Jª 12. Real Madrid 4 - 0 Rayo Vallecano

El Madrid golea a un Rayo con poca chispa

Cargando...

El conjunto merengue golea al Rayo Vallecano, los blancos tuvieron el control absoluto del partido y se lucieron ante una franja que no fue capaz de revertir la situación y seguirá una semana más en la parte media baja de la tabla, en cambio los de Poyatos continuarán siendo líderes.

xxxxxxxxxx

Comité de Árbitros de Madrid

Daba comienzo la jornada número doce en el campo número siete de la Ciudad Real Madrid. Ante el frío de la capital arrancaba el derbi, el Rayo Vallecano visitaba a los merengues.

Con el balón ya en juego se desprendía el estilo propio y común de los blancos, las posesiones largas, buscando sin precipitación, las ocasiones de gol, en cada pase los de Poyatos avanzaban al área rival. El conjunto de Mista probaba buscar peligro con los contragolpes, realizando pases a la espalda de una atenta defensa madridista.

La ocasión más clara para los locales tendría lugar en el minuto once, Miguel Gutiérrez disparó desde el vértice del área grande, mandó el balón al palo largo y apareció la increíble mano de José Tomás, evitando que los blancos tomasen la ventaja. 

Llegaba el gol del conjunto que más lo estaba intentando, el Madrid, que tras un barullo en el área llegaba el golpeo desde la frontal de Álvaro, que se transformaba en un pase a Vassi que disparó y se zafó con José Tomás en primera instancia, pero el rechace le cayó de nuevo al nueve y anotó el primer tanto del encuentro.

Los blancos seguían dominando tras el gol, encadenaban buenas jugadas combinativas y la franja no les presionaba, excepto cuando entraban en acción los atacantes merengues. Destacaba Miguel Gutiérrez en la salida de balón, realizando exitosas florituras.

Volvían a marcar los blancos, un pase espectacular entre líneas de Álvaro Martín dejaba sólo a Esteban Aparicio que definía con un tiro colocado, directo al fondo de la red.

Se concurrían las ocasiones de los merengues, los vallecanos se habían quedado noqueados tras el segundo gol, llegaba el tiempo de descanso en el campo siete.

 

Regresaba el juego y el guion también, los merengues movían el balón buscando la creación de peligro a través, especialmente, de las bandas. Mista realizaba dos cambios para transformar a su equipo e intentar remontar.

Anotaba el tercero Álvaro Martín a los tres minutos de juego con un golpeo excelente desde la frontal, directo a la cepa del poste y al fondo de la red, imposible para José Tomás.

El Rayo intentaba levantarse de la lona y pretendía jugar y realizar posesiones más largas, pero le duraba poco el esférico, los blancos realizaban una presión en bloque alto.

Esteban Aparicio centraba un balón raso directo al pie de un Vassi que anotaría el cuarto del partido, el segundo en su cuenta particular.

La intensidad tan alta en la presión que emprendían los blancos evitaba cualquier tipo de creación o elaboración de jugadas del Rayo, los de Mista se mostraban incapaces de mostrar su buena imagen, el Madrid les arrollaba en todas las facetas del juego.

El partido entraba en el tramo final, los jugadores de la franja comenzaban a notar la pesadez en las piernas, tirones y gemelos subidos fue la sintonía de estos últimos minutos. El Madrid, conocedor del cansancio de los jugadores visitantes, optó por mover aún más rápidamente el balón de un lugar a otro, provocando así que los rayistas tuvieran que bascular con mayor velocidad.

Finalizaba el partido con una gran ocasión de Franco, el Madrid abusaba de la debilidad defensiva de un Rayo agotado en las últimas jugadas, el colegiado señalaba el final del encuentro con el cuatro a cero definitivo.

Ficha técnica