Hugo Torres es el capitán del juvenil A del Getafe CF

El capitán al mando de la nave

Cargando...

Empezó en el ED Moratalaz con tres años. De ahí cogió un vuelo directo a la Ciudad Deportiva de Getafe, donde esta temporada cierra su etapa juvenil como capitán del Getafe CF en DH5. El último perfil azulón de la temporada no podía ser otro que el del general al mando del ejército, Hugo Torres. 

xxxxxxxxxx

Alguien me explicó una vez lo importante que es un capitán en un equipo de fútbol. Corrían tiempos en los que Sanchís estaba al mando del vestuario del Real Madrid CF. Fue la década en la que el otro grande de la capital, el Atlético de Madrid, ganó el famoso doblete.

Puestos a traérnoslo a la mejor categoría del fútbol base, he decidido cerrar mi ciclo de perfiles en el Getafe CF con el comandante al mando de la nave azulona. Hoy, dese casa y con Pobla FM, os presento a Hugo Torres, capitán del juvenil A del Getafe CF.

Torres, como le conocen todos en el vestuario, llego a la Ciudad Deportiva de Getafe con 13 años, procedente del ED Moratalaz. En el equipo de su barrio empezó con tan sólo tres años, aunque realmente nació con un balón entre los pies. El fútbol siempre ha sido su gran pasión.

Serio y competitivo como el que más dentro del terreno de juego; cuesta identificar al Torres de dentro del campo con el Hugo que siempre tiene una sonrisa en la cara y que transmite felicidad rodeado de sus amigos. Dos personalidades bien diferentes pero que, juntas, hacen un enorme futbolista.

No es fácil ser capitán de un equipo de fútbol. Mucho menos de un equipo que milita en el grupo V de la División de Honor Juvenil. Y si a eso le sumas que perteneces a la cantera de un club cuyo primer equipo está en Primera División, la responsabilidad y la exigencia que tienes es mucho mayor.

Ser un buen capitán implica ser el líder del equipo, la voz del vestuario ante situaciones de conflicto. Hay que saber levantar a tus compañeros en los peores momentos y mantenerles arriba en los mejores. Pero lo más importante para jugadores con un rol como el de Torres es dar la cara por tu equipo ante cualquier situación.

No se dónde te llevará tu camino por el mundo del fútbol. Pero de lo que sí estoy segura es que todos esos jugadores a los que admiras y en los que te fijas para superarte cada día te hicieron llegar en la mejor de las situaciones al tramo final de la temporada pasada. Capitán del juvenil B del Getafe CF, comandaste un ejército de luchadores que libraron (y vencieron) su batalla final en Valdebebas frente al Real Madrid CF de Raúl González, consiguiendo la salvación en LN12. Ay, si os lo llegan a decir 8 jornadas antes. ¿Alguien lo hubiera imaginado? A mi todavía se me eriza la piel recordando esos 90 minutos.

Cuando decides dedicar tu vida a un deporte que exige tanto, un deporte que tan pronto te lo da todo, como otro día te hace estar abajo, te das cuenta de que lo más importante es trabajar a diario, tener mucha constancia y sacrificio, para alcanzar todas tus metas. También te hace volverte un poco ‘tuyo’ a la hora de saltar al campo y tener alguna que otra manía o ritual. Y más todavía un capitán. Sergio Ramos siempre es el encargado de poner la música en el vestuario blanco. Koke salta al césped siempre con el pie derecho antes de defender la camiseta rojiblanca. Y Torres, aunque aún no comparte categoría con estos dos grandes, no iba a ser menos en esto de los rituales. Al igual que el capitán del Atlético de Madrid, siempre entra al campo con el pie derecho y, a la hora de calentar, no le verás nunca en otro sitio que no sea en el último lugar de la fila de la derecha.

A todos los que os hemos visto durante toda la temporada nos hubiera gustado veros terminar el curso de la mejor manera posible, compitiendo al máximo y dándolo todo por alcanzar los puestos más altos de la tabla clasificatoria.

Lleváis, con esta, tres temporadas a las órdenes de Gary, y el resto de su cuerpo técnico. Con ellos habéis aprendido a luchar y a competir como nadie. Tú, en concreto, has crecido mucho, y gran parte de esa culpa es de Toni.

No se qué te deparará el fútbol la próxima temporada, porque eres de esos que piensan que si cuenta sus sueños no se cumplen. Sí que estoy segura de que vas a seguir creciendo y mejorando con cada paso que des en este camino.

Capi, contigo cierro un ciclo en una ciudad deportiva en la que me habéis tratado a las mil maravillas. Sólo espero que sigas luchando por tus sueños, y llegues tan lejos en el fútbol como te propongas. Lo vas a conseguir.