cubillo, sin duda el mejor jugador del Alcorcón, mantenía a los suyos con vida. Pero poco pudo hacer cuando, a la salida de un córner, quedó muerto el balón en el área pequeña, y Beltrán fusiló la red a bocajarro. El Amelia del Castillo vibraba con los suyos.

 

Con el Alcorcón noqueado, los tres puntos se quedaron en Pinto, y el sueño se materializa, con solo una jornada disputada, este equipo no tiene techo.

Ficha técnica